Domingo, 20 de Septiembre de 2020

Otras localidades

SER Historia: Machu Picchu

"Hay un gran tesoro en Machu Picchu, guardado por una puerta visible pero invisible"... leyenda Inca. Estas fueron las palabras de Roberto Huillca, guardia en Machu Picchu, después de haberle enseñado la "Puerta"

Lo que fue inicialmente una intuición, una observación, se convirtió 2 años más tarde en un hecho científico incontestable. Existe en el corazón de Machu Picchu detrás de un acceso todavía tapado, unas escaleras que parecen dirigirse hacia una compleja red de cavidades y salas... un sitio virgen e inexplorado, tal como los habitantes de Machu Picchu lo dejaron 500 años atrás...

Edificio de las 3 Portadas en donde se ubica la Puerta

¿Qué tesoros de conocimiento nos acuerdan en las profundidades de Machu Picchu? El camino para saberlo es todavía incierto y lleno de dificultades pero la aventura será seguramente una de las más apasionantes de la arqueología moderna.

Todo empezó en abril del 2010, a raíz de un viaje turístico a Perú y a la famosa ciudad Inca de Machu Picchu en la cual permanecí 3 días. Al final del segundo día cuando ya pensaba haber recorrido todos los rincones de la ciudad, al dirigirme hacia la salida, me perdí. En un pequeño pasaje una discontinuidad en la pared de un edificio imponente atrajo entonces mi mirada. Enseguida pensé en un "puerta" tapada, con su marco evidente constituido por grandes bloques de piedra, su ubicación central en el edificio, la presencia de una piedra tallada como para servir de soporte a algún objeto, y su tapiado irregular que contrastaba con el resto del edificio.

Lo primero que hice fue explicar mis observaciones al guardia del sector, Roberto Huillca, y a la persona que se me presento como responsable en aquel momento de la ciudad Inca, Marco Palomino. Después de constatar su sorpresa e interés, intercambiamos nuestros datos de contacto con la promesa de mantenernos informados y proseguí mi viaje en ese magnífico país que es Perú.

De vuelta en Europa volví a ponerme en contacto con las autoridades del parque e intente hablar con la embajada de Perú en España, pero sin éxito. Seguramente no debí de utilizar los canales adecuados. En Agosto del 2011, 1 año y medio después del "descubrimiento" encontré por casualidad en la versión electrónica de un periódico francés, le Figaro, un artículo sobre búsqueda arqueológica en Péru que citaba a Thierry Jamin, investigador y explorador francés, y presidente del Instituto Inkari (Cusco) que desde hace más de 15 años participa en colaboración con el Ministerio de la Cultura en la búsqueda de la presencia permanente de los Incas en la amazonia peruana.

Thierry Jamin se interesó de inmediato por mis explicaciones y por las fotos. Se desplazó a Machu Picchu, solo y acompañado por arqueólogos del Ministerio de la Cultura. Volvieron convencidos de estar realmente delante de una "puerta" que según ellos podría llevar a una zona funeraria de un gran personaje Inca.

El Instituto Inkari deposito entonces un proyecto de exploración - sin excavación, que fue concedido por el Ministerio de la Cultura de Perú en Marzo del 2012. Tuve la suerte de unirme al equipo de Thierry Jamin y poder participar en la semana de análisis que se hicieron en Machu Picchu mediante georadares y discriminadores de frecuencia moleculares. Dos empresas externas independiente y 5 tipos de aparatos se utilizaron. Las pruebas científicas conseguidas fueron concordantes e irrefutables. Las imágenes demostraron la presencia de un pasillo con escaleras justo detrás de la puerta, cavidades múltiples, una de ellas perfectamente tallada y de forma cuadrangular, así como la presencia de oro y plata en grandes cantidades.

Al finalizar las investigaciones, el Instituto Inkari presento al Ministerio de la Cultura el informe final que fue aprobado sin restricciones en Septiembre del 2012, y presento un nuevo proyecto, esta vez de apertura del vano.

Infelizmente delante de la importancia del hallazgo, una serie de polémicas empezaron a aparecer en Perú dejando de manifiesto las codicias de algunos arqueólogos y representantes de la administración peruana, hasta tal punto que el descubrimiento en sí paso en segundo plano. Thierry Jamin fue fuertemente criticado, hasta amenazado de muerte.

Tengo muy presente que Machu Picchu es un lugar majestuoso y un símbolo para los peruanos y la humanidad en general. El Instituto Inkari entiende perfectamente que no se le autorice a abrir solo el vano de acceso y que el Ministerio de la Cultura de Perú tenga un rol preponderante. Pero desde mi punto de vista tampoco sería ni justo ni ético que los que realizaron tan formidable descubrimiento no estén plenamente implicados en las próximas etapas del proyecto. En vez de ser fuente de división, este hallazgo debería de ser, al contrario, motivo de unión y de humildad.

Espero sinceramente que todas las partes encuentren un acuerdo y que el pueblo peruano y el mundo puedan descubrir rápidamente este inesperado y formidable legado de los Incas, en el corazón de la ciudad de Machu Picchu.

Apoyo

Para los que desean apoyar financieramente al Instituto Inkari en este proyecto, se puede hacer a través de la cuenta bancaria de la asociación Inkari Europe (Toulouse - Francia):

Association Inkari Europe

Banco: Credit Agricole Toulouse

IBAN: FR76 1310 6005 0020 0056 5131 172

BIC: AGRIFRPP831

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?