Sábado, 28 de Mayo de 2022

Otras localidades

Hackea el Banco de Francia por error

Un ciudadano francés accedió al Servicio de Deudas del Banco de Francia mientras intentaba llamar por Skype y marcó al azar: 1-2-3-4-5-6

Un ciudadano francés accedió al Servicio de Deudas del Banco de Francia mientras intentaba llamar por Skype y marcó al azar: 1-2-3-4-5-6

Un francés de 35 años, desempleado e intentando usar números de tarificación adicional a través de Skype accedió por error al Servicio de Deudas del Banco de Francia. ¿El complejo método? Ingresó un código al azar: 1-2-3-4-5-6. Así llegó hasta el Banco de Francia, aunque él desconocía por completo dónde estaba porque ningún mensaje se lo mostró.

Este suceso que tuvo lugar en 2008 desencadenó toda una investigación internacional, pues la entidad detectó el hackeo y rápidamente lo denunció. Lo denunció ante la Expedición de Comisiones Rogatorias Internacionales de Luxemburgo puesto que este pequeño país es donde se encuentra la sede de la empresa.

A pesar de que este ciudadano bretón llevó a cabo el 'hackeo' desde su cuenta de Skype -en la que todos sus datos de registro son verdaderos, según informó Hélène Laudic-Baron, su abogada-, la investigación se demoró durante dos años y empleó a expertos altamente cualificados en el campo de los delitos informáticos de la policía francesa. En 2010, la Policía se presentó en su domicilio para detenerlo.

Ahora, los jueces del Tribunal Penal de Rennes lo han absuelto debido a "la ausencia de cualquier acto intencional "dijo según declaró su abogada su abogada el jueves. La abogada también ha declarado a los medios que el acusado no contaba en su domicilio con ningún servidor propio ni equipo cualificado; es más, su ordenador era antiguo y de mala calidad y todo se debió a una casualidad ya que para ingresar en el Banco de Francia no sólo era válido el código 1-2-3-4-5-6, sino también el contrario (6-5-4-3-2-1)

A pesar de que los expertos advierten de la importancia de elegir contraseñas alfanuméricas e ir variándolas cada cierto tiempo, este hecho pone de manifiesto la fragilidad de las medidas de seguridad de la red de muchas instituciones y empresas.

Un estudio de 2007 ya revelaba que contraseñas como "password", "123456", "qwerty" o "abc123" estaban entre las más comunes y elegidas por los internautas.

Dos años después, se realizó un estudio a 28 mil contraseñas que fueron robadas de una popular web y posteriormente publicadas en Internet. El estudio concluía que:

- 16% usa su primer nombre como contraseña.

- 14% usa combinaciones excesivamente fáciles de recordar como 1234, 123456, o el orden de distribución del teclado como: QWERTY o AZERTY (en algunos países europeos).

- 5% eran nombres de shows de televisión o nombres de celebridades muy reconocidas tipo hanna, matrix o ironman.

- 4% corresponden a palabras como password o password1.

Quizá lo mejor sea hacer caso a los expertos y no caer en los tópicos a la hora de elegir nuestras contraseñas, así como evitar guardarlas en navegadores, teléfonos o dispositivos inteligentes portátiles.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?