Vídeo

ELECCIONES EUROPEAS Sigue el debate electoral con cinco cabezas de lista europeos y la ausencia de la ultraderecha

SER HistoriaSER Historia
Historia

Harry Burton, el fotógrafo de los faraones

El 4 de noviembre de 1922, casi al final de una expedición arqueológica financiada por Lord Carnarvon, Howard Carter dio por fin con una tumba que lo volvería famoso

Howard Carter brushing dust off King Tut's mummy. NBC PHOTO: Harry Burton / Harry Burton

El descubrimiento y exploración de la cámara del tesoro de la tumba del faraón Tutankamón (Dinastía XVIII) se documentó gracias a unas excelentes fotografías, que recogió cada etapa del proceso del descubrimiento y de los objetos hallados en el interior de la tumba KV62. Y todas esas fotos, hasta 1.400 negativos en placas de vidrio, fueron tomadas por el renombrado fotógrafo arqueológico inglés Harry Burton.

Pasó ocho años catalogando las riquezas de Tutankamón con el privilegio de ser el único fotógrafo autorizado a trabajar dentro de la tumba. Tomó unas 1.970 imágenes de las cuales 142 fueron publicadas en exclusiva en The Times en febrero de 1923. Burton era miembro del personal de la Expedición Egipcia del Museo Metropolitano de Nueva York cuando fue "prestado" a Howard Carter. Hizo fotografías en blanco y negro con su cámara Sinclair Una, de caja cuadrada con fuelle y trípode, en las que se muestran más de 5.000 objetos ricamente elaborados y decorados, aparte de retratos y escenas con obreros trabajando.

Mucho antes, en 1914, Burton ejercía de egiptólogo y fotógrafo británico que llevaba trabajando en el Valle de los Reyes y dirigiendo, entre otras excavaciones, la tumba de Ramsés II. Es entonces cuando fue contratado como miembro de la Sección Gráfica del MET para registrar las distintas excavaciones que estaba llevando a cabo el Museo en Egipto. Todo ese material gráfico es el gran tesoro del MET para los egiptólogos del presente y del futuro, un registro de valor incalculable y con una extraordinaria propuesta estética, ya que, pese a que su misión era fundamentalmente documental, Burton solía dar un toque artístico a sus fotos.

En 1924, quiso perfeccionar su técnica, tanto en fotografía como en película, viajando a Hollywood para estudiar el modo en que los grandes estudios resolvían los problemas de iluminación, aunque él ya tenía una idea muy clara, sin utilizar fotómetros, pero sí espejos, de cómo focalizar la potente y cegadora luz del desierto egipcio para que no dañaran las placas fotográficas.

Murió el 27 de junio de 1940 en Assiut, a los 60 años de edad, desafiando con su longevidad, al igual que Carter, la famosa “maldición de los faraones”. Fue enterrado en el Cementerio Americano de la misma ciudad. Una parte de su prolífico legado fotográfico se encuentra en el MET y la otra, junto con los documentos personales de Howard Carter, en el Instituto Griffith, Oxford (Reino Unido).

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00