Actualidad

Distintos municipios de Navarra notifican pinchazos durante sus fiestas

La localidad navarra de Bera de Bidasoa ha notificado estas fiestas hasta cinco pinchazos, mientras que Estella ha notificado uno

El pinchazo es un método habitual de sumisión química. / Motortion

Pamplona

Para asustar, por hacer la gracia, o directamente, para poder abusar o violar. Los pinchazos son cada vez más comunes, sobre todo, en fiestas y en recintos masificados, donde la víctima, si no nota la aguja, puede confundir el estado de sumisión química por pinchazo con haberse pasado de copas. Esta práctica ha llegado ha Navarra, en unas semanas donde diversas localidades celebran sus fiestas.

El alcalde de Bera, Aitor Elexpuru, ha confirmado en Hoy por hoy Navarra que durante las fiestas de la localidad, del 2 al 6 de agosto, se han notificado un total de 5 pinchazos a cuatro mujeres y a un hombre. Tres de las notificaciones se dieron el jueves, a dos chicas y un chico, y el viernes por la noche a dos mujeres. Dos de ellas han pasado por el hospital para hacerse pruebas, y otras dos han interpuesto denuncia. El alcalde confirma que no se han dado casos de sumisión o agresión sexual.

El alcalde lamenta que, en unas fiestas en las que "iba todo bien", sucedan estas cosas, pues es algo que "entristece". El viernes por la tarde se convocó una concentración multitudinaria en el municipio rechazando estas agresiones, y se estableció un nuevo protocolo de actuación para los bares. Además, se estableció un punto lila en el municipio. Elexpuru asegura que el sábado "no hubo más incidencias".

En la localidad de Estella, cuyas fiestas han dado comienzo este domingo, ya se ha notificado un primer pinchazo. El concejal de Servicios del Ayuntamiento de Estella, Jorge Crespo, explica que "hay bastante alarma y miedo sobre todo en chicas", debido a la facilidad con la que se pueden cometer estos actos. Se ha activado un protocolo en el municipio, que consiste en puntos morados en distintos puntos festivos, y que "ya han lamentado alguna denuncia".

Guardia Civil y Policía Foral investigan los sucesos.

En total, la Comunidad Foral ha anotado una veintena de denuncias, en su mayoría por parte de mujeres jóvenes, quienes aseguran haber sentido pinchazos en lugares festivos o de ocio nocturno.

El vicepresidente primero del Gobierno y consejero de Interior, Javier Remírez, ha advertido de que "a pesar de que hasta ahora no haya evidencias de sumisión química, no vamos a permitir que se atemorice a las mujeres, y por tanto vamos, a ser estrictos ante esas conductas".

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad