Internacional

El G7 amenaza con sancionar a los países que presten apoyo material para la "guerra ilegal" de Rusia

Borrell ha insistido en acelerar el envío de armas a Ucrania y aumentar la capacidad de la industria de defensa europea

El Alto Representante de la UE, Josep Borrell. / JULIEN WARNAND EFE

Madrid

El Grupo de los Siete (G7) ha advertido que impondrá sanciones contra aquellos países que presten apoyo militar a Rusia en el conflicto con Ucrania, en una declaración conjunta de los ministros de Asuntos Exteriores en la Conferencia de Seguridad de Múnich celebrada este fin de semana. Los Ministros de Relaciones Exteriores del G7 de Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, el Reino Unido, los Estados Unidos y el Alto Representante de la Unión Europea se han reunido por primera vez bajo la presidencia japonesa en 2023 y han recalcado su apoyo a Ucrania.

Más información

"Los miembros del G7 defienden su compromiso de mantener e intensificar las sanciones a Rusia para limitar su esfuerzo bélico y a los Estados que presten apoyo material a la guerra ilegal de Rusia contra Ucrania", ha puntualizado el comunicado conjunto. De este modo, el G7 ha instado a las "terceras partes" a dejar de "prestar asistencia al ejército ruso y a sus fuerzas afiliadas, o se enfrentarían a graves costes".

La reunión, que ha contado también con la participación del ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, ha condenado los ataques rusos contra civiles y las infraestructuras energéticas del país, y afirma que "no debe haber impunidad en los crímenes de guerra". Además, los miembros del G7 han reafirmado su posición de continuar con el apoyo a Ucrania, "incluso brindado asistencia militar y de defensa", ha recogido el comunicado.

Respecto al peligro de una catástrofe nuclear, los miembros del G7 han alertado que, tras no haberse utilizado ninguna arma nuclear durante 77 años, "la retórica nuclear irresponsable de Rusia es inaceptable". En este contexto, el G7 ha denunciado también la incautación y militarización de la planta de energía nuclear de Zaporiyia por parte de Moscú y han pedido la retirada inmediata de las fuerzas y el personal ruso.

Borrell pide acelerar el apoyo militar a Ucrania

El Alto Representante de la Unión Europea, Josep Borrell, ha insitido en la Conferencia de Munich en que hay que acelerar el apoyo militar a Ucrania. Borrell sigue la línea que este sábado defendió Von der Leyen y acaba de decir que se ha hecho mucho por Ucrania, pero que todavía falta mucho más por hacer porque el país está en una situación crítica

"Necesitais tanques. No vais a ganar la guerra sin este tipo de armamento", ha dicho el jefe de la diplomacia europea, que ha insistido en acelerar el envío de armas a Ucrania, lo que exige a Europa. Además, ha pedido aumentar la capacidad de la industria de defensa, siendo consciente de que esto no se va a poder hacer de la noche a la mañana. Para hablar sobre todo ello, Borrel ha dicho que habrá una reunión extraordinaria el 6 y 7 de marzo donde Europa propondrá acelerar todo este proceso.

Alemania descarta ceder territorio ucraniano a Rusia como forma de alcanzar la paz

Asimismo, la ministra de Relaciones Exteriores de Alemania, Annalena Baerbock, ha afirmado este sábado que no se producirá ninguna concesión territorial a Rusia como resultado de las negociaciones de paz para dar fin a la guerra en Ucrania, todo ello en el marco de la Conferencia de Seguridad de Múnich, en Alemania. La responsable de Relaciones Exteriores ha afirmado que una paz justa implica que "quien ha violado la integridad territorial, es decir Rusia, retire sus tropas del país ocupado", en declaraciones recogidas por el informativo alemán Tagesschau. "La paz mundial se basa precisamente en que todos reconozcamos la integridad territorial y la soberanía de cada país", ha subrayado, mientras al mismo tiempo ha apuntado que también habría que aprovechar "todas las oportunidades" para llegar a un acuerdo.

De este modo, Baerbock ha afirmado que las exigencias de dar fin a la guerra a través de una cesión de territorios no es una opción: "Eso significaría hacer a la población presa de Rusia. No lo haremos". Estas declaraciones de la ministra tienen lugar poco después de que el titular de Exterior de China, Wang Yi, anunciase también en el foro multinacional que Pekín está a las puertas de presentar un plan de paz para Ucrania, en un esfuerzo para despejar el aparente "retorno a la mentalidad de la Guerra Fría" que reina entre las superpotencias mundiales, a su entender. Este mismo responsable viajará a Moscú al terminar la Conferencia de Seguridad de Múnich.

El ministro chino ha declarado que su país, que ha rechazado la invasión rusa por el ataque que supone a la integridad territorial de Ucrania, si bien nunca ha respaldado abiertamente las sanciones contra Moscú, estará siempre de lado "de la paz y del diálogo" con vistas a un "acuerdo político de la crisis en Ucrania".

Unos 40 jefes de Estado y de Gobierno y 75 ministros de Exteriores y Defensa participan desde este viernes en la Conferencia de Seguridad de Múnich (Alemania), uno de los principales foros internacionales del año en política exterior y de seguridad, en su primera edición tras el estallido de la guerra en Ucrania, tema dominante durante las últimas jornadas -- en particular el protocolo actual de ayuda militar internacional a Kiev -- y con la ausencia de Irán y de Rusia, país este último que no cuenta con representación en el evento por vez primera en 20 años.

"Tenemos miedo a que el frente se siga acercando": los últimos habitantes de ciudades del Donbás como Slovianks siguen con preocupación la batalla de Bajmut
 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00