Martes, 30 de Noviembre de 2021

Otras localidades

ÚLTIMA HORA ÚLTIMA HORA Cuatro muertos, dos de ellos niños, en el incendio en un edificio en Barcelona

Charles Chaplin, el músico

Charles Chaplin es uno de los autores más completos y polifacéticos que ha conocido el cine. Además de escribir, dirigir, interpretar, producir y financiar sus películas, también componía la música de las mismas. Y eso que sus conocimientos eran limitados. No sabía leer ni escribir música y nunca se consideró más que un aficionado. Tocaba, eso sí, el piano y el violín. Con este último instrumento practicaba casi todos los días ya que le servía para relajarse.  

Lo hacía de oído y estaba dotado de un sentido innato para la melodía. Muchas de sus partituras las esbozaba al piano o simplemente las silbaba a sus "arreglistas" musicales que se encargaban de trasladarlas al papel pautado. Luego las trabajaban juntos durante largas sesiones, cuidando hasta el más mínimo detalle. El catálogo de su música demuestra un gusto por las melodías románticas y fáciles de retener. La música llena todas sus películas con una gran elegancia. Su talento le permitía combinar el sentimentalismo con la pura comicidad.  

Risas y lágrimas se dan también la mano en el argumento de "Candilejas", la historia de un viejo actor de vodevil que recoge en su casa a una bailarina que ha intentado suicidarse. Chaplin dedicó mucho tiempo a componer la banda sonora ya que ésta juega un papel bastante destacado en la película. Tiene especial importancia, por ejemplo, la música del ballet que interpreta la protagonista. Chaplin compone también música para la orquestina que su personaje forma con varios músicos callejeros, sin olvidarnos de las canciones que interpreta sobre el escenario, como por ejemplo la del domador de pulgas, uno de los más divertidos de la película.  

A Chaplin le gustaban mucho las canciones de vodevil, números llenos de vitalidad a tiempo de dos cuartos y tangos con mucho ritmo. En “Candilejas” destacan el de "La primavera" o "La canción de la sardina". Y también, como no, el número final que nos permite ver juntos a los dos grandes genios del cine mudo: Charles Chaplin y Buster Keaton. Pero sin duda el gran momento musical de la banda sonora es su tema central, "Eternaly", el más celebre de toda la producción musical de Chaplin y uno de los más bellos de la historia del cine. 

A comienzos de los años 50 Chaplin se había convertido en un personaje muy incómodo en Estados Unidos. Sus ideas políticas en defensa de la libertad y la solidaridad resultaban demasiado progresistas para la sociedad americana de la época. Chaplin veía cernirse sobre él la amenaza de la caza de brujas del senador McCarthy. Asustado, aprovechó el estreno en Europa de “Candilejas” para instalarse en Suiza.  

Allí pasó 20 años hasta que la Academia de Hollywood se acordó de él y le propuso que aceptara un Oscar honorífico por toda su carrera. Tras el Oscar honorífico, la fiebre Chaplin se desató entre el público. Alguien recordó entonces que “Candilejas” no había sido estrenada en su día en Los Ángeles y la película volvió a los cines. Al ser un estreno podía optar por tanto a los Oscar de aquel año, 1972. La película fue nominada en la categoría de mejor banda sonora, premio que finalmente ganó. De esta forma Charles Chaplin conseguía como músico el único Oscar que ganó en su vida por una de sus películas ya que los otros dos que le otorgaron fueron honoríficos.  

Ya lo hicimos hace un par de años cuando estrenó su anterior película "Grupo 7" y hoy volvemos a charlar con el director Alberto Rodríguez que acaba de estrenar "La isla Mínima", un thriller sobre dos policías que en el año 1980 tienen que investigar el caso de unas niñas desaparecida en un pequeño pueblo de las marismas del Guadalquivir. La película está protagonizada por Raúl Arévalo y Javier Gutiérrez y de la banda sonora se ha encargado, como en todas las películas de Alberto Rodríguez, el músico Julio de la Rosa.  

Alberto Rodríguez nos ha contado que les costó bastante encontrar el tono musical que debía tener el film y que fue en la sala de montaje, cuando comenzaron a escuchar el sonido ambiente que provenía de las marismas, cuando comprendió que la banda sonora debía complementar y no diferenciarse demasiado del entorno geográfico donde se desarrolla la trama. El resultado es una partitura que contribuye de forma perfecta a construir y acrecentar la tensión del film.  

Como sabéis desde esta temporada estamos recordando las canciones que han ganado el Oscar al mejor tema original de banda sonora y el resto de candidatas. La semana pasada viajábamos hasta 1953, año en el que se emitió la primera ceremonia de los Oscar por televisión. Hoy lo hacemos con la primera que los espectadores pudieron ver en color. La gala se celebró el 18 de abril de 1966 en el Auditorio Civic de Santa Mónica, en Los Ángeles. La primera de las canciones nominadas pertenecía a “La Ingenua explosiva”, una comedia del oeste protagonizada por Jane Fonda y Lee Marvin. El tema se titulaba “La balada de Cat Ballou” y la interpretaban Nat King Cole y Stubby Kaye que también intervenían en la película.     Una de las favoritas a priori para llevarse la estatuilla parecía ser este tema de Burt Bacharach que Tom Jones cantaba en la banda sonora de la comedia “¿Qué tal Pussycat?”, What’s new Pussycat. De hecho se convirtió en un gran éxito.     También contaba entre las favoritas la canción principal del musical francés “Los paraguas de Cherburgo”: “I will wait for you”. A pesar del título en inglés, correspondía a la canción acreditada en la película simplemente como “Devant le garage”, “Frente al garage”. Catherine Deneuve era la protagonista del film pero en las canciones la doblaba Danielle Licari.     También había sido doblada la intérprete de la cuarta canción nominada: “The sweetheart tree” un tema que Natalie Wood cantaba en la película “La Carrera del siglo” aunque su voz realmente pertenecía a la cantante Jackie Ward.     Fue precisamente Natalie Wood la encargada de abrir el sobre con la ganadora Que fue “The shadow of your smile”, “La sombra de tu sonrisa”, una canción de la banda sonora de “Castillos en la arena”, el drama protagonizado por Liz Taylor y Richard Burton.     Este viernes pasado se ha estrenado “Un viaje de diez metros” la nueva película de Lasse Hallstrom, el director de títulos como “Las normas de la casa de la sidra”, “La pesca del salmón en Yemen” o “Chocolat”. Precisamente con esta última, “Chocolat”, tiene que ver bastante “Un viaje de diez metros” ya que, como aquélla, la acción transcurre en un pueblecito francés y trata también temas culinarios. La protagonista principal es Helen Mirren y de la música se ha encargado el compositor indio A.R. Rahman.  

En cierta ocasión la revista Time le bautizó como el Mozart de Madras y es que, como el genio vienés, A.R. Rahman ya tocaba el piano a los 4 años. Con más de 100 bandas sonoras en su india natal a Raham se le considera el gran renovador de la música cinematográfica de su país y uno de los principales responsables del auge del sonido Bollywood. Ha vendido más de 100 millones de discos y más de 200 millones de casettes, lo que le convierte en uno de los 30 artistas que más discos ha vendido de todos los tiempos. En Occidente saltó a la fama gracias a los dos Oscar que ganó por la música de “Slundog Millonaire” y tras aquella ha tenido otras aventuras puntuales con el cine americano como “127 horas”, “Todo incluido” o “Así somos”.  

Para “Un viaje de diez metros” Rahman ha creado una banda sonora envolvente y colorista que acompaña el choque cultural que plantea la película. Hay sí, instrumentos y sonoridades indias. Pero también otras más propias de la música de cine occidental. Una banda sonora festiva y a la vez muy romántica que para Rahman puede significar su consolidación definitiva dentro del cine occidental y en la que, como ocurría en “Slundog Millionaire” no faltan tampoco unas cuantas canciones al estilo Bollywood.  

En nuestra sección quincenal "Bio Music Pics" vamos a recordar a uno de los más grandes "cantaores" que ha dado el mundo del flamenco en toda su historia, José Monge Cruz, Camarón de la Isla. La película que contaba su vida fue dirigida por Jaime Chávarri en 2005 e interpretada por Oscar Jaenada y se titulaba simplemente “Camarón”. La idea de hacer una película sobre la vida de Camarón partió del productor Miguel Menéndez de Zubillaga. Leyó varias biografías del cantaor, recopiló muchas anécdotas sobre él y su familia, y ofreció la dirección del film al director Jaime Chávarri, gran aficionado al flamenco y a Camarón en particular. Chávarri y Álvaro del Amo escribieron mano a mano el guión del film. Más que en un reflejo exacto de los hechos y de los personajes quisieron contar la trayectoria de un joven que sale prácticamente de la miseria y se convierte en uno de los más grandes del género.  

Naturalmente la mayor dificultad para la película era encontrar al actor que no solo diera el físico sino que también transmitiera todo el misterio que rodeaba al cantante. Camarón era un hombre de muchos silencios y muy parco en palabras. A veces se comunicaba solo con la mirada. El elegido fue Oscar Jaenada que bordó el papel y ganó el Goya al mejor actor en 2005. La película cuenta los principales momentos profesionales de Camarón como su encuentro con el guitarrista Paco de Lucía del que, por cierto, se acaba de presentar un documental en el Reciente Festival de San Sebastián.  

Y de la programación de TCM hoy destacamos “El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford” que dirigió en 2007 Andrew Dominik, Basada en la novela del mismo título el film indaga en la vida  del proscrito más famoso de la historia del oeste americano y de su asesino preguntándose qué pudo haber sucedido los meses anteriores a la muerte del famoso bandido. Cassey Afleck interpreta a Robert Ford y Brad Pitt, que también es productor de la película, a Jesse James. Para Brad Pitt la película es más un drama psicológico que un western clásico. La película obtuvo dos nominaciones a los Oscar en 2007. Una fue para Casey Affleck como actor secundario y otra para la fotografía. Fuera de las candidaturas se quedó la banda sonora que compusieron Nick Cave y Warren Ellis.  

Nos gusta cerrar el programa felicitando en su cumpleaños a los músicos de cine y aunque no es propiamente una compositora de bandas sonoras no queríamos dejar pasar el cumpleaños de una de las más grandes voces del cine y el teatro musical de toda la historia. Julie Andrews cumple 79 años el próximo miércoles día uno de octubre. Y cerramos el programa con una de sus canciones más recordadas, “My favourite things” de la película “Sonrisas y lágrimas”. Nada más. Os recordamos que podéis escuchar el programa el domingo de 5 a 6 de la madrugada y desde el lunes tenéis los podcasts en las páginas web cadenaser.com y canaltcm.com. Esperamos que os guste y hasta la semana que viene. 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?