Política

Sumar y la amnistía: de liderar la estrategia a no ser un obstáculo

Los de Yolanda Díaz han pasado en unos meses de marcar el camino al PSOE a ponerse de perfil con la amnistía y sus implicaciones

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz. Archivo. / RODRIGO JIMÉNEZ EFE

Madrid

No tuvo que pasar mucho tiempo para que Sumar empezasen a tender puentes con el independentismo catalán para arrancar esta legislatura. Poco después del 23J, los de Yolanda Díaz se pusieron manos a la obra y eligieron a una figura conocida para empezar el tajo: Jaume Ases, exdiputado de Unidas Podemos, y muy cercano al entorno de Carles Puigdemont, fue el designado para coordinar las negociaciones con Junts y ERC, pero sobre todo con los primeros. Entonces Sumar tomaba la delantera a su futuro socio de coalición y emprendía una estrategia clara para encajar las piezas en un puzzle aún deslavazado.

Los primeros gestos surgieron en agosto, cuando Sumar propuso modificar el reglamento del Congreso para adaptar las lenguas cooficiales al día a día del Hemiciclo. La propuesta salió adelante y pocos días después, y sin previo aviso, Yolanda Díaz y su equipo viajaron por sorpresa a Bruselas para encontrarse con Carles Puigdemont y Toni Comín. Allí plantearon la necesidad de acabar con la judicialización del conflicto catalán y tejieron los primeros contactos para lo que estaba por venir. Tras ese viaje, la entonces vicepresidenta del Gobierno en funciones daba por hecho que habría acuerdo de investidura para que Pedro Sánchez fuese elegido presidente.

Y ya con la amnistía aterrizando en el debate público, Sumar presentó un dictamen jurídico sobre la futura norma. Una especie de borrador con las líneas que los juristas de la formación habían planteado. Para entonces, Pedro Sánchez ya había hablado abiertamente de la amnistía como requisito para empezar las negociaciones de su investidura. Por cierto, ese dictamen no terminó de convencer a los socialistas que desde el primer instante quisieron dejar clara la independencia de ese trabajo respecto a lo que ellos iban a plantear.

Defensora de la Ley de Amnistía como un gesto no solo político, sino también social para con Cataluña y los encausados por el procés, Yolanda Díaz no dudó en defender en público una norma "que no iba de unas pocas personas, sino de muchas gentes", tal y como repetía cada vez que se le preguntaba sobre este asunto.

Pero ha sido ahora, en el momento en el que la amnistía ya ha entrado de lleno en el trámite parlamentario, cuando Sumar más se ha puesto de perfil con la ley y todas sus implicaciones. Ausente Yolanda Díaz en el debate y votación sobre la ley y sus enmiendas del pasado martes, por un viaje oficial a México donde estuvo reunida con su homólogo; ahora en Sumar no entran a fondo en el debate sobre la ley, tampoco valoran las negociaciones del PSOE con Junts para reconducir la norma y reiteran que ellos no van a ser un problema para su posible aprobación en el Congreso. Como tampoco lo serán con la propuesta de reforma la Ley de Enjuiciamiento Criminal, lanzada por Pedro Sánchez.

Y todo ello mientras desde Sumar, tras alguna discrepancia pública en cuestiones de infraestructuras o política migratoria, ha pedido por carta al PSOE la creación de una Comisión para seguir el acuerdo de coalición, revisar el funcionamiento de esta unión así como coordinar, unificar y consensuar posiciones políticas.

Sumar se querella contra Guilarte y vocales del CGPJ que aprobaron declaración contra amnistía
 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00