Política

De la victoria de la izquierda más "plural" a la ruptura de las derechas: lo que deja la primera batalla política de la legislatura

La constitución de la Mesa del Congreso ha dado al bloque progresista esperanza para una hipotética investidura, a la par que ha evidenciado la soledad de Feijóo que no pudo conseguir los votos de Vox

La nueva presidenta del Congreso, la socialista balear Francina Armengol (d), abraza a su antecesora en el cargo, la también socialista Meritxell Batet, tras ser elegida en la sesión constitutiva de las Cortes Generales de la XV Legislatura, este jueves en Madrid. / Juan Carlos Hidalgo (EFE)

La XV Legislatura de la democracia ya se ha puesto en marcha este jueves y con sorpresas, algunas inesperadas. La mañana de este jueves comenzaba con cierto optimismo para el grupo socialista que, tras la reunión de la Ejecutiva de Junts y el principio de acuerdo anunciado a los medios por ERC, veía la presidencia del Congreso, esa cotizada plaza, en sus manos. Poco después, sin cambios ni sobresaltos de última hora y en primera votación, una emocionada Francina Armengol se hacía con el cargo con 178 votos a favor, frente a los 139 de la candidata del PP, Cuca Gamarra. Los populares, que creían amarrados los apoyos de la extrema derecha, han visto como los 33 diputados de Vox tiraban sus apoyos al respaldar a su propio candidato, a Ignacio Gil Lázaro, que no tenía ninguna posibilidad de salir. El Gobierno en funciones había conseguido, cuando apenas eran las 11 de la mañana, su primer hito en su camino por reeditar un nuevo Ejecutivo de coalición, mientras, enfrente, el bloque conservador se diluía en reproches.

Más información

El PSOE ha logrado amarrar los votos de Sumar, PNV, BNG, Bildu, ERC y Junts, estos dos últimos tras una ardua negociación. El bloque independentista no quería promesas, quería hechos y se los han dado. Lo primero es que a partir de esta legislatura en la Cámara Baja se van a poder usar las lenguas cooficiales, algo que antes solo estaba permitido en el Senado. También se impulsarán en la UE, de hecho, el Gobierno en funciones ha mandado a primera hora de la mañana una solicitud para que Bruselas acepte la oficialidad de los otros idiomas de España, además del castellano. Lo segundo ha sido la predisposición del PSOE y Sumar para crear una comisión de investigación sobre el supuesto espionaje del caso Pegasus.

La España "más plural"

El compromiso de hacer que el Congreso represente la pluralidad que existe y convive en España ha quedado patente desde el primer minuto, representado por la figura de la flamante presidenta. "Se trata de hablar, falar, hitz egin, parlar. España solo se reconoce en su carácter plural y tenemos la oportunidad ahora. La convergencia y divulgación de lenguas nos hacen libres y debemos escapar de posiciones uniformes que nos empobrecen", ha reivindicado Armengol en sus primeras palabras al frente de la Mesa. Una diversidad de lenguas que no solo se ha quedado en el discurso de Armengol también lo han empleado algunos de los diputados en el momento de jurar o prometer su cargo.

¿Quién es quién en la nueva Mesa del Congreso de los Diputados? Así ha quedado conformada para la XV legislatura

PSOE y Sumar superan el primer escollo para lograr la investidura, pero tanto Junts como Bildu ya han avisado de que todavía queda todo por hacer, que "ahora empieza la verdadera negociación", ha recordado la portavoz de EH Bildu en el Congreso, Mertxe Aizpurua, una vez que se han constituido las Cortes Generales. Los de Carles Puigdemont, por su parte, ha asegurado que de momento no habido ninguna otra conversación para el hipotético nuevo Gobierno progresista. Aun así y con aviso incluido, en la bancada de izquierdas era imposible ocultar la satisfacción. Una alegría incontenible que se contraponía a las caras largas, serias, imperantes en la otra ala del hemiciclo.

Ruptura de las derechas

No ha habido bloques ajustados, como se esperaba en un principio. Vox, que hace unos días daba sus votos al popular Alberto Núñez Feijóo, sin contraprestaciones, ahora se ha bajado del barco. No han votado a Gamarra los 33 parlamentarios de la extrema derecha como gesto de protesta tras ver que el PP les negaba una de las plazas de la Mesa. A sus 137 diputados, los populares han sumados apoyos más, uno del UPN y otro de Coalición Canaria, que hasta última hora ha mantenido en secreto el sentido de su voto. 139 en total, lejos de los 172 que esperaban en un principio.

Al término de la sesión, el líder de Vox ha verbalizado su disconformidad por lo ocurrido durante la conformación de las Cortes. "Estamos algo perplejos porque no parece que impedir que la tercera fuerza política de España quede fuera del Congreso sea recuperar la normalidad democrática", ha afirmado en clara alusión al PP. En este sentido, ha ido más allá y le ha pedido a los de Feijóo "explicaciones" para "entender que es lo que quieren hacer" y ha dejado en el aire su apoyo a una hipotética investidura del popular.

Con esta ruptura de las derechas, la Mesa ha quedado compuesta por representantes del PSOE, Sumar y PP. Cinco de los nueve puestos son para el bloque progresista. Además de Armengol, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis (PSOE) repite como vicepresidente primero del Congreso. La segunda vicepresidencia la ocupa José Antonio Bermúdez de Castro (PP), la tercera es para Esther Gil (Sumar) y la cuarta se queda para Marta González (PP). En cuanto a las secretarías, la primera es para Sumar con Gerardo Pisarello, la segunda para el PSOE con Isaura Leal, la tercera para el PP con Guillermo Mariscal y la cuarta también para el PP con Carmen Navarro.

La incógnita sobre el color de la Mesa se ha alimentado hasta poco antes de votar. Acaba un camino enrevesado que da comienzo a otro: el de la investidura. Ahora la incertidumbre se sitúa en saber quién será el candidato encargado por el rey para encabezar las negociaciones que desemboquen o bien en un nuevo Gobierno o, sin acuerdos mediante, en una repetición electoral a finales de año. La rueda continúa su marcha y este viernes está previsto que Armengol se reúna con Felipe VI para informarle de la Constitución de las Cortes. Un acto meramente protocolario, pero que se trata del paso previo a la ronda de consultas de las que saldrá un nombre. Para saber si el balón cae en el tejado de Feijóo o en el de Sánchez todavía hay que esperar un poco más.

Ada Santana, la diputada más joven del Congreso de los Diputados

Ada Santana, la diputada más joven del Congreso de los Diputados

50:03

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1692273735962/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Minerva Marcos López

Minerva Marcos López

Periodista en la sección digital de la SER. Antes en Radio Madrid, el programa 'Hoy por Hoy' y en la...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00