El cine en la SEREl cine en la SER
Cine y TV

Películas y series para el 1 de mayo: de la defensa de la clase obrera a la alienación laboral

Repasamos los títulos que mejor han retratado las relaciones laborales en la gran pantalla, desde Ken Loach hasta la serie de Apple TV+ 'Separación'

Fotograma de Dos días una noche / cedida

1.- Pan y rosas, Ken Loach

Es el hombre que mejor ha retratado el mundo del trabajo, las relaciones laborales, los conflictos sindicales. Más bien deberíamos recomendar toda su filmografía que una sola película, puesto que ha repasado cómo ha ido cambiado la condición laboral de la clase obrera en obras como Yo Daniel Blake, Palma de Oro en Cannes, o en películas como Sorry we missed you, sobre los riders. Sin embargo, queremos rescatar Pan y rosas, una película que está en Flixolé, en la que encontramos a un jovencísimo Adrian Brod. Cuenta cómo tratan las grandes empresas a las trabajadoras de la limpieza latinas en Los Ángeles y esa referencia del título a que los trabajadores merecen el pan, pero también tiempo para disfrutar, las rosas. Ken Loach sigue en activo, en el próximo Festival de Cannes, certamen que salvó la carrera del cineasta cuando nadie, ni la BBC, quería producir sus películas por "rojas", presentará su última película, The Old Oak.

2.- Los lunes al sol y El buen patrón, Fernando León de Aranoa

Hemos cogido este díptico de Fernando León de Aranoa, compuesto por Los lunes al sol y El buen patrón. Dos películas ganadoras del Goya en su año, que cuentan la cara y la cruz de las relaciones laborales en España, cómo ha cambiado el empleo, los sindicatos y los empresarios en las últimas décadas. Los lunes al sol, contaba cómo salían adelante un grupo de parados, en una época en España en la que los trabajadores de Sintel estaban en los telediarios. En El buen patrón cuenta cómo los trabajadores ya no están unidos, sino que compiten entre sí, si uno se queda en paro, nadie osa protestar a su jefe. También hace un retrato de esos empresarios todopoderosos de provincias con un genial Javier Bardem.

3.- El apartamento, Billy Wilder

No podía faltar un clásico, esta comedia de Billy Wilder, una de las mejores películas de la historia, sin duda. Que cuenta una historia de amor, pero ambientada en una de esas oficinas enormes, donde los trabajadores están alienados y son como hormiguitas. Jack Lemon es un pobre trabajador que se humilla para ser ascendido, dejando su apartamento a su jefe para que ahí vaya con sus amantes. El enredo es que se enamora de una de ellas, Shirly McClaine. Escenas maravillosas, como esos espaguetis escurridos en una raqueta de tenis, la doble llave que pasa de mano en mano… Otra genialidad de unos de los directores más divertidos y políticos del viejo Hollywood. Cinco Oscar logró la película.

4.- Las uvas de la ira, John Ford.

Adaptación de John Ford de la colosal novela de Steinbeck sobre la pobreza de la gran depresión. Una de las películas más influyentes sen el cine posterior. De hecho, quien debe mucho a Las uvas de la ira es otra película que habla de la clase obrera, Nomadland, de Chloé Zhao. En este clásico del cine, Henry Fonda regresa a su hogar tras cumplir condena en prisión. Lo que iba a ser un tiempo de libertad y de volver a empezar, se convierte en frustración, cuando les expulsan de sus tierras y tienen que huir a California, esa tierra prometida para evitar el hambre y la pobreza. Con ella ganó Ford el Oscar a mejor dirección y es una de las obras clave para mostrar la miseria pero sobre todo la dignidad de esos trabajadores y una de las grandes adaptaciones literarias de todos los tiempos

5.- Dos días, una noche, los hermanos Dardenne

Además del británico Ken Loach, hay otros cineastas que han ahondado en eso del cine social y obrero. Con Rosetta cambiaron las normas del cine social ganando la Palma de Oro en Cannes. Desde entonces no han dejado de ir al certamen con películas que van contando las miserias de quienes viven en los márgenes: migrantes, mujeres, trabajadores en b, niños abandonados... Los Dardenne son dos hermanos, son belgas y, como Loach, tienen dos Palmas de Oro de Cannes. Hemos seleccionado Dos días, una noche, película por la que Marion Cotillard, que estuvo nominada al Oscar. Interpreta a una mujer que va a ser despedida de su empleo y que solo podrá evitarlo si sus compañeros renuncian a una paga extra. Habla mucho del compañerismo, de cómo hemos ido cada vez más a la nuestra y de empatía en los demás.

6.- Tiempos modernos, Charles Chaplin

No podía faltar Tiempos modernos. Si hay una película que hable de la alienación laboral, esa es la obra maestra de Chaplin con esas escenas en la cadena de montaje a toda velocidad, que habla de ese trabajo mecánico, manual, que no hace pensar y en las condiciones de esos trabajadores, que también somos nosotros, pegados a las redes sociales, al Whatsapp. Hay muchos análisis y tesis que dicen que es la adaptación de Karl Marx y su obra El capital y de cómo funcionaba ese mundo de las fábricas de finales del diecinueve y principios del XX.

8.- Novecento, Bernardo Bertolucci

Este clásico de Bertolucci en realidad es un retrato de la historia reciente de Italia, que se asemeja bastante a la historia española. Sin embargo, la historia del siglo XX y XIX no se entiende sin las revoluciones obreras y el cambio de paradigma. Donde mejor lo muestra la película es en una escena donde unos titiriteros explican en plaza pública y ante un gran público infantil lo que es la plusvalía y qué partidos defienden a la clase obrera.

9.- Ladrón de bicicletas, Vittorio de Sica

Todo el neorrealismo italiano se fijó en el trabajo y en la clase obrera y en la realidad italiana después de la Segunda Guerra Mundial, pero hemos elegido esta escena de Ladrón de bicicletas de Vittorio de Sica porque muestra cómo se subastaban los empleos. Una frase reconocible de la escena es ese "Tienes que llevar la bicicleta", comparable a disponer de vehículo, que encontramos en los currículum actuales. La escena además nos conecta con otra película italiana, mucho más reciente, Lázaro Feliz de Alice Rochwacher, con los migrantes africanos yendo a una subasta y compitiendo por trabajar por un sueldo menor. Algo que también se vislumbra, por cierto, en Alcarràs.

10.- Separación, Apple TV+

Es la serie sobre el futuro laboral: Separación en Apple TV. En ella, un equipo de oficinistas que trabaja con un curioso método: sus recuerdos se han separado quirúrgicamente entre los de su trabajo y los de su vida personal. Uno de los directores es nada menos que el actor Ben Stiller y encontramos a actores como Adam Scott, John Turturro o Patricia Arquette

11.- Matria, Álvaro Gago

La mirada femenina al cine social europeo la pone el cineasta gallego Álvaro Gago, que debutó en Berlín con Matria, una película que homenajea, gracias al gran trabajo de la actriz María Vázquez, a las mujeres obreras gallegas. Las que recogen los mejillones, las que limpian las fábricas, las que trabajan en los bares y las que sufren a maridos machistas y vagos.

12.- Armas de mujer, Mike Nichols

Nos encanta ver a Melanie Grifith en el ascensor con gran dignidad, en una de las mejores escenas de despidos que dirigió Mike Nichols. La Griffith era una joven idealista que llega a trabajar a una oficina, dispuesta a luchar por alcanzar sus metas, pero acaba por ver todo el machismo de ese mundo empresarial. Junto a ella Harrison Ford y Sigourney Weaver.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00