La VentanaLa Ventana a las 16h

"El precio más caro pagado nunca": así fue la venta de la máquina de escribir de Cormac Mcarthy, uno de los objetos favoritos de los coleccionistas

Marta Fernández, periodista y escritora, ha visitado 'La Ventana' para explicar varias curiosidades de la máquina de escribir Lettera 32

"El precio más caro pagado nunca": así fue la venta de la máquina de escribir de Cormac Mcarthy, uno de los objetos favoritos de los coleccionistas

"El precio más caro pagado nunca": así fue la venta de la máquina de escribir de Cormac Mcarthy, uno de los objetos favoritos de los coleccionistas

07:01

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1695916631423/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

La primera máquina de escribir portátil accesible fue la Olivetti Lettera Ventidue. A pesar de su portabilidad y de su peso de casi cuatro kilogramos, llegó a representar a la clase media emergente que en la década de 1950 luchaba por pagar la educación universitaria de sus hijos y compraba enciclopedias. También se convirtió en la herramienta esencial para una generación completamente nueva de escritores. Escritores como Sylvia Plath, Gunter Grass, Indro Montanelli o Joan Didion.

El modelo que presentaría la firma italiana diez años después, el Lettera 32, es el que hoy nos interesa. Marta Fernández, periodista y escritora, ha visitado 'La Ventana' para explicar varias curiosidades de este modelo de maquina de escribir.

Cormac McCarthy, ganó el Premio Pulitzer en 2007 por la novela 'La Carretera'. Esta obra fue escrita en una Olivetti Lettera, una máquina que había comprado de saldo en 1963. "Poco a poco, ahorró para comprarse una máquina de escribir en una casa de empeños en Tennessee. Le costó 50 dólares. De ese teclado salieron más de una docena de novelas, otras tres que nunca vieron la luz, varios guiones, dos historias cortas, e innumerables cartas. Pero de tanto someterla a escribir genialidades, la de McCarthy se rompió después de 46 años al servicio de su inspiración", ha explicado Fernández.

"Hay coleccionistas enamorados del objeto"

John Miller, amigo del escritor, le convenció para subastarle y así ayudar al Santa Fe Institute. "El propio McCarthy escribió un documento de autenticidad, porque para entonces ya habían arreglado la Olivetti para venderla, en el que decía que calculaba que había tecleado con ella cinco millones de palabras. La puja terminó vendiéndose por 254.500 dólares. El precio más caro pagado nunca por una máquina de escribir hasta la fecha".

Son muchas las personas que se interesan por adquirir las máquinas de escribir de personajes famosos. A día de hoy existen comunidades de seguidores interesados en coleccionar estos objetos. "Las máquinas de Kerouac, de Ian Fleming, de Updike o de Douglas Adams también se subastaron y acabaron en colecciones, casi siempre, privadas. Aunque hay coleccionistas enamorados del objeto y no del dueño", ha indicado la periodista.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00