Internacional

Finlandia inicia la construcción de un muro de 200 kilómetros en la frontera con Rusia

El Gobierno socialdemócrata de Sanna Marin lo justifica como un aspecto para controlar la posibilidad de que aumenten los cruces ilegales. Al mismo tiempo, Stoltenberg insiste en que "ha llegado la hora de que Suecia y Finlandia entren en la OTAN"

El secretarios general de la OTAN, Jens Stoltenberg, junto a la primera ministra finlandesa, Sanna Marin / KIMMO BRANDT (EFE)

Finlandia ha comenzado este martes la construcción de un muro en la frontera con Rusia, en el cruce situado en la localidad de Imatra, en el sureste del país. El muro, que se espera esté construido para finales de junio, tiene una longitud de unos tres kilómetros. Se trata de una primera construcción de prueba de cara a ampliar su trazado. La construcción también contempla el levantamiento de vallas y la instalación de sensores de movimiento, informa la cadena Yle.

Está previsto que la construcción pase por terrenos de propiedad privada, por lo que el Estado tendrá que negociar con sus dueños antes de continuar con unos trabajos que confían se expandan hasta cerca de 200 kilómetros.

Finlandia y Rusa comparten una frontera de unos 1.340 kilómetros, la más extensa entre todos los países de la Unión Europea. La construcción del muro fue avalada por una parte importante del arco parlamentario finlandés en octubre de 2022, después de que el Gobierno socialdemócrata de Sanna Marin lo justificara para controlar la posibilidad de que aumenten los cruces ilegales.

En septiembre, Finlandia aprobó el cierre de las fronteras a los turistas rusos, en plena escalada migratoria derivada de la movilización parcial anunciada ese mismo mes por el presidente Vladimir Putin, sumándose así a las restricciones en ese sentido que ya adoptaron antes los países bálticos y Polonia.

Cuatro muertos en Bajmut en un nuevo ataque de Rusia

Cuatro personas han muerto por el momento y otras cinco permanecen heridas tras una serie de ataques del ejército ruso que ha afectado varios puntos de la región de Jersón, ubicada en el este de Ucrania. Todas las víctimas son civiles. Las autoridades locales han confirmado que el ataque ha dañado también múltiples viviendas, algunas de las cuales han quedado totalmente derruidas. Una mujer ha sido rescatada con vida de entre los escombros de su vivienda. La zona es clave para el Kremlin, entre otros muchos motivos, porque permitiría conectar el Donbás con la península ocupada de Crimea.

Ucrania cree que a Rusia ya no le quedan misiles, mientras EEUU insiste en que China enviará armas a Putin

Los servicios de inteligencia de Ucrania ha asegurado que las reservas de misiles de Rusia están "casi a cero" basándose en los últimos ataques que han dirigido contra su país. El director de la Inteligencia ucraniana ha explicado que el hecho de que los ataques sean cada vez más espaciados en el tiempo e incluyan una menor cantidad de misiles, evidencia una clara disminución en las existencias que tiene disponibles el ejército de Putin. En este contexto, el Ministerio de Defensa de Ucrania ha afirmado tener indicios que apuntan a que el Kremlin está cambiando su táctica en el uso que hacen de los misiles. Desde septiembre, las unidades militares ucranianas han derribado más de 650 misiles.

EEUU, por su parte, ha vuelto a mostrar este martes su preocupación ante la posibilidad, que defienden como muy probable, de que el gobierno de Xi Jinping autorice el envío de armas y munición al ejército de Rusia para apoyar al Kremlin en su victoria en la guerra, después de que el lunes la Inteligencia ucraniana descartara esta posibilidad.

El secretario de Estado, Anthony Blinken, ha aprovechado para volver a advertir directamente a China de las "implicaciones y consecuencias" que tendría tal decisión. Blinken, además, ha defendido que es incompatible que China pueda presentar una propuesta de paz, "mientras que alimenta las llamas del fuego que Rusia ha iniciado por el otro". El portavoz de la Casa Blanca ha revelado que la Administración Biden no dudará en imponer las sanciones necesarias a todos los individuos o empresas chinas que violen las actuales sanciones que Washington mantiene sobre Moscú, especialmente a aquellos que "participen en el apoyo al esfuerzo bélico ruso".

"Ha llegado la hora de que Suecia y Finlandia entren en la OTAN"

Por otro lado, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, insistió desde Helsinki en que tanto Finlandia como Suecia cumplen todos los requisitos para ser miembros de la Alianza Atlántica y afirmó que "ha llegado la hora de que entren en la OTAN".

En una rueda de prensa celebrada junto a la primera ministra finlandesa, Sanna Marin, Stoltenberg destacó que el proceso de adhesión de Finlandia y Suecia a la OTAN ha sido el más rápido de la historia moderna de la Alianza, aunque en estos momentos se encuentra bloqueado por las reticencias de Turquía.

Más información

Ankara ha dejado claro que no se opone al ingreso de Finlandia en la Alianza -aunque tampoco lo ratifica-, mientras que mantiene el veto contra Suecia por permitir manifestaciones prokurdas y la quema de un ejemplar del Corán en territorio sueco. No obstante, Stoltenberg cree que "se están produciendo avances" para desbloquear el proceso, como demuestra la reunión que mantendrán la próxima semana en Bruselas representantes de Ankara, Helsinki y Estocolmo, la primera en más de cinco semanas.

"Mi mensaje es que tanto Finlandia como Suecia han cumplido lo que prometieron en el acuerdo trilateral que hicieron con Turquía en junio pasado en Madrid, así que ha llegado la hora de ratificar (su ingreso) y darles plenamente la bienvenida como miembros", indicó.

Stoltenberg aseguró que culminar el ingreso de ambas naciones nórdicas es "una prioridad tanto para mí personalmente como para la Alianza" y dijo estar "trabajando duramente" para que este se produzca lo antes posible, aunque antes es necesario el visto bueno de Turquía y Hungría, los dos únicos aliados que aún no lo han ratificado.

"Estamos usando el argumento de que, por supuesto, sería bueno para Finlandia y Suecia, pero también sería bueno para la OTAN tener como miembros a Finlandia y Suecia lo antes posible", añadió. Stoltenberg aprovechó su visita a Helsinki para lanzar un mensaje de tranquilidad dirigido a la población de ambos países nórdicos y dijo que "es inconcebible que haya alguna amenaza contra Finlandia y Suecia sin que reaccione la OTAN".

Por su parte, la primera ministra finlandesa, Sanna Marin, defendió la histórica decisión de Helsinki y Estocolmo de poner fin a décadas de neutralidad militar para pedir su ingreso en la Alianza tras el inicio de la invasión rusa de Ucrania. "El motivo por el que solicitamos la adhesión a la OTAN es muy simple: la línea de la OTAN es la única que Rusia no se atrevería a cruzar", dijo.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00