Hora 14 Fin de SemanaHora 14 Fin de Semana
Sociedad

¿Por qué Netanyahu es cada vez más impopular entre los israelíes? Un experto analiza su gestión llena de polémicas

La gestión de la guerra y otras cuestiones internas cada vez saca a más gente a la calle a manifestarse en contra del primer ministro

¿Por qué Netanyahu es cada vez más impopular entre los israelíes?

¿Por qué Netanyahu es cada vez más impopular entre los israelíes?

01:43

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1709473638251/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Desde las últimas elecciones en Israel a finales de 2022, la popularidad del primer ministro Israelí, no ha parado de caer. En el verano del año pasado, comenzó una oleada de manifestaciones semanales en contra de Benjamin Netanyahu, a raíz de una polémica reforma del sistema judicial. Estas protestas sacaron a la calle a miles de personas pidiendo su dimisión y nuevas elecciones. Entonces llegó el peor atentado terrorista en la historia de Israel, que paralizó el país y también las protestas.

Más información

Netanyahu, siempre se ha definido como una de las únicas opciones para mantener la seguridad de Israel, y los atentados del 7 octubre han hecho mucho daño a su narrativa. Alfred Tovías es profesor emérito de Relaciones Internacionales en la Universidad Hebrea de Jerusalén y asegura que "una parte del público atribuye el desastre del 7 de octubre a la política y a las estrategias del señor Netanyahu". "Mucha gente piensa que su estrategia de ignorar a los palestinos y dividirlos, no ha funcionado y ha sido errónea", apostilla.

Su gestión de los atentados de Hamás

Además, después del ataque, Netanyahu se ha negado a admitir abiertamente responsabilidad alguna, por lo que ocurrió el 7 de octubre. "Más o menos, echa la culpa a los mandos militares o a los servicios de inteligencia", comenta Alfred. También, durante los últimos cuatro meses, miles de personas han salido a la calle para pedir la liberación de los rehenes israelíes en manos de Hamás. Al principio, la mayoría de los manifestantes eran familiares y amigos de los rehenes que aún estaban en manos de Hamás. Se comenzaron a reunir en una plaza cercana al cuartel general de las Fuerzas Armadas de Israel que ahora es conocida como Plaza de los Rehenes y se ha convertido en un símbolo de esta guerra. Poco a poco se fueron sumando más personas pidiendo la negociación y la liberación de los secuestrados. Sin embargo, Netanyahu sigue defendiendo que la mejor manera de rescatar a los rehenes es acabar con el grupo terrorista. Y es que, para él, todo depende de que el Ejército consiga acabar con Hamás. Alfred Tovías nos explica que "Netanyahu cree que su salvación política nada más puede venir de una derrota total de Hamás, que a ojos de los israelíes sería bienvenida".

Su gestión del conflicto se suma a otras polémicas internas que hacen que Netanyahu sea cada vez un primer ministro con menos apoyo popular. Además de la polémica ley para reformar el sistema judicial, hay otro proyecto legislativo que pretende imponer Netanyahu y que irrita especialmente a su potencial electorado. "Se trata de una ley militar que extendería el servicio militar obligatorio para todo el mundo, a excepción de los ultra ortodoxos, que seguirán exentos", comenta Alfred. También hay gente que simplemente está "harta de ver a Netanyahu en la pantalla, está ya viejo y ha cometido muchas faltas". "A mucha gente le gustaría ver a un dirigente nuevo y más moderno", señala Alfred Tovías sobre el primer ministro que más tiempo ha estado al frente del gobierno en la historia de Israel, más de 16 años en diferentes etapas.

Cada vez son más numerosas y más frecuentes las manifestaciones en contra del mandatario israelí, protestas que piden su dimisión y la convocatoria de elecciones. Esta impopularidad también se refleja en las encuestas, que pronostican una caída significativa de Likud, el partido de Netanyahu. Los últimos sondeos pronostican que si se celebrasen elecciones anticipadas, el partido de Netanyahu, Likud sacaría tan solo 18 escaños de los 120 asientos del Knéset, el parlamento israelí. Esto supondría una caída de 14 escaños respecto a los resultados electorales de 2022 y harían prácticamente imposible que Netanyahu pudiera volver a ser primer ministro.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00