Sociedad

España se rearma con un gasto de 573 millones en misiles contra carro, obuses y granadas

El Consejo de Ministros ha aprobado la compra de 168 sistemas de misiles SPIKE LR2, munición de artillería de campaña, granadas de mortero y mangueras explosivas de guerra

Programa de vigilancia de misiles SPIKE-LR2 iniciado por el Ejército de Tierra / Autor: Pap Tecnos

Aunque el Gobierno de España esté en funciones, el Ejecutivo de Pedro Sánchez continúa aprobando nuevas inversiones en materia de seguridad nacional para equipar a las Fuerzas Armadas con los sistemas más modernos de equipamiento militar.

El Consejo de Ministros ha autorizado una potente inversión para dotar al Ejército de un nuevo sistema de misiles contra carro. Se trata de la compra de 168 sistemas de misiles contra carro SPIKE LR2 - desarrollados en España por Pap Tecnos-, valorada en más de 285 millones de euros. El Ministerio de Defensa justifica esta adquisición ante la “obsolescencia de los sistemas utilizados hasta el momento hace que deban ser reemplazados por otros más modernos”, en concreto por ese modelo de misiles que ya utilizan otros ejércitos aliados.

El SPIKE LR2 es un sistema de lanzamiento de misiles de quinta generación, “con guiado electroóptico y basado en una unidad de medición inercial (IMU), que le permite un nuevo modo de lanzamiento, denominado «Auto», que facilita el guiado intermedio del misil a coordenadas”, según detalla el Ejército de Tierra en la Memorial de Infantería Española. Este nuevo sistema de misiles tiene una alcance de 5,5 km en tierra y 10 km en aire. Un sistema que no es nuevo para las Fuerzas Armadas. Su majestad el Rey Felipe VI fue testigo directo de los lanzamientos de SPIKE LR2 durante unos ejercicios realizados por el Ejército de Tierra.

El Gobierno ha autorizado también un acuerdo marco para adquirir munición de artillería de campaña de 155 milímetros (obuses/cañones) por más de 150 millones de euros. En este caso, Defensa alega los “compromisos internacionales” porque España como país miembro de la OTAN debe tener a disposición de la NATO Reaction Force (NRF) una unidad de obuses de calibre 155 mm, “para ser proyectada a cualquiera de los escenarios de operaciones en la que se encuentre desplegada, así como para participar al nivel de agrupación táctica”.

Las referencias del Consejo de Ministros también recogen la compra de granadas de mortero de 60 milímetros, 81 milímetros y 120 milímetros por de 96 millones de euros, munición empleada por las diferentes unidades del Ejército en ejercicios tácticos en territorio nacional y en zonas de operaciones. Una adquisición necesaria, según el Gobierno porque “se observa un consumo recurrente de este tipo de munición, lo que aconseja acudir a la figura del acuerdo marco como mejor vía de obtención”. En este caso, es programa de compra durará hasta 2025, con posibilidad de prórroga por un periodo máximo de dos años más.

Otro de los acuerdos aprobados por el Gobierno en funciones contempla el gasto de más de 13 millones para la compra de un nuevo sistema pesado de apertura de brechas utilizadas por los zapadores para levantar campos de minas para garantizar la seguridad de los desplazamientos. En este caso, Defensa ejecutará esta compra para “asegurar un adiestramiento eficaz en territorio nacional antes de usar el sistema en zona de operaciones”.

Además, Defensa se hará también con repuestos de vehículos IVECO del Ejército de Tierra por un valor de 29,7 millones, con el objetivo de mantener operativa la flota de camiones, ambulancias y vehículos polivalentes ligeros.

Javier Bañuelos

Javier Bañuelos

Redactor Jefe en la Cadena SER responsable de la información sobre Interior y Defensa. Antes trabajé...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00