Baloncesto

Shaquille O'Neal: las frases célebres del hombre que tiró una medalla de oro olímpica por la ventanilla del coche

La leyenda del baloncesto de Estados Unidos ha confesado esta semana que tiró la medalla de oro ganada con su país en los Juegos Olímpicos de Atlanta, en 1996

La leyenda de la NBA, en una sesión de fotos de 1999. / Bob Berg

Shaquille O'Neal, conocido por su imponente presencia en la cancha y su carisma fuera de ella, ha dejado un legado de frases memorables que reflejan su personalidad única y su filosofía de vida. Una de sus citas más emblemáticas, "En mi próxima ampliación de contrato por dos años debería cobrar 200 millones de dólares", muestra su confianza y humor característicos, reflejando la mentalidad de un campeón que sabía su valor en el apogeo de su carrera. Otra frase que destaca su enfoque ganador es "El día que dejé de preocuparme de mis estadísticas fue el día que empecé a ganar", lo que demuestra su evolución de un jugador centrado en el rendimiento individual a un líder de equipo.

O'Neal no sabe dónde está su medalla de oro de Atlanta 96: "Me enfadé tanto que la tiré por la ventanilla del coche"

Su perspectiva cósmica y humorística se evidencia en declaraciones como "No sé cómo es para vosotros los terrícolas, pero de donde yo vengo la fuerza viene de la mente", y "¿De qué planeta vengo? No sé realmente el nombre, destruyeron los informes. Mi madre dice que me encontraron en un tren", que añaden un toque de misterio y diversión a su imagen pública. Además, su autoconfianza se manifiesta en frases como "Nietzsche era muy inteligente. Así soy yo. La versión negra del Nietzsche jugador de baloncesto", comparándose con el famoso filósofo de una manera que solo Shaq podría hacerlo.

Más información

O'Neal también ha comentado sobre su técnica en la cancha con metáforas ingeniosas, como "Nuestro ataque es como el Teorema de Pitágoras. No tiene solución", refiriéndose al famoso Triángulo Ofensivo de los Lakers, y "La única forma que hay de pararme es con una falta", destacando su dominio y la dificultad que tenían los oponentes para defenderlo sin recurrir a faltas.

Además de su humor, Shaq no temía hablar de temas más serios, como su fe, diciendo "Que yo promedie un 40% de acierto desde el tiro libre es una forma que tiene Dios de decir que nadie es perfecto. Si promediara el 90% no estaría bien", lo que refleja su aceptación de las imperfecciones y su visión holística del éxito y el fracaso.

Kobe Bryant y Shaquille O'Neal.

Kobe Bryant y Shaquille O'Neal. / John W. McDonough

En resumen, la carrera de Shaquille O'Neal fue tan monumental como sus palabras. Cuatro veces campeón de la NBA, MVP de la temporada, y miembro del Salón de la Fama del Baloncesto, Shaq no solo dejó su huella como uno de los jugadores más dominantes de la historia, sino también como un personaje inolvidable cuyas frases seguirán resonando en la cultura del baloncesto y más allá.

Sigue el canal de la SER en WhatsApp
Encontrarás toda la información, el deporte y el entretenimiento: la actualidad del día y las noticias de última hora, los mejores vídeos y momentos de la radio, entrevistas, reportajes y mucho más.

Suscríbete ahora
 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00