Lunes, 27 de Junio de 2022

Otras localidades

Desahucios: tarde y mal

Pepa Bueno, durante la presentación de la nueva temporada de Cadena SER, en la que dirigirá - junto a Gemma Nierga - 'Hoy por Hoy'

Pepa Bueno, durante la presentación de la nueva temporada de Cadena SER, en la que dirigirá - junto a Gemma Nierga - 'Hoy por Hoy' / CADENA SER

Con dos personas suicidadas; Con los decanos de los jueces movilizados, con una sociedad espantada que ha dicho basta; y con una situación explosiva que ha alcanzado ya la superficie, el Gobierno y el PSOE se disponen a cerrar hoy un acuerdo que permita paralizar los desahucios.

Bienvenido sea el acuerdo político, pero llega tarde, muy tarde. No pueden extrañarse los partidos de su propio desprestigio y del de la política. Y este es un caso de libro. Las instituciones y los partidos, con excepciones como Izquierda Unida, llevan desoyendo el clamor de la calle en esta materia.

Ni se ejecutó la orden del Gobierno de Zapatero tras la aprobación de la nueva ley concursal para que el Gobierno informara en seis meses al parlamento sobre la situación de las familias en riesgo de ser desahuciadas. Ni se atendió la iniciativa legislativa popular de la plataforma de afectados. Ni se consideraron las alternativas remitidas al congreso por la asociación de directivos y gerentes de servicios sociales.

O sea, que la política tenía noticias de este problema social. Pero estaba ciega, muda y sorda. Ahora recobra la voz. Bienvenida. Igual que se suman los primeros bancos, en concreto Kutxabank, que ha ordenado detener las ejecuciones de hipotecas por el momento. También llega tarde un sector que fue insensible al código de buenas prácticas para solucionar un problema que ayudó a crear.

La misma insensibilidad y altanería que ha demostrado el Consejo General del Poder Judicial frenando las propuestas de los decanos, que han demostrado estar en contacto con la realidad frente al aislamiento palaciego de quienes les gobiernan.

Pero este asunto exige celeridad. Es evidente que no se puede cuestionar el ordenamiento jurídico ni transmitir la idea de que sale gratis no pagar las hipotecas, como apunta el presidente del Banco Popular. Por ahí no van las soluciones. Hay pasos más de fondo que se pueden dar y que no se limitan al cambio de la ley hipotecaria. Y hay ideas sobre la mesa.

Por ejemplo, una ley de insolvencia que permita a los particulares salir del sobreendeudamiento sin que sus hijos hereden tal castigo. Una especie de plan de saneamiento ¿O es que las personas merecen menos oportunidades que los bancos? O una ley concursal para las familias ¿O es que las personas merecen menos oportunidades que las empresas?

Hágase política con mayúsculas para evitar el espectáculo indigno de una familia arrojada a la calle, un ejercicio insoportable que se ha repetido en España 400.000 veces en los últimos cuatro años. Un dictado legal que nos degrada como país y como seres humanos.

Soluciones, soluciones, soluciones. Eso es lo que gritan los ciudadanos. Y cada vez más fuerte.

Pepa Bueno: "Soluciones, soluciones y soluciones. Eso es lo que gritan los ciudadanos. Y cada vez más fuerte"

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?