Hoy por HoyLa mirada
Opinión

Interponerse en el camino de Sánchez es como invocar la maldición de Tutankamón

Hubo un tiempo, recordarán, en que Podemos se vio fuerte para pedirle un surtidito de vicepresidencias, el CNI, la televisión pública y casi -casi- un apartamento en Torrevieja

Interponerse en el camino de Sánchez es como invocar la maldición de Tutankamón

Interponerse en el camino de Sánchez es como invocar la maldición de Tutankamón

01:43

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1702018295656/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Hoy sabemos que interponerse en el camino de Sánchez es más o menos como invocar para sí la maldición de Tutankamón. Pero hubo un tiempo, recordarán, en que Podemos se vio fuerte para pedirle un surtidito de vicepresidencias, el CNI, la televisión pública y casi -casi- un apartamento en Torrevieja.

Por entonces parecían todavía redirigir la santa indignación desde las plazas hacia las instituciones, tras pasar de rodear el Congreso a acomodarse -la palabra viene al pelo- en un escaño. Finalmente, Pablo Iglesias entró en el Gobierno. Iba a abandonarlo en lo que se tarda en decir "Galapagar".

Es llamativo que Podemos insistiera tanto en que lo importante eran las ideas y no las personas cuando aquí todo ha sido personal. Tania contra Irene, Irene con Pablo, Pablo por Yolanda, Yolanda sin Ione... Mientras por el camino se alejaban Errejones, Bescansas, Monederos y Echeniques, con Twitter convertido en una gallera y el propio Podemos en un tutifruti de pulgas y escisiones. Hay que reconocer el progreso moral del ser humano. En el Renacimiento, si hubiesen envenenado y hoy se limitan a bloquearse por WhatsApp.

Reducidos ya a un culto al líder, uno, en todo caso, no termina de ver qué talento político puede haber en matarse uno para hacer un poco de daño al otro. Aunque, si nos fijamos bien, al fondo del belén se ve a alguien que sale corriendo de la escena. ¿Quién es? Es Yolanda Díaz, que se lleva la merienda.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00