Martes, 28 de Junio de 2022

Otras localidades

COCINA CON MARTÍN BERASATEGUI

Crema de guisantes congelados

Crema de guisantes congelados

Hoy vamos a ser más prácticos que nunca. Haremos una receta con un producto congelado. Con los congelados también se pueden hacer cosas muy dignas y además nos saldrá barato. ¿Qué más podemos pedir? Eso sí, le vamos a aportar esos toques de chispa para tener una crema de guisantes congelados de aúpa.

Es una receta con una elaboración bien fácil y sencilla. Empezamos pelando y picando los 100 gramos de cebolleta y sudándola en una cazuela durante 3-4 minutos con las 4 cucharadas soperas de aceite de oliva.

Cuando la cebolleta esté en su punto, agregamos los 750 gramos de guisantes congelados y seguimos sudando todo junto a fuego fuerte durante unos 2-3 minutos. Incorporamos los 675 gramos de caldo caliente y llevamos el conjunto a ebullición durante otros 5 minutos.

Trituramos con la túrmix, añadiéndole los 15 gramos de dados de mantequilla y la colamos. La ponemos a punto de sal y pimienta y servimos la crema bien caliente.

Para presentarla, hay mil combinaciones posibles pero una muy de la estación es acompañar la crema con unos huevos de codorniz cocidos y partidos por la mitad, unos dados de queso fresco en el fondo y unas puntas de espárragos salteadas. La combinación de todo es apoteósica.

A TENER EN CUENTA:

¿Se puede hacer con guisantes frescos también?

¡Claro!, también y más ahora que estamos en temporada, pero los he puesto congelados porque casi todo el mundo tiene en el frigorífico unas bolsas de guisantes congelados y al final casi siempre se acaban haciendo estofados o menestras con ellos.

¿Y cómo se deberían comprar frescos?

Los guisantes hay que comprarlos de tamaño medio, con vainas crujientes y quebradizas, los guisantes de grandes vainas son harinosos y ásperos.Eso sí, lo frescos que son una joya hay que cocinarlos muy brevemente, sólo lo suficiente para realzar su sabor y ablandarlos.

¿Tienes algún truco para pelar los huevos de codorniz?

Sí, hay uno que funciona muy bien, consiste en echar los huevos en abundante agua que haya quedado justo por debajo del punto de ebullición, tapar la cazuela, apagar el fuego y dejarlos dentro unos 3 minutos hasta que estén hechos.

Una vez cocidos, enfriárlos rápidamente en agua fría o helada para afirmar la clara y que resulte más fácil pelarlos.

-De todos modos hoy en día hay empresas que venden los huevos de codorniz ya cocidos y pelados si uno quiere. Muy práctico.

Ingredientes

750 g de guisantes extrafinos congelados

100 g de cebolleta

15 g de mantequilla

675 g de caldo

4 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen

Sal y pimienta

Además,

Dados de queso fresco

Huevos de codorniz cocidos

Puntas de espárragos trigueros

Cocina con Martín Berasategui: Crema de guisantes congelados

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?