Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 01 de Julio de 2022

Otras localidades

EL CINE EN 'A VIVIR QUE SON DOS DÍAS'

Así empezó el cine

Recordamos los grandes momentos que marcaron el nacimiento del séptimo arte

The Artist y La invención de Hugo han copado este año el mayor número de Oscar repartiéndose 5 estatuillas cada una, siendo la francesa la gran triunfadora al llevarse los premios gordos. Las dos no solo comparten laureles, también tienen en común un cierto interés por recuperar el cine clásico y, sobretodo, su particular homenaje al cine y a sus inicios. Nos sumamos a este homenaje recordando los momentos claves de los primeros pasos del séptimo arte: desde la primera proyección al nacimiento del sonoro.

Dos hermanos llamados Louis y Auguste

Los hermanos Lumiere son los responsables de esto que tanto nos gusta: el cine. En 1894 patentaron un invento llamado cinematógrafo y que para ellos tenía un claro interés científico, atrapar instantes de la realidad. Instantes ligados a la modernidad como la Salida de los obreros de la fábrica Lumière, que mostraron en un pase privado y, sobretodo, La llegada del tren a la estación de la Ciotat que formó parte de la primera proyección pública en el Grand Café de París el 28 de diciembre de 1895. Fue allí donde los espectadores experimentaron por primera vez, con cierto sobresalto, la magia del cine, y donde se rieron por primera vez ante una gran pantalla viendo El regador regado, que debe considerarse como el primer gag de la historia del cine.

Un mago llamado Georges Méliès

Entre los asistentes a aquella primera proyección estaba un ilusionista llamado Georges Méliès que vislumbró las enormes posibilidades que tenía aquel invento llamado cinematógrafo. No se contentó con registrar escenas de la realidad, el cine podía también narrar historias; entre 1896 y 1914 rodó más de 500 películas que sentaron las bases del cine como arte y espectáculo, entre ellas, aquel Viaje a la luna (1902), pura magia cuando nadie hablaba de efectos especiales.

El Méliès español y los primeros cineastas americanos

En España también tenemos pioneros y el más grande había nacido en Teruel. Segundo de Chomón fue un maestro de los trucajes y todavía hoy quedamos fascinados viendo El hotel eléctrico (1908), pura magia. Mientras, en Estados Unidos, el cine daba un gran salto cualitativo, gracias a Edwin S. Porter. Con La vida de un bombero americano (1902) utiliza por primera vez el montaje alternado, técnica que mejora con Asalto y robo al tren (1903), el primer western de la historia del cine.

Así empezó Hollywood

El cine se ha convertido en espectáculo y en industria, es cuando estalla la guerra, la guerra de patentes en Estados Unidos. Pequeños productores, hartos del control y de las persecuciones de los grandes, huyen de Nueva York para trasladarse a la Costa Oeste. Tras varios intentos encuentran el lugar ideal para instalarse, en un suburbio de Los Ángeles llamado, Hollywood.

El padre del cine moderno

David W. Griffith rodó cientos de películas pero pasará a la historia del cine por unas pocas que marcaron las bases del lenguaje cinematográficos. Su obra cumbre fue El nacimiento de la nación (1915) donde introduce el montaje paralelo, los fundidos, el uso dramático del primer plano, el desplazamiento del punto de vista en una misma escena o los grandes planos generales de cuadros épicos y de batallas. Con su siguiente película, Intolerancia (1916) intentó superar lo que parecía insuperable y, aparte de lograr otra obra cumbre, su rodaje la convirtió en uno de los primeros grandes desastres de la industria de Hollywood.

El cine cómico

Hollywood, en sus comienzos, es también el nacimiento de los géneros cinematográficos y uno de los pilares de la nueva industria fue el cine cómico. Hablar de este género es hablar de la productora Keystone, productora del pionero del cine cómico, Mack Sennett. De sus cortos surgieron los grandes cómicos de la época: Harold Lloyd, Ben Turpin, Roscoe Arbuckle y dos de los grandes entre los más grandes, Buster Keaton y Charles Chaplin. Él satirizó a la sociedad con inteligencia, poesía y un espíritu crítico todavía vigente personalizado en el personaje que le dio y le sigue dando fama, Charlot, que apareció por primera vez en Carreras de autos para niños (1914), uno de las innumerables películas cómicas del sello Sennett.

Las vanguardias europeas

Durante la segunda década del siglo XX aparecen en Europa las vanguardias como modelos de ruptura del clasicismo dominante. El cine vanguardista cuestiona el modo de representación cinematográfica. Es el cine impresionista francés pero sobretodo el expresionismo alemán que surge con fuerza gracias a El gabinete del doctor Caligari (1920) de Robert Wiene, considerada la primera película expresionista surgida de los estudios UFA, cuna de futuros maestros de la talla de Ernest Lubitsch, F.W. Murnau, Georg W. Pabst o Fritz Lang. Sin olvidarnos de la escuela soviética, base del cine como instrumento propagandístico y que tiene como gran obra El acorazado Potemkin (1925) de Serguei M. Eisenstein.

El star system

Acabada la Gran Guerra, Hollywood se fortalece y empieza a dejar sentir su influencia sobre una sociedad que sueña y se ilumina con los actores y actrices que ve en la pantalla. Ellos y ellas son ya las estrellas: Gloria Swanson, Llillian Gish, Douglas Faribanks, Clara Bow... y Rodolfo Valentino cuya muerte prematura lo convierte en leyenda.

Al cine sólo le falta hablar

Es el último gran momento que marca el final del principio. Al cine únicamente le falta reproducir el sonido y la primera que lo consigue es El cantor de jazz (1927) de Alan Crosland. La película provocó una gran revolución y afectó especialmente a muchas de aquellas grandes estrellas que superaron la gran transición del mudo al sonoro cayendo en el olvido. The Artist incide precisamente en este momento, algo que ya había hecho de forma magistral aquel inolvidable musical llamado Cantando bajo la lluvia (1952). El cine aprendió a hablar y, afortunadamente, no ha dejado de sorprendernos y de llenar de magia las salas a todo el mundo, la misma magia de aquel pionero Gerorges Méliès que renace en la magnífica La invención de Hugo.

El Cine

Así comenzó el cine

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?