Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 20 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Mikel Izal: “De pequeño comía mucha alubia pinta, por eso mido lo que mido”

El cantante del grupo Izal nos hace de guía por Vitoria, donde vivió hasta los 24 años

El grupo, a punto de comerse un cachopo en una sidrería de Avilés antes de un concierto /

Izal se formó en un país con un nombre muy gastronómico: Macedonia. Como la fruta, cada uno de sus componentes es originario de un lugar. El cantante, Mikel Izal, nació en Pamplona pero vivió en Vitoria hasta que se trasladó a Madrid. Allí vive su familia y allí va cada vez que la música que deja, que últimamente es poco porque Izal es el grupo de moda. Están en todos los festivales, en todas las radios, en todos los bares y, el próximo 11 de abril, también en el Palacio de los Deportes de Madrid.

Cuando Mikel salió de Vitoria era muy joven. Los planes giraban alrededor de un parque y un katxi de kalimotxo. Reconoce que sigue siendo la bebida que le acompaña encima y debajo de los escenarios pero ha cambiado el parque por los restaurantes que les recomiendan los fans allí por donde pasan. Si fuera al revés, si él tuviera que aconsejarle a alguien de fuera dónde comer los mejores pintxos de Vitoria, le costaría quedarse con un sitio concreto: “Al lado de la plaza de la Virgen Blanca, que es una zona preciosa, está la calle Dato y allí hay muchísimos bares que tienen unas barras de pintxos impresionantes”. Y aprovecha para recordar que el pintxo “es algo más elevado que una tapa, es una tapa 2.0” y que, aunque Donosti tiene la fama de los pintxos, “en los últimos años Álava se ha puesto las pilas un montón”. Restaurantes como La Taberna del MarmitaCo, premio a la mejor barra de pintxos y tapas de España en 2011, son un buen ejemplo.

También ganó ese premio dos años consecutivos el bar Sagartoki, el de la famosa tortilla del (no) Guinness de Senén: Como ya no vivo en Vitoria, no vivo estas cosas tan intensamente pero ha habido un cachondeo impresionante entre mi cuadrilla de amigos y me tuvieron al tanto por WhatsApp de la evolución del récord. Los vascos somos de venirnos muy arriba”, excusa. Guinness aparte, Mikel asegura que en el bar tienen muy buenos pintxos: “Dicen que es la mejor tortilla de no sé cuántos metros a la redonda y la comercializa envasada para que tú le des el toque final en la sartén en casa en un par de minutos”.

Las redes sociales de Izal están llenas de mesas de restaurantes y de regalos comestibles. “Esta profesión es muy agradecida porque al final peinas toda la geografía española. Vamos a tocar pronto en Oviedo y ayer ya nos dijo un chico de allí que nos iba a llevar a un sitio donde preparan el mejor cachopo. La gente es muy agradecida, de Galicia nunca nos vamos sin que nos preparen algo”, cuenta.

Cuando el grupo hace parada en Vitoria, Mikel es el anfitrión. La última vez no pisaron los bares, les llevó a su casa: “Mis padres viven en un chalecito que es muy agradecido para llevar a gente. Mi madre es más de comida diaria y mi padre más de fin de semana y prepararon patatas alavesas. Y es que a nosotros, a los alaveses, nos llaman ‘los patateros’ porque tenemos una producción de patatas impresionante y de mucha calidad. Yo de pequeño comía patatas con chorizo día sí y también”, recuerda. Cuando era niño también comía mucha alubia pinta, también de Álava, y cree que quizá ahí esté la explicación a sus más de dos metros altura. Por aquel entonces no le gustaban mucho pero con el tiempo ha aprendido “a agradecerlo más”.

En primavera, en Álava se celebra San Prudencio. Se le llama ‘el santo meón’ porque prácticamente casi siempre llueve: “Lo que se hace la gente es subir al campo y allí tienen un montón de puestos de gente que expone sus productos y en esa época te encuentras los perretxicos y los caracoles, que se comen mucho allí y ese día te los vas a encontrar bastante más caros que el resto del año”. El abuelo de Mikel recogía perretxicos del campo y, con suerte, alguna que otra trufa negra: “Si los perretxicos son caros, la trufa negra ya es una locura. Yo no la he catado mucho”, confiesa.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?