Hora 25Las entrevistas de Aimar
Sociedad

Joseba de Carglass: "Me han llegado coches con lunas rotas por agujeros de bala"

Aimar Bretos entrevista a Joseba Blesa, conocido como Joseba de Carglass

Hace ya 11 años que el mítico Joseba de Carglass se convirtió en un personaje del imaginario colectivo de los españoles. Joseba Blesa protagonizó en 2013 uno de los anuncios publicitarios de la compañía y todo lo que vino después ya es historia. Fue "toda una experiencia", aunque nunca se imaginó la repercusión que tendría después: "Fue una sorpresa. Mi mujer me decía 'papá, sales en Google, pones tu nombre y salen muchas cosas de ti". Después llegaron las imitaciones en 'Anda Ya', los tuits o el cachondeo con los compañeros: "Cada vez que coincides con gente de otros talleres siempre sale el 'Joseba de Carglass. Esto ya va conmigo para siempre". Ahora, una década después, Blesa sigue cambiando lunas y reconoce que volvería a protagonizar el anuncio "sin dudarlo".

Todavía recuerda cómo fue la grabación del spot. "Duró 15 segundos, pero estuvimos un día entero grabando", señala. Lo vivió "con ilusión" y también de "nerviosismo", buscaba "explicar" a los clientes, de manera sencilla, la manera que tienen de trabajar en Carglass: "Eso hizo que fuera lo más natural posible". Blesa se siente muy agradecido por haber vivido esta oportunidad: "La verdad es que siempre me han cuidado mucho, me he sentido muy, muy arropado. Sin todo el equipo que hay detrás no sería posible".

Cómo se repara una luna

Para reparar una luna, explica Blesa, se inyecta resina con una bomba de vacío. "Así se absorbe el aire que hay dentro de las grietas y el cristal recupera la fuerza como si fuera nuevo", resalta. Pero, para poder repararse y que funcione, la rotura no puede ser más grande que una moneda de dos euros: "En ese caso deja de hacer vacío. Hay que sustituir directamente la luna".

¿Ha recibido alguna luna con un disparo?

Blesa ha contado que una vez recibieron una luna que presentaba disparos. "Fue en Salou. Cogimos las balas y se las dimos a la Policía", recuerda. Tuvieron que cambiar dos cristales del vehículo: un lateral y un parabrisas. Recibieron el coche en el taller después de que fuera inspeccionado por la Policía y cuando lo desmontaron para hacer las reparaciones encontraron las balas. El mítico Joseba de Carglass señala que cuando hay disparos no todas las lunas tienen que explotar, como vemos en las películas. "Todo depende. Las lunas delanteras no tienen por qué explotar, no son cristales templados, son laminados, entonces solo presentan grietas", explica. Sin embargo, los cristales traseros y laterales sí que suelen ser templados y si se rompen lo hacen en mil pedazos: "Es como cuando se nos rompe un vaso en casa y se rompe en mil cachitos".

Las entrevistas de Aimar | Joseba de Carglass

Las entrevistas de Aimar | Joseba de Carglass

17:43

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1708965077935/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00