Sociedad

Las condiciones del Fuerte de Alfonso XII: "Había algunos presos bajo tierra, sin luz, hacinados, con piojos..."

Alrededor de 7.000 personas fueron encarceladas en el conocido como Fuerte de San Cristóbal durante los años en los que se habilitó como prisión

REPORTAJE: las condiciones de vida de los presos en el Fuerte Alfonso XII (06/06/2022)

REPORTAJE: las condiciones de vida de los presos en el Fuerte Alfonso XII (06/06/2022)

15:28

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1654508589456/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

El Fuerte de Alfonso XII, construido en el siglo XIX, está excavado en la roca del monte Ezkaba, también conocido como el de San Cristóbal. El fuerte, propiedad del Ministerio de Defensa, está recubierto por una capa de tierra en su parte más elevada, que permiten que se camufle y que apenas sea visible desde la ladera. En total, tiene unos 600.000 metros cuadrados de extensión, de los que 160.000 están construidos. Apunta el teniente coronel Jorge Ropero, jefe de la Unidad de Servicios del Acuartelamiento de Aizóain que "el fuerte se excavó sobre el propio monte, se inició volando el monte, se empezó a excavar y luego se edificó. Hay construcciones que tienen hasta seis pisos".

La marcha de las botellas de la libertad (06/06/2022)

13:00

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1654510499515/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Las condiciones de los presos eran totalmente insalubres. Precisamente, diversas fuentes apuntan a que la histórica fuga del 22 de mayo de 1938 -una de las más importantes de Europa- se debió a las malas condiciones en las que vivían. Para hacer este reportaje hemos visitado las celdas, la lavandería, los lugares donde un día fueron encerrados miles de presos.

Se estima que unas 7.000 personas pasaron por esta prisión y que el día de la fuga se amontonaban hasta 2.400. Lograron huir 795 presos, de los que 206 fueron asesinados durante la fuga y otros 14 poco después, acusados de haberla organizado. Tan solo lograron escapar tres personas y se sospecha de la existencia de una cuarta. El administrador de la prisión fue condenado por malversación de fondos por apropiarse del dinero destinado a la alimentación pero, tal y como apunta el investigador Fermín Ezkieta, fue absuelto en 1945.

Hoy en día, hay zonas del fuerte impracticables, pero las celdas subterráneas todavía se mantienen en condiciones visitables. Allí se pueden leer inscripciones en las paredes, ligeramente iluminadas por una ventana minúscula bajo la que se congregaban entre 25 y 50 presos. Entre las inscripciones, esta de la celda de castigo:

Inscripción en la celda de castigo del Fuerte Alfonso XIIedo

Inscripción en la celda de castigo del Fuerte Alfonso XIIedo

Tras ser utilizado como prisión, el fuerte fue reconvertido en hospital en el año 1943, luego fue polvorín y después de unos años en el olvido, sirve como centro de entrenamiento para el cercano acuartelamiento de Aizoain y para otras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Sus condiciones de conservación son pésimas, con zonas prácticamente en ruinas y con un elevado riesgo de derrumbe, a las que ni siquiera entra el personal militar, que es quien se encarga de realizar un mínimo mantenimiento.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00