Punto de FugaPunto de Fuga
Internacional

Países Bajos marca el camino para la descolonización de los museos

Visitamos el Wereldmuseum de Ámsterdam, fundado como centro de apología del colonialismo y ahora reconvertido en espacio para la reflexión sobre la esclavitud

Wereldmuseum, Ámsterdam / Rick Mandoeng

En el momento de su mayor extensión, el Imperio Neerlandés regía sobre la vida de 60 millones de personas, más del 3% de la población mundial del momento, a principios del siglo XX. Bajo el yugo de Ámsterdam se gobernaban territorios en América como Surinam, africanos como Sudáfrica, en Asia como Indonesia o en Oceanía, ya que quedaron bajo su influencia zonas de Australia Occidental.

En plena expansión del colonialismo, en el siglo XIX, y tal como sucedía en otros lugares del mundo, se fundó en Ámsterdam un museo para ensalzar las conquistas del país y exhibir objetos cotidianos, instrumentos musicales, ropa o fotografías de los pueblos conquistados. Desde hace más o menos una década, las autoridades neerlandesas han decidido cambiar radicalmente el punto de vista y la estrategia del Wereldmuseum, que se ha ido reconvirtiendo hasta ser ahora un espacio para la reflexión contra el racismo y los estragos de la esclavitud.

"Como museo destacamos que el racismo es una de las peores herencias, sino la peor, del colonialismo. Y entonces tenemos que plantearnos cómo hablar de los estereotipos y del modo en que el colonialismo ha diseñado la manera en que pensamos de la gente que tiene un aspecto diferente... y hacerlo de forma que no los repitamos", explica Weraldine Flores, encargada de la sección del museo dedicada a la herencia caribeña.

Hablamos aquí de la esclavitud y de cómo deshumaniza a la gente, de cómo convierte a las personas en propiedades de otros

—  Weraldine Flores, encargada de la sección dedicada al Caribe en el Wereldmuseum de Ámsterdam

Otro de los encargados de esta revisión del museo, Rik Herder, admite que el proceso es reciente, que es un cambio de estrategia nacido en la última década, pero necesario para cambiar también el punto de vista de la sociedad neerlandesa, que en las últimas elecciones ha respaldado de forma mayoritaria a la extrema derecha. "Mucha gente todavía cree en la superioridad de los blancos y que los negros son violentos o menos inteligentes", explica Herder, a lo que Flores añade que "hablamos de las formas que han sobrevivido al colonialismo, hacemos pensar al visitante si aún existe el trabajo forzado para que encuentre que la respuesta es que sí, que aún hay formas de trabajo forzado".

El museo ha hecho además un ingente esfuerzo de investigación y presenta en una de sus salas un espacio digitalizado en el que podemos escoger un nombre al azar y en una pantalla descubriremos la biografía, relaciones personales y trabajo de más de 200.000 personas esclavizadas. "Es el modo de reconocer una injusticia histórica, de humanizar a personas que el colonialismo intentó deshumanizar, de mostrar humanidad de una forma poética", concluye Herder.

Suma cultural

La invitación del Wereldmuseum hace que el visitante observe los mismos objetos que podía ver alguien hace un siglo, pero con una mirada totalmente diferente. Buena parte de ese logro se consigue por la inmersión en la cultura de los pueblos ocupados por los neerlandeses. Hay un homenaje a la música y a los instrumentos de lugares como Surinam o Sri Lanka, que se relaciona directamente con algunos de los artistas más escuchados a día de hoy.

Las personas esclavizadas tenían amigos, las mujeres se quedaban embarazadas y tenían hijos, tenían música propia, cultura, y queremos centrarnos en su resiliencia y en su lado humano.

—  Rik Herder, Wereldmuseum

"La música en las plantaciones estuvo en ocasiones prohibida y en ocasiones permitida. Buena parte de nuestra música popular es música negra que viene de los esclavos: es el caso del rap, el blues, el jazz o el rythm&blues", explica Herder, quien también hace una parada en el legado gastronómico de esas regiones, muy presente ahora por ejemplo en la gran cantidad de restaurantes indonesios que podemos encontrarnos en las principales ciudades de Países Bajos. El objetivo es no restar, concluye, sino añadir a la identidad neerlandesa el legado de otras culturas del mundo.

Herder subraya también que el museo quiere profundizar en el impacto ecológico del colonialismo. "Se ha dicho que llevaron la civilización y la modernidad. En el caso de Surinam, ha quedado asolada por la industria del oro, lo que ha generado un alto nivel de contaminación y ha dejado bosques inundados por lagos artificiales".

Instrumentos musicales de distintos países expuestos en el Wereldmuseum, Ámsterdam

Instrumentos musicales de distintos países expuestos en el Wereldmuseum, Ámsterdam / Rick Mandoeng

Intención política

Los guías del museo nos reconocen que el centro pretende ser un espacio de reflexión social y política en pleno auge de los mensajes contra la inmigración tanto en los Países Bajos como en otros países de Europa que afrontan las elecciones al Parlamento comunitario en junio. Admiten que reciben mensajes positivos, pero también negativos de quienes pretenden seguir utilizando el legado del colonialismo como argumento para defender sus posturas intransigentes.

Más información

Aún así, el Wereldmuseum intenta ser una referencia para otros países. Según nos cuentan, representantes de museos de Alemania, Francia o Bélgica han hablado ya con los responsables del centro de Ámsterdam para estudiar su proceso de reconstrucción de su identidad. También son conocedores del mensaje en ese sentido del ministro de Cultura español, de Ernest Urtasun, quien recientemente ha abogado por la descolonización de los museos.

El museo ha devuelto algunos objetos a Indonesia o Sri Lanka al tiempo que sabe que tiene una responsabilidad añadida en tiempos de expansión de mensajes racistas. Weraldine Flores define en una frase el objetivo de su trabajo diario: "Es importante para nosotros que los visitantes que vengan a estas salas entiendan que el racismo existe, pero no las razas".

Sigue el canal de la SER en WhatsApp
Encontrarás toda la información, el deporte y el entretenimiento: la actualidad del día y las noticias de última hora, los mejores vídeos y momentos de la radio, entrevistas, reportajes y mucho más.

Suscríbete ahora
Antonio Martín

Antonio Martín

Redactor de la sección de Internacional. Se incorporó a la Cadena SER en 2005 y desde entonces ha formado...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00