Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 15 de Noviembre de 2019

Otras localidades

La última 'locura' de Bielsa

Marcelo Bielsa, que se formó como jugador y entrenador en el equipo de Rosario, dona dos millones de dólares para la construcción de una residencia para los jugadores

El grito del 'Loco' Bielsa /

Newell's Old Boys, equipo argentino donde jugaror futbolistas como Messi, Batistuta, Maradona o Valdano, tendrá una residencia para sus jugadores en septiembre de 2015 gracias a la donación de dos millones de dólares por parte de Marcelo Bielsa, leyenda e icono del Club. "No quiero que mi nombre aparezca en ningún lado", ha sido la única condición puesta por el Loco para realizar la transferencia.

El Loco Bielsa tiene tantos simpatizantes como detractores en todo el mundo, donde seguro que solo tiene gente a su favor es en Rosario, ciudad de Newell's Old Boys, el equipo de su vida. Allá empezó Bielsa a patear el balón hasta terminar convirtiéndose en un central tosco y duro en el primer equipo en la década de los 70. Este fue solo el principio de Bielsa como leproso -apodo que reciben los aficionados y jugadores de Newell's-, el Loco volvió al equipo de sus amores como entrenador y lo llevó a la élite del fútbol argentino y sudamericano. Con el equipo rosarino ganó un Apertura y un Clausura además de ser finalista de la Libertadores.

Para la afición leprosa Bielsa es una leyenda viva, mucho más que un entrenador, es un símbolo, forma parte de los cimientos de Newell's, no obstante el estadio del equipo se llama como él, Estadio Marcelo A. Bielsa, por petición popular desde 2008.

Ahora Bielsa ha querido devolver todo este apoyo y este amor con una donación de 2 millones de dólares para construir una residencia para los jugadores del primer equipo. El Loco está convencido de que parte de sus ganancias se la debe a la institución que lo capacitó y lo formó como persona y profesional.

"Esto resalta una vez más el sentido de pertenencia de todos los leprosos y en especial de Marcelo", explica Pablo Morosano, secretario del club en declaraciones que recoge el periódico argentino Clarín.

La única condición que ha puesto Marcelo Bielsa, que esta temporada entrena al Olympique de Marsella y marcha líder de la Liga en Francia, es que su gesto no trascienda. "No quiero que mi nombre aparezca en ningún lado", pidió Bielsa a los dirigentes de Newell's, que a buen seguro querrían dar las gracias al técnico colocando su nombre en alguna placa de la residencia, que estará lista para septiembre de 2015.

Muchos pensarán que su apelativo es el más indicado. Hoy en día hay que estar muy loco -o muy cuerdo, según se mire- para no querer una placa en la que todo el mundo pueda leer algunas de tus virtudes. Queda claro que Bielsa no busca con este gesto el aplauso fácil del mundo del fútbol, lo que quiere Bielsa es agradecer al equipo de sus amores que le haya convertido en uno de los entrenadores más demandados y más estudiados del mundo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?