Hora 14 Fin de SemanaHora 14 Fin de Semana
Sociedad

Trabajar desde cualquier parte del mundo: cómo el nomadismo digital cada vez se lleva más y cuál es su cara menos amable

En España hay 35 mil nómadas digitales, una cifra que se ha duplicado desde la pandemia

Trabajar desde cualquier parte del mundo: cómo el nomadismo digital cada vez se lleva más y cuál es su cara menos amable

Trabajar desde cualquier parte del mundo: cómo el nomadismo digital cada vez se lleva más y cuál es su cara menos amable

01:59

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1713612258550/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Patricia lleva tres años trabajando por todo el mundo junto a su familia a bordo de una furgoneta. Su estilo de vida le ha brindado momentos inolvidables, entre los que se encuentran la primera vez que les enseñó a sus hijos osos sueltos en Alaska o cuando navegaron entre orcas en Noruega.

El suyo es solo un ejemplo más de los miles de españoles que después de la pandemia decidieron renunciar a la presencialidad y trabajar por su cuenta. Son los llamados nómadas digitales: “Son personas que tienen la capacidad de poder trabajar desde cualquier parte, no necesariamente cambiando de residencia o viajando”, explica David, un venezolano que hace dos años siguió los pasos de Patricia.

En 2023, había 35 millones de nómadas digitales en todo el mundo. Solo en España, el Instituto Nacional de Estadística (INE) cuenta 35.000, una cifra que se ha duplicado desde la pandemia.

Los oficios que permiten a los nómadas trabajar desde cualquier parte del mundo suelen estar vinculados a la tecnología o la creatividad. Es el caso de Bárbara, que se inspira en los viajes para escribir sus artículos: “Yo soy periodista y una persona que es periodista necesita inspiración, necesita ideas frescas, necesita aires nuevos. Inspirada, una trabaja mucho más rápido y mucho más motivada”.

Aspiraba a viajar para aprender idiomas y conocer nuevas culturas y, para poder costeárselo, tenía que trabajar. Hoy habla cuatro lenguas y se desenvuelve en otras cinco, unos conocimientos que la ayudan mucho en su profesión.

Según Statista, más del 80% de los nómadas digitales son autónomos. Lo cierto es que, aunque también están supeditados a unos plazos marcados por los clientes, tienen más libertad a la hora de decidir cómo y cuándo trabajan. Patricia explica que “al principio hay mucho de aprendizaje y autodescubrimiento”, pero que una vez que entiendes lo que funciona y lo que no, “eres más productiva y cuando te sientas frente al ordenador, trabajas al 100%”.

"Se echa de menos el contacto físico"

La mitad de los nómadas digitales son millennials. Entre las treintañeras que engrosan las filas de la comunidad, se encuentra Marga, que pasó 2023 recorriendo Asia: “El mundo es tan grande y bonito que es una putada. Yo no sabía cómo conocerlo de una manera más local que el turismo hasta que hace un par de años descubrí esta forma”.

Para Marga, estar lejos de los suyos nunca ha supuesto un problema. Afirma que se pueden tener buenas relaciones a distancia, pero no niega que a veces echa de menos el contacto físico.

Recuerda un momento en especial con una chica que conoció en uno de sus viajes: “Nos llevamos tan bien que el último día al despedirnos me abrazó. Estaba en Japón, donde son mucho más distantes y allí obviamente es más difícil conectar con las personas. Me sentí rara, no sabía qué estaba pasando, hasta que me di cuenta de que hacía 32 días que nadie me había abrazado”.

La crisis del alquiler

Los gobiernos ven a los nómadas digitales como una oportunidad para atraer talento a la vez que se invierte en el ecosistema empresarial del país. Es por esto que España dispone de un visado para teletrabajo de carácter internacional, que permite a los nómadas vivir durante un año en España con reducción de impuestos. Para obtenerlo, el beneficiario debe cobrar al menos el doble del salario mínimo español. Es decir, más de 2600 euros al mes.

Es en este punto donde llueven las críticas. Si los salarios son más altos que la media, se pueden permitir alquileres más caros, lo que conduce al encarecimiento de la vivienda del lugar visitado. Respecto a esto, Bárbara llama la atención sobre la importancia de conocer la cultura local y de respetarla.

“Muchas veces las personas que tenemos la oportunidad de ser nómadas digitales lo somos desde países ricos, y vamos a lugares con menos ingresos y menos oportunidades. Hay que ser muy conscientes para no influir negativamente en la comunidad que nos va a acoger”, advierte la periodista.

Sigue el canal de la SER en WhatsApp
Encontrarás toda la información, el deporte y el entretenimiento: la actualidad del día y las noticias de última hora, los mejores vídeos y momentos de la radio, entrevistas, reportajes y mucho más.

Suscríbete ahora
 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00