Internacional

Los países del G7 seguirán respaldando a Ucrania y avisan a China por su expansión militar

Las siete potencias mundiales exigen a China contención militar y a Rusia que abandone su "retórica nuclear"

Representantes de los países del G7 en la reunión celebrada en Japón / YUICHI YAMAZAKI / POOL EFE

Los representantes de Estados Unidos, el Reino Unido, Canadá, Alemania, Japón, Francia e Italia han concluido su reunión celebrada en Japón con advertencias tanto a Rusia como a China, escenificando un bloque común del mundo occidental en materia militar y económica. Los siete se han comprometido a continuar apoyando a Ucrania "el tiempo que sea necesario", un apoyo sostenido no sólo militar, sino también económico e institucional. El comunicado final está repleto de referencias a Rusia, a quien acusan de mantener una actitud "irresponsable" por no descartar el uso de armas nucleares. "Estamos decididos a que los activos soberanos de Rusia en nuestras jurisdicciones permanezcan inmovilizados hasta que se produzca una resolución del conflicto que aborde la violación por parte de Rusia de la soberanía y la integridad territorial de Ucrania", reza el texto, que avisa también de consecuencias para terceros países que intenten esquivar las sanciones impuestas a Rusia, mecanismo que seguirá en marcha.

Cualquier uso de armas químicas, biológicas o nucleares por parte de Rusia tendrá graves consecuencias

—  Comunicado final de la reunión del G7 en Japón

Una vez terminada la reunión, en las comparecencias posteriores, el Secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, ha acusado además a Rusia de no cumplir con el acuerdo que habilita la exportación de grano procedente de Ucrania. Blinken ha confirmado que Rusia está bloqueando la exportación de ese producto, con las consecuencias directas que tiene esa actitud en terceros países cuyos habitantes dependen de ese grano.

Rusia ha acusado a los países del G7 y en concreto a Estados Unidos de hipocresía. El expresidente ruso Dimitri Medvedev se ha fijado en que Blinken ha hecho una referencia al daño que provocaron las armas nucleares de Hiroshima y Nagasaki, pero en ese comentario no ha asumido la culpa de Estados Unidos por lanzarlas. El Kremlin ha destacado además la sintonía que mantiene Rusia con China y da por hecho que ambos países van a incrementar su cooperación militar.

Advertencias a China

Si bien buena parte de la reunión y las conclusiones finales de la reunión del G7 se centran en Rusia, hay también un espacio relevante dedicado a China por sus maniobras militares y sus mensajes sobre Taiwán. Los siete países le piden a Pekín que actúe de un modo "responsable" y que no sea unilateral: "No existe ninguna base legal para las reclamaciones expansionistas marítimas de China en el mar de la China Meridional y nos oponemos a las actividades de militarización de China en la región", concluyen en su comunicado final.

Más información

Los países del G7 reclaman un equilibrio en el Estrecho de Taiwán, cargando contra el incremento de la presencia militar china en la región, aunque sin referencias a esa misma presencia también de los ejércitos de Estados Unidos y de Japón, países que forman parte de este grupo. Por último, han mostrado su respaldo a la presencia de Taiwán en organismos y reuniones internacionales y han mostrado su preocupación por la amenaza a derechos fundamentales en Hong Kong. "China debe dejar claras cuáles son sus intenciones", ha exigido Estados Unidos como condición para intentar descongelar el diálogo con Pekín.

La respuesta de China no se ha hecho esperar, y el ministerio de Exteriores de ese país califica el comunicado del G7 de "arrogante, y lleno de prejuicios hacia China" y avisa de que interfiere directamente en sus intereses. Pekín recuerda que sigue considerando a Taiwán "parte sagrada e inalienable" del territorio chino, argumenta que su gestión es un asunto interno y ha presentado una queja formal a Japón por el comunicado.

Preocupación por Sudán

En el encuentro de Japón se ha analizado la situación en otros países, con mención específica a la violencia registrada en los últimos días por el enfrentamiento entre el ejército y un grupo paramilitar de Sudán. Los países del G7 han pedido un alto el fuego de al menos 24 horas para rebajar la tensión y la violencia y poder establecer las bases para poder negociar.

Por último, los países del G7 han solicitado a la ONU nuevas sanciones contra Corea del Norte si continúa realizando pruebas con misiles y han condenado el ataque aéreo ordenado por la junta de Birmania contra un acto de la oposición la pasada semana que dejó más de un centenar de muertos.

Antonio Martín

Antonio Martín

Redactor de la sección de Internacional. Se incorporó a la Cadena SER en 2005 y desde entonces ha formado...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00