Sociedad

La Conferencia Episcopal carga contra el informe sobre los abusos sexuales y asegura que "no corresponde a la verdad"

"Duelen los abusos cometidos en la Iglesia. Sorprende también la extrapolación que se hace de los datos obtenidos en una encuesta adjunta al informe. No corresponden a la verdad ni representan al conjunto de sacerdotes y religiosos", ha indicado la CEE en un comunicado

El secretario general de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Francisco Cesar García Magán / Sergio Pérez (EFE)

La Conferencia Episcopal (CEE) ha reiterado este lunes su dolor por los abusos sexuales cometidos en la Iglesia y que ha investigado el Defensor del Pueblo en su informe, pero asegura que la extrapolación de los datos obtenidos en la encuesta "no corresponden a la verdad ni representan al conjunto de sacerdotes y religiosos".

En un comunicado, los obispos han expresado su sorpresa por las cifras que se han extrapolado del informe del Defensor, que recoge una encuesta en la que el 1,13% de los españoles mayores de edad revela que ha sufrido abusos en el ámbito religioso y un 0,6 % por parte de un sacerdote.

"Duelen los abusos cometidos en la Iglesia. Sorprende también la extrapolación que se hace de los datos obtenidos en una encuesta adjunta al informe. No corresponden a la verdad ni representan al conjunto de sacerdotes y religiosos que trabajan lealmente y con entrega de su vida al servicio del Reino", subrayan los prelados en el comunicado.

La CEE ha convocado este lunes una Asamblea Plenaria extraordinaria centrada en analizar el informe del Defensor del Pueblo sobre los abusos sexuales a menores cometidos en el seno de esta institución, un trabajo muy crítico con la Iglesia, a la que acusa de negar y minimizar durante décadas el problema y le insta a apoyar a las víctimas y a participar activamente en la creación de un fondo de reparación.

Más información

Los obispos presentes en la reunión han manifestado su dolor por el daño causado por algunos miembros de la Iglesia con los abusos sexuales y han reiterado su petición de perdón a las víctimas. Asimismo, han manifestado su deseo de trabajar conjuntamente en la reparación integral de las víctimas y profundizar en los caminos para su protección, su acompañamiento y la prevención de los abusos.

En este sentido, la CEE se ha unido a la petición del Defensor del Pueblo que instaba al Estado a poner en marcha las recomendaciones que el informe realiza a sus distintas instituciones, "para asumir su responsabilidad en la tarea conjunta de poner fin a esta lacra que afecta a toda la sociedad".

Los obispos han valorado el informe del Defensor del Pueblo y, de manera especial, el testimonio de las víctimas y han calificado de "valiosas" las recomendaciones de la institución que dirige Ángel Gabilondo.

No obstante, los obispos advierten de que el problema de los abusos a menores tiene una dimensión "mayoritariamente extraeclesial" y recuerdan que no tener esto en cuenta "supone no afrontar las causas del problema y perpetuarlo en el tiempo". Además, avisan de que poner el foco exclusivamente en la reparación de las víctimas de la Iglesia, discriminaría a la mayoría de las víctimas, a las que convertiría en víctimas de segunda.

La Iglesia opina que la mayoría de las recomendaciones del Defensor "son convergentes" con otras propuestas trabajadas en la CEE desde ya hace algún tiempo, si bien los obispos han decidido encargar al Servicio de Protección de Menores de la CEE el itinerario de la aplicación de las recomendaciones del Defensor, en relación a los cauces de reparación, prevención y formación.

Este itinerario -indican- será implementado en la próxima Asamblea Plenaria de noviembre. "La Iglesia católica en España lleva años trabajando en poner fin a esta lacra y va a seguir trabajando en la misma línea, incorporando a su esfuerzo diario estas recomendaciones", subrayan.

Y añaden que la Iglesia quiere contribuir a erradicar los abusos sexuales en la infancia, no solo en la Iglesia sino en toda la sociedad y poner al servicio de la misma "su triste experiencia para hacerlo, con espíritu de colaboración".

En relación a la auditoría encargada al despacho Cremades & Calvo-Sotelo, los obispos han escuchado la solicitud y la motivación para la ampliación del plazo de su auditoría, que ha presentado el presidente del despacho, Javier Cremades, y han decidido posponer a la próxima Asamblea de noviembre la decisión sobre la encomienda realizada a este despacho.

El presidente de la CEE, el cardenal arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, ha presidido esta Asamblea Plenaria extraordinaria en la que han participado 88 obispos, 31 obispos de manera presencial y 57 por videoconferencia y a la que también han asistido el presidente de la CONFER, Jesús Díaz Sariego, el secretario general Jesús Miguel Zamora y la secretaria general adjunta, Silvia Rozas.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00