Hora 14 Fin de SemanaHora 14 Fin de Semana
Sociedad

Poner la lavadora contamina (y mucho), pero podemos reducirlo: agua más fría y tambor más cargado

Con cada lavadora expulsamos 700.000 microplásticos procedentes de los tejidos de nuestras prendas de poliéster y otros materiales plásticos

Poner la lavadora contamina (y mucho), pero podemos reducirlo: agua más fría y tambor más cargado

Poner la lavadora contamina (y mucho), pero podemos reducirlo: agua más fría y tambor más cargado

02:28

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1711202892684/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

El montón de la ropa sucia está a nada de comerte. Separas la ropa en dos montones: el montón claro y el de color. Coges el más cargado (o el que más necesitas) y la metes en el tambor de la lavadora. Metes un chándal (de poliéster), varias camisetas (de algodón y, también, de poliéster) y unas zapatillas (con la suela de goma), entre otras cosas. Pones detergente y suavizante en el cajetín, eliges un programa y a girar. En un año, solo en Europa, este proceso se repite unos 36 billones -con b- de veces. Cada lavadora cargada con unos 6 kilos de ropa expulsa en torno a 700.000 microplásticos.

Más información

"Gran parte de la ropa que llevamos está producida con plásticos y cuando la metemos en la lavadora, con el rozamiento de una prenda, con otras o con el tambor, va desprendiendo pequeñas fibras, que acaban directamente en el mar" explica Fernando Gómez, cofundador de Vivir sin plásticos. Esas "pequeñas fibras" viajan por las tuberías y llegan hasta las depuradoras. Allí, una parte de los plásticos pasa los filtros y sigue su camino al mar, contaminándolo todo a su paso.

Pero hay otra parte muy importante de esos microplásticos que las depuradoras sí consiguen filtrar. Que retienen. Y, sorprendentemente, no es algo bueno. Julio Barea es el responsable de residuos de Greenpeace y explica que "muchas de estas fibras se quedan retenidas en los lodos de las propias depuradoras y estos lodos se terminan utilizando en los campos de cultivo, como abono. Con lo cual terminamos teniendo microfibras por todas partes".

Sea como sea, cocinando una patata que ha sido abonada con lodo de la depuradora o comprando una merluza que ha ingerido -directamente o a través del placton- estos materiales, acabamos comiendo microplásticos. "Cada ser humano cada semana ingiere el equivalente a 5 gramos de estos plásticos y a final del año hemos metido en nuestros organismos alrededor de un cuarto de kilo de estos plásticos", explica Barea.

Y ¿qué podemos hacer cada uno por disminuir la cantidad de plástico que vertemos al mar cuando lavamos nuestra ropa?

Estos son algunos de los consejos que nos han dado

  • Apostar por fibras naturales a la hora de comprar la ropa (aunque es complicado, porque suelen ser más caras)
  • Cargar completamente la lavadora
  • Utilizar agua fría
  • Lavar la ropa solo cuando esté sucia
  • No secar la ropa en la secadora, sino al sol o en un tendedor
  • Utilizar menos detergente y suavizante (además, el detergente es mejor que sea líquido, no en polvo)

Sin embargo, lo fundamental sería una medida tomada desde el Gobierno. De hecho, Francia ya obliga a todas las empresas de electrodomésticos a incluir un filtro especial en las lavadoras que salen al mercado que evita que se viertan tantos microplásticos. Un tercio de todo el plástico que hay en el mar procede lavar la ropa.

Adrián del Pozo

Adrián del Pozo

Periodista de informativos en los fines de semana. He pasado por la sección de Sociedad y por las radios...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00