Lunes, 17 de Enero de 2022

Otras localidades

Jimmy P. Western psicológico

jimmy-p-1 Jimmy P. Western psicológico Después de su último trabajo, ‘Cuento de invierno’, ese retrato de la burguesía maltrecha con Catherine Deneuve como matriarca, el cineasta francés Arnaud Desplechin da el salto a Estados Unidos con ‘Jimmy P’, una cinta en la que adapta el ensayo de George Devereux, promotor del etnopsicoanálisis, que consiste en aplicar las teorías psicológicas -en este caso el psicoanálisis- a otras etnias. Desplechin siempre ha defendido que sus películas no nacen de la realidad, sino del subconsciente. Por eso, la obra de Devereux, le vino como anillo al dedo, ya que con ‘Jimmy P’ asistimos a una sesión de psicoanálisis continua entre el antropólogo y psicólogo blanco George Devereux (el actor Mathieu Amalric) y un paciente indio, Jimmy Picard, que sufre distintos traumas y problemas físicos tras su regreso de la Segunda Guerra Mundial. Benicio del Toro es el ajado enfermo que supera con creces a su interlocutor ya que compone con precisión los distintos matices de su personaje. Monosilábico al inicio del tratamiento y mucho más complejo y locuaz al final. El diálogo entre paciente y enfermo es la base de ‘Jimmy P’, como ya vimos en la freudiana ‘Un método peligroso’, (2011) de David Cronenberg. Sin embargo, Desplechin se agarra también a esos paisajes de montañas suntuosas como si estuviésemos dentro de un western clásico se tratara, pero aquí se centra en los grandes olvidados de las películas del oeste: los indios. Las imágenes que recrean los sueños de ‘Jimmy P’ son evocadoras y refuerzan el juego dialéctico y representan algunos instantes claves en la vida del enfermo como sus tempranas experiencias sexuales, la separación de su hija, su divorcio o ese complejo de Edipo que le unía a su progenitora. “¿Se suicidan los indios?”, se pregunta uno de los reputados doctores que tratan a este enigmático paciente del que quieren deshacerse cuanto antes, no vaya a ser que esté cobrando la pensión del ejército más tiempo del debido. ‘Jimmy P’ es un alegato humanista, un diálogo freudiano, donde la interpretación de los sueños se aplica también a los indios en una época, finales delos cuarenta, donde los ecos del holocausto seguían muy presentes y donde los indios, aunque combatieran en el ejército, no eran tan norteamericanos como los blancos. Esta apología del ser humano puede entenderse como una manera de pedir perdón –y eso que es un francés el que está detrás del relato- por las infamias perpetuadas a los indios en la tierra de la libertad, entre ellas, esa colonización que hace que Jimmy sueñe en inglés. jimmy-p-2 Lo cierto es que Desplechin no lo pone fácil al espectador con ‘Jimmy P’, uno de sus trabajos más áridos, pero si uno entra en la sala de cine dispuesto a jugar y empieza a recomponer el puzle que nos presenta, lo puede pasar francamente bien aceptar este interesante reto porque aquí resolver el enigma no es lo importante, lo más enriquecedor es el proceso que nos lleva hasta el final del relato. Pepa Blanes

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?