Viernes, 24 de Junio de 2022

Otras localidades

Los Jesuitas: El 'enemigo' en casa

2014 es el año en el que los jesuitas cumplen el segundo centenario de su readmisión por el papado

San Ignacio de Loyola, fundador de los Jesuitas

San Ignacio de Loyola, fundador de los Jesuitas / CADENA SER

De España han sido expulsados en múltiples ocasiones, la última en 1932. ¿Por qué? ¿Qué miedo reflejaron los gobiernos en esta comunidad religiosa? Su historia nos puede dar las claves

A lo largo de la Historia de España las monarquías que nos han gobernado han tomado decisiones en ocasiones muy expeditivas. Los Reyes Católicos expulsaron a los judíos, Felipe II a los moriscos... Sin tener justificación humana más allá del contexto histórico y religioso tan brutal de esos siglos XV y XVI, estas expulsiones se pueden enmarcar o justificar por las características de esos periodos convulsos. Ahora bien, cuando en 1767 Carlos III, que si por algo no pecaba era de ser mal cristiano, decide exhar a los jesuitas de todos los territorios de la corona española, uno al menos se plantea esta pregunta: ¿por qué?

La orden de Jesús nace de la mano de san Ignacio de Loyola y de un grupo de hombres afines, en el año 1539. Lo hace en Roma y con un vínculo muy cercano al papado, a quien prometen obediencia absoluta. La compañía, nombre que les daba un toque más militar que divino, se extendió por todo el mundo como una mancha de aceite. Su poder fue en aumento y sus posesiones económicas también, o al menos eso decían los que les tenían celos o envidia. Igual poder contaban otras órdenes más señeras como la de los franciscanos o los dominicos y nadie dijo nada. Napoleón llegó a decir de los jesuitas que eran una orden militar, no religiosa y que solamente buscaban poder, poder y poder. John Adams, el segundo presidente de Estados Unidos, sucesor de George Washington, decía lo mismo y prefería guardar una distancia muy prudencial con los seguidores de san Ignacio.

En busca del tesoro... inexistente

La realidad se mezcló con la leyenda y los jesuitas fueron la diana de invenciones algunas de las cuales bastante curiosas. Cuando fueron expulsados por Carlos III hubo quien no esperó a que pasaran ni dos días para comenzar a buscar en los monasterios y colegios ahora abandonados, el tesoro oculto que escondía esta "endemoniada" orden. Lógicamente no se encontró nada.

En muchos aspectos los jesuitas guardan cierto parecido con la orden de los caballeros templarios: una orden religiosa que amasa un poder excepcional y cuando se cree que no es bueno tener a tu vecino tan rollizo que te puede llegar a hacer sombra, el papado va y lo elimina, no una vez sino varias. De España se les ha expulsado en 1767, en 1832 y en 1932.

Y al final se han salido con la suya

Pero al final las aguas han vuelto a su cauce. Desde hace décadas la compañía de Jesús no ha levantado más celos que los que pueda levantar cualquier otra orden. Al final todos somos humanos, amen. Eso sí, parece que se han salido con la suya. El papa Francisco es jesuita y ha entrado como dice nuestro invitado, el padre Alfredo Verdoy, de forma incendiaria en el Vaticano. Por lo que se puede deducir que alguien antes estaba haciendo mal las cosas, y no parece que fueran los seguidores de san Ignacio.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?