Sociedad

Un hombre graba el momento en el que un tiburón muerde a su amiga mientras buceaban

Un ejemplar de cerca de 90 kilos le ha dejado una herida de alrededor de 15 centímetros de diámetro en la espalda

Imagen del ataque de un tiburón a una mujer

El buceo es, desde hace algunos años, una actividad que cada vez cuenta con más aficionados. Nadar entre bancos de peces y observar los corales en los que residen los diferentes animales acuáticos es un gran atractivo, pero no siempre sale bien, especialmente si hay tiburones involucrados.

Un ejemplo de ello es un vídeo que publicó el diario The Independent, en el que se aprecia a una mujer nadando entre varios tiburones gato en el Océano Índico. La mencionada mujer, llamada Carmen Cánovas, enfermera de profesión, decidió entonces seguir nadando hacia el fondo marino, pasando extremadamente cerca de los animales.

Más información

Pocos segundos después de que uno de ellos nadase al lado de su cabeza, un tiburón de cerca de 90 kilos cambia de dirección de forma repentina y ataca a Cánovas entre la parte inferior del hombro por la espalda y la axila, provocándole una herida de unos 15 centímetros de diámetro.

La persona que grabó el vídeo es Ibrahim Shafeeg, experto en apnea y fotógrafo submarino. Tras difundirlo en redes sociales, Shafeeg compartió el siguiente mensaje: "Se recomienda no alimentar a los tiburones nodriza mientras nadas con ellos. Es habitual que haya accidentes en Shark Point cuando eso ocurre. Tomad precauciones cuando nadéis con tiburones".

Según el medio citado, el suceso ocurrió hace tres meses cuando ambos estaban de vacaciones, pero, pese al mensaje emitido, en ningún momento se aprecia a nadie alimentando a los animales. Además, cuenta que ambos estuvieron nadando tranquilamente con una docena de tiburones nodriza durante 45 minutos.

El motivo del ataque no está del todo claro, ya que este tipo de tiburones no son los más agresivos con los humanos precisamente, pero si pueden serlo en caso de ser provocados de alguna manera (con comida, cercanía o movimientos que no tocan). Por suerte, el ataque quedó en un susto, ya que ambos subieron a la superficie para comprobar la gravedad de la herida y limpiarla. Cuando verificaron que todo estaba correcto, volvieron a sumergirse y continuaron nadando por el Océano Índico.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00