Hora 14 Fin de SemanaHora 14 Fin de Semana
Sociedad

Ir al psicólogo de manera online: ¿Pierde calidad la terapia?

La demanda de psicólogos ha crecido un 37,2 por ciento en los últimos cinco años, según datos del Ministerio de Salud

Ir al psicólogo de manera online: ¿Pierde calidad la terapia?

Ir al psicólogo de manera online: ¿Pierde calidad la terapia?

02:52

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1706968850445/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Madrid

Cada vez es más frecuente acudir a terapia. Se estima que el 95% de los psicólogos en España ofrecen en la actualidad terapias on line. Un dato que ha crecido desde la pandemia: en 2017, no superaba el 52% de estos profesionales. Ahora la tendencia se va asentando por muchos factores. Hay quien busca sesiones a buen precio y es más fácil encontrarlas en internet o quien tiene un trabajo que le obliga a viajar y se decanta por tener al terapeuta en una pantalla y no en persona.

Más información

La Fundación Mutua Madrileña publicó a finales de 2023 un informe con datos que reflejaban que las personas acuden más que nunca al psicólogo. Doce millones de españoles, un 26,2 % de la población, cuida su salud mental con un especialista.

Ir al psicólogo en remoto, sin moverte de casa, se convirtió en una necesidad que aún sigue en alza. Las consultas on line suelen ser más baratas porque los costes se reducen. "Cuando es abierta al público genera gastos como el alquiler del local, el impuesto de actividad económica, publicidad, etc," explica Rosa Ramos, vicesecretaria del Consejo de Psicología de España.

La elección de acudir presencial u online

La elección de hacerlo a través de una pantalla, desde cualquier lugar -ya sea en casa o en un sitio tranquilo, sin ruido y que aporte calma-, depende de distintos factores. Uno de ellos es el precio. "Cuando fui la primera vez al psicólogo, de forma presencial, me cobró 50 euros. Después empecé on line y el precio se redujo 15 euros". Patricia no ve diferencias sustanciales con respecto a la terapia presencial, salvo que "cuando aparece el llanto la pantalla te da unos ojos, una cara a la que mirar, pero en persona sí notas más cercanía con respecto al terapeuta. Aparte de esto, no encuentro desventajas importantes entre la terapia presencial y la on line".

Pepe empezó terapia on line, con una especialista de Sevilla, porque le hablaron bien de ella. Él es de allí, pero actualmente vive en otra ciudad. Acabó dejándolo porque le vio carencias. "Faltaba relación personal a través de Skype, y sobre todo era demasiado caro. No noté que el precio fuese más asequible por el hecho de ser on line".

También explica que le faltaba privacidad porque cuando daba las sesiones, en muchas ocasiones, no estaba solo en casa porque compartía piso con otras dos personas más. Varme escogió el psicólogo on line por motivos puramente laborales. "Quería un psicólogo que fuera recomendado por gente que conozco". Ella no cree que afecte al vínculo que se genera con el terapeuta, escoger sesiones por la pantalla del ordenador. "Tener terapia siempre es positivo, sea de la forma que sea, y se trata de ir generando esa afinidad a medida que vas avanzando en las sesiones".

Ángela lleva cuatro años acudiendo a terapia on line. Vive en Londres y cree que es lo mejor que ha podido hacer. "Mi vida ha mejorado de manera indescriptible. Ya me conoce y tengo la posibilidad de hacer sesiones cada vez que las necesito estando ella en España y yo en el extranjero".

Beneficios y desventajas de la terapia online

Hay pacientes que son más propensos a escoger el formato on line bien porque no tienen disponibilidad horaria, porque viven en el extranjero o simplemente por comodidad. Hay otros perfiles de personas que residen en pueblos muy pequeños y, por una cuestión de confianza, escogen terapeutas que no tengan vínculos con su entorno. Si hablamos de los beneficios, la terapia a distancia no tiene por qué tener menos calidad. "Debe haber unos mínimos: buena conexión a Internet, sentirse escuchado, y tener intimidad para poder realizar la sesión", afirma Pulpi, psicóloga que imparte sus sesiones de manera on line.

"A pacientes que tienen trastornos como la agorafobia la terapia a distancia les viene bien, porque les permite empezar a pesar de ese miedo a salir a la calle. Esto tiene una desventaja y es que el mero hecho de acudir a la sesión de manera presencial supone un gran avance para empezar a superar la fobia". Esther también es terapeuta y tampoco cree que las sesiones a distancia tengan menos calidad salvo en las terapias de pareja "sí puede suponer una cierta desventaja. Se pierde información cuando no les tienes delante".

El acceso on line facilita el poder recibir la sesión. "Por ejemplo cuando hay un menor con problemas de comportamiento se puede dar una terapia para los padres o los profesores. Podemos acceder a la cárcel, por ejemplo, para atender a los presos que lo necesiten. Vemos en este tipo de circunstancias que la terapia on line es positiva. Todo esto necesita de una seguridad tecnológica. También es cierto que hay variables que se pierden. No es lo mismo tener a la persona delante, que tener toda la atención depositada en el paciente al que estás ayudando a través de la pantalla", apunta desde el Consejo de Psicología de España.

"Los psicólogos que escogen ejercer on line deben tener una guía con lo que pueden y no pueden hacer cuando trabajan de esta forma. Hay una especie de vacío legal y en ocasiones el paciente debe tener cuidado con quien está atendiéndole al otro lado. Hay que comprobar que tengan un título y que sean profesionales colegiados por si existiera una mala praxis, que el paciente pueda acudir al colegio de profesionales".

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00