El FaroEl Faro
Salud y bienestar

Diez curiosidades que desconocías sobre las pecas

Los bebés no pueden nacer con pecas, pero los adultos pueden llegar a tenerlas en la mucosa de la boca o en los genitales

Diez curiosidades que desconocías sobre las pecas

Diez curiosidades que desconocías sobre las pecas

05:24

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1683679368308/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Las pecas están de moda y las redes sociales son la mejor prueba. Cientos de vídeos muestran en Internet diferentes trucos para que los característicos puntos de color en la cara queden lo suficientemente realistas. Las verdaderas, sin embargo, son producto de la exposición al sol, y en El Faro Peca la dermatóloga y divulgadora Ana Molina ha resuelto las dudas más comunes en torno a ellas.

1. Las pecas son exceso de melanina. Y eso es, precisamente, lo que las diferencia de los lunares, que son acúmulos de melanocitos, las células encargadas de generar melanina.

2. Los bebés no tienen pecas. A diferencia de los lunares, que tienen un componente hereditario, las pecas surgen por la exposición al sol, así que un bebé recién nacido no las tiene. Suelen aparecer a partir de los dos años en la cara, que es la zona más expuesta.

3. No solo las personas blancas tienen pecas. Aunque es cierto que las personas de piel clara y pelo pelirrojo tienen más papeletas para tenerlas. La dermatóloga Ana Molina explica que "una persona morena se broncea de manera uniforme, sin embargo las personas blancas no consiguen broncearse y solo lo hacen en esos excesos de melanina". Por eso durante el verano nos vemos más pecosos.

4. Las pecas aumentan con la edad, los lunares disminuyen. A diferencia de lo que la gente suele creer, el número de pecas se incrementa con el paso del tiempo, según se acumula más exposición solar, y en muchos casos acaban convertidas en léntigos o manchas en la cara o en las manos. Los lunares, por su parte, van desapareciendo porque los acúmulos de melanocitos pierden capacidad de pigmentarse.

5. Se pueden tener pecas en las mucosas. Aunque lo habitual es verlas en las zonas en las que más nos da el sol (cara, escote, brazos y manos) también es posible tener pecas en las mucosas del interior de la boca y en los genitales.

6. Las pecas se oscurecen con el sol. Como el resto de nuestra piel, las pecas se broncean. Esa es la razón por la que a veces las vemos más pronunciadas en verano.

7. Ni peca, ni lunar. Lo de Concha Velasco era tinta. La actriz quiso emular a Elisabeth Taylor y a Marilyn Monroe y se pintó un lunar en la cara. Pero se hizo tan emblemático que Velasco decidió llevarlo siempre y en alguna entrevista ha contado que se lo pinta cada día.

8. Las zonas con más pecas se consideran de 'alto riesgo'. La dermatóloga ha explicado que las pecas, por sí mismas, no tienen más riesgo de generar cáncer, pero en las zonas en las que aparecen son las más dañadas. Por tanto, en caso de que el paciente desarrolle un cáncer de piel, lo hará en la zona con más papeletas.

9. Lo ideal es no tener pecas. Por eso, los profesionales insisten en el uso de protección solar por todo el cuerpo y estar especialmente atentos a las zonas con más puntos de melanina.

10. Las pecas se pueden quitar. Ana Molina reconoce que con productos cosméticos es muy complicado, pero que hay varias modalidades de láser que las elimina sin complicaciones "casi como una goma de borrar".

&quot;La temperatura del agua por encima de los 33 grados envejece&quot;: los consejos de una dermatóloga para cuidar la piel
Julia Molina

Julia Molina

Es periodista en la Cadena SER desde 2017. Estudió Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00