Internacional

Israel muestra su "extrema decepción" con España por mantener la financiación de la UNRWA

El ministro israelí de la Diáspora, Amichai Chikli, considera que la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA) "es Hamás"

Imagen de un vehículo de Naciones Unidas cerca de la frontera entre Gaza y Egipto / HAITHAM IMAD (EFE)

El ministro israelí de la Diáspora, Amichai Chikli, afirmó este martes que la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA) "es Hamás", y señaló que Israel está "extremadamente decepcionado" de que España no haya retirado su financiamiento a la agencia, tras la acusación contra algunos de sus empleados por supuesta participación en el ataque del grupo islamista el 7 de octubre.

"El Gobierno español está jugando un papel muy negativo hasta ahora (...) Estamos extremadamente decepcionados", respondió el funcionario en una conferencia de prensa en Jerusalén.

"UNRWA es Hamás, está liderada por Hamás", añadió el ministro, al explicar que el grupo islamista, que tomó el control de facto en la Franja de Gaza en 2007, no permitiría el funcionamiento de ninguna agencia en ese territorio que no esté alineada con sus intereses.

"Gaza no es una entidad democrática, tienes básicamente dos opciones, una es ser Hamás y la otra ser arrojado desde el techo de algún edificio", aseguró. La UNRWA es "muy corrupta" y los líderes de Hamás ponen a sus familiares como sus empleados para que reciban "salarios muy elevados", argumentó.

Más información

Israel asegura que una docena de trabajadores de la UNRWA participó en el ataque que Hamás perpetró el 7 de octubre, que desató la guerra e incluyó el lanzamiento de miles de cohetes y la infiltración simultánea de milicianos que masacraron a unas 1.200 personas y secuestraron a otras 250 en poblaciones israelíes cercanas a Gaza.

La UNRWA anunció el 26 de enero el despido inmediato de 13 miembros de su personal, y el inicio de una investigación sobre su implicación en el ataque. Estados Unidos, el principal socio y proveedor de armas de Israel, fue el primero de dieciséis países que decidieron suspender su financiamiento a la UNRWA.

Otros países que se unieron a la iniciativa son Canadá, Reino Unido, Australia, Finlandia, Países Bajos, Austria, Alemania, Italia, Francia, Suiza, Rumanía y Japón, así como los tres países bálticos. De los demás grandes donantes -con aportes por encima de los 10 millones de dólares por año- solo España, Noruega, Suecia, Dinamarca y Bélgica mantienen sus partidas, igual que Arabia Saudí, Catar y Kuwait, que no adoptarán medidas por el momento, si bien continuarán atentos al resultado de las pesquisas abiertas.

La Unión Europea anunció ayer que continuará "sin cesar su ayuda esencial" a los palestinos en Gaza y tomará una decisión sobre la financiación a la UNRWA, cuyo papel es "vital", cuando se conozca el resultado de la investigación.

El ministro Chikli recordó que Israel también estuvo "decepcionado" por las acciones del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, durante una gira en noviembre por Oriente Medio.

En esa ocasión, Sánchez criticó el alto número de víctimas en Gaza por la guerra -actualmente más de 26.700, la mayoría niños y mujeres-, se mostró firme con la propuesta española de reconocer a un Estado palestino, y luego dijo tener "francas dudas de que (Israel) esté cumpliendo con el derecho internacional humanitario" en su ofensiva.

Más de 2 millones de gazatíes, actualmente desplazados por la guerra en medio de una crisis humanitaria sin precedentes, dependen de la ayuda humanitaria que brinda la UNRWA, que cuenta con más de 30.000 empleados y es la mayor organización de Gaza al margen del Gobierno de Hamás. Israel acusa a la UNRWA de adoctrinar a los estudiantes de sus escuelas con odio hacia Israel, mientras que el Ejército israelí ha hallado túneles de Hamás junto o debajo de las instalaciones de la agencia en Gaza.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00