Hoy por Hoy NavarraHoy por Hoy Navarra
Sociedad

"Era como una prisión pero pagando": Soledad solo aguantó dos meses en una residencia

Sole y su marido estuvieron dos meses en una residencia navarra a donde acudieron "ilusionados" pero decidieron irse porque "estábamos muy mal atendidos, nos dejaron cien euros al mes para gastos, en dos meses perdimos dos kilos"

La historia de Soledad: tras dos meses en una residencia decide marcharse por las "malas condiciones" (16/09/2022)

La historia de Soledad: tras dos meses en una residencia decide marcharse por las "malas condiciones" (16/09/2022)

06:45

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1663325851198/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Pamplona

Tras la denuncia que hemos conocido de un usuario de residencia de las malas condiciones en las que se vivía en un centro de San Sebastián de los Reyes, una oyente navarra se ha puesto en contacto con SER Navarra después de sentirse totalmente identificada con su historia.

Entrevista a Mariano Turégano, usuario de una residencia: &quot;Lo hemos pasado muy mal, con mucho calor. Por lo menos a 40 grados&quot;

Entrevista a Mariano Turégano, usuario de una residencia: "Lo hemos pasado muy mal, con mucho calor. Por lo menos a 40 grados"

06:27

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1663259855559/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Sole y su marido estuvieron durante dos meses en la residencia Misericordia de Pamplona pero decidieron marcharse. Fueron convencidos pero una vez allí todo cambió. "Fuimos todo ilusionados, nos quitamos el piso y todo. Nos dijeron que nos iban a cobrar un 80 por ciento del sueldo, pero nos lo dijeron de palabra y cuando ya estábamos dentro nos quitaron absolutamente todo, y nos dejaban cien euros al mes para gastos. La comida horrible. Nos hacían rezar antes de comer como los niños de la posguerra. Una chica sola para toda la planta. Estábamos muy mal atendidos. Una noche entró una chica llorando, que se le había caído un enfermo, que estaba sola... horrible".

Sole decidió hablar con el médico, para decirle que se iban del centro. "En dos meses perdimos dos kilos. Y buscamos corriendo a donde nos podíamos marchar"

"Una vez dentro nos hicieron un contrato. Yo dije aquí nos morimos de tristeza, una habitación antigua, todo vieja, al principio no nos dejaban ni poner cuadros. Era como una prisión pero pagando", cuenta.

Ahora se encuentran en unos apartamentos tutelados, donde llevan tres años.

Se les debería caer la cara de vergüenza

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad