Jueves, 02 de Diciembre de 2021

Otras localidades

FÚTBOL | LIGA BBVA | JORNADA 10 | F.C. BARCELONA 2 - REAL MADRID 1

El Barça es fiel a su identidad para llevarse el primer clásico ante un Madrid con dudas

El Barcelona se impone a un Madrid que compareció en el Camp Nou con una crisis de identidad que se plasmó en un once con Ramos en el centro del campo, con Bale y sin un nueve claro

El chileno celebra con sus compañeros su gol al Real Madrid en el primer Clásico de la temporada.

El chileno celebra con sus compañeros su gol al Real Madrid en el primer Clásico de la temporada. / EFE

Decidieron los goles de Neymar y Alexis. Por el Madrid marcó Jesé cuando casi no había tiempo para más. El equipo de Martino amplía a seis puntos su ventaja en la clasificación del campeonato con respecto al equipo de Carlo Ancelotti. El italiano hizo autocrítica pero también apeló a los errores arbitrales para justificar la derrota.

En el Camp Nou se enfrentaban este sábado dos equipos nuevos. Pero mientras Martino recurrió a un planteamiento conocido ya por todos desde la etapa de Guardiola, Ancelotti tiró de un guión que ni siguiera él mismo había probado antes.

El Barcelona lo fió todo una vez más a la inspiración de los Xavi, Iniesta y Cesc y a su capacidad para asociarse con Neymar y Messi. El Madrid, por su parte, metió a Ramos como centrocampista y prescindió de un nueve puro para dejar vía libre al recorrido que tienen habitualmente Cristiano y Bale. Ninguno de los dos equipos fue rígido en su esquema. Y como si no quisieran mostrar claramente sus cartas, desde el primer minuto optaron por la movilidad de los hombres que actuaban en labores ofensivas.

De entrada, la fórmula pareció venirle mejor al equipo blaugrana, quizá por aquello de que la conoce de memoria. Pero eso tampoco se tradujo en ocasiones demasiado claras sobre la portería de Diego López. Cesc fue el primero que intentó disparar a la meta contraria, pero la pelota impactó en su compañero Neymar.

Después probó fortuna Gareth Bale en una de las escasas ocasiones del Madrid en toda la primera mitad. La pelota se fue arriba, pero el galés quiso enseñar una de las armas que todavía no ha podido poner en funcionamiento desde su llegada a la Liga BBVA: su capacidad para armar un disparo desde cualquier posición del campo.

Con la pelota más tiempo en los pies de barcelonistas pero con escasez de ocasiones en las dos áreas, llegó el tanto de Neymar. Gran centro de Andrés Iniesta desde la línea de creación para el nuevo astro blaugrana, que tuvo algo de fortuna en la definición, ya que su disparo se coló entre las piernas de Carvajal y Varane, tocando ligeramente en ellas, para que la pelota entrara por el palo largo. Demasiados elementos de despiste para Diego López.

A punto estuvo el Barcelona de rematar la faena inmediatamente después. Otra vez gracias a Iniesta, aunque en esta ocasión se asoció para Messi en un pase en profundidad que el argentino mandó a la derecha del portero del Real Madrid.

El gol no había hecho otra cosa que multiplicar las virtudes del Barcelona y las carencias del Madrid de Ancelotti. Porque aunque no había tenido demasiadas oportunidades, los de Martino parecían encontrar con más facilidad a sus compañeros. Y los experimentos de Ramos y la ausencia de un nueve nato no parecían aportar demasiado al equipo blanco.

Con todo, había partido para los dos equipos. Y mucho. Un 1-0 es casi una anécdota en un campo con tantos jugadores con talento. Quiso demostrarlo Bale con otro disparo desde lejos que no encontró portería. Y también Cristiano con su centro desde la izquierda que remató Khedira en el área pequeña para lucimiento de Valdés. En esa acción los madridistas pidieron mano de Adriano, que defendía al alemán. La hubo, aunque lo que faltó fue voluntariedad e influencia en la jugada, que acabó con la pelota atajada por parte del guardameta blaugrana.

La reanudación no cambió demasiado las cosas. Lo mejor se veía en las botas de Iniesta y Neymar. El Barcelona daba imagen de superioridad pero el Madrid seguía con vida. Pero pasó de sobrevivir a ir a por el encuentro cuando llegaron los cambios. El primero, la entrada de Illarramendi por Sergio Ramos. El segundo, el de Benzema por Bale. Funcionaron y el partido se convirtió en un duelo de mucho más peso con un Madrid a por todas.

De hecho, entre los dos cambios llegaron dos ocasiones muy claras para los de Ancelotti. La primera en un robo en la zona de creación del Barcelona. La pelota acabó en los pies de Cristiano. Disparó el portugués y se lució Valdés. Di María estaba solo en el segundo palo. Como si quisiera desquitarse, el argentino tuvo su ocasión en la siguiente jugada, pero su disparo desde la frontal lo atajó el meta del Barcelona.

Así llegaron los mejores minutos del equipo blanco. Cuando, precisamente, ponía sobre el campo un dibujo y unos hombres más propios de lo que había hecho hasta ahora tanto en la Liga como en la Champions. El Madrid se convirtió en el equipo dominante. El Barça, en el sufridor. De hecho, los de Martino parecían necesitar aire y el argentino se lo quiso dar metiendo en el campo a Alexis por Cesc. Minutos antes, el catalán había sido protagonista en un más que posible penalti que le hizo Pepe en una entrada por detrás en el área. El cambio fue determinante, pero antes el equipo blaugrana se llevó más sustos.

Y lo hizo cuando el Madrid pidió penalti de Mascherano sobre Cristiano. Pudo pitarlo sin problema Undiano Mallenco. También, cuando Benzema se destapó con un gran disparo desde lejos que impactó en el larguero de la portería que defendía Valdés.

Pero el que resolvió el choque fue el chileno Alexis. Recibió la pelota en carrera y directo hacia la portería de Diego López. Y cuando tuvo que decidir cómo resolver la jugada, se decantó por lo más difícil... y lo más genial. Toquecito por encima de Diego López, algo adelantado, para hacer el segundo tanto de la noche. El Camp Nou se puso en pie por el gol... y por el resultado.

La afición blaugrana quiso hacer una fiesta de lo que quedó del encuentro. Por eso disfrutó con el caño de Alves a Cristiano y despidió con una enorme ovación a Neymar cuando fue sustituido por Pedro. El gol de Jesé, de todos modos, les demostró una vez más que el Madrid seguirá dando guerra y que nunca se rinde, sobre todo cuando queda mucha temporada por delante. El Barcelona pega primero, pero quedan dos tercios de campeonato. Lo que ocurre es que no solo tiene más puntos que el Madrid, sino también menos dudas sobre su juego.

'El Larguero' | 'Carrusel' | 'SER Deportivos' | 'Hora 25 Deportes' | 'Play Fútbol' | 'Play Basket' | Más deportes

Gol de Neymar (FC Barcelona 1 - Real Madrid 0)

Gol de Alexis (FC Barcelona 2 - Real Madrid 0)

Gol de Jesé (FC Barcelona 2 - Real Madrid 1)

'El Sanedrín' analiza la alineación de Carlo Ancelotti en el Clásico

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?