Jueves, 20 de Enero de 2022

Otras localidades

CONTIENE SPOILERS

Realidad y ficción en ‘The Martian’

Contiene spoilers | El investigador del CSIC en Astrobiología, Javier Gómez Elvira, analiza ‘The Martian’ y desvela qué es posible y qué es ficción en la última película de Ridley Scott

Matt Damon, en el papel de Mark Whatney, en la película 'The Martian'.

Matt Damon, en el papel de Mark Whatney, en la película 'The Martian'. / FOX

El pasado 16 de octubre ‘The Martian’, basada en la novela de Andy Weir ‘El Marciano’, se estrenaba en la gran pantalla. Una semana después, parece que el film de Ridley Scott ha conseguido el visto bueno de gran parte de la crítica. "Scott reconstruye el mito del planeta rojo con un efectivo espectáculo entre la rutina, el humor y el genio de un inmenso Matt Damon (...) Es una película tan disfrutable como intrigante; tan febril como complaciente", escribía Luis Martínez en ‘El Mundo’. "El filme huye de lo trascendental para poder inyectar con eficacia el virus de la emoción. (...) Scott vuelve a adentrarse en los mecanismos del futuro con la mano firme en la bandera del entretenimiento", publicaba Javier Ocaña en ‘El País’. "Ridley Scott es tan necesario para el cine como Steven Spielberg", comentaba Carlos Boyero en los micrófonos de la SER.

Pero quizá, es en este extracto de la crítica de Oti Rodríguez en ‘Hoy Cinema’ donde aparece una de las palabras clave: "Ridley Scott consigue en este alarde cinematográfico conjugar varios verbos a la vez: entretener, fantasear, emocionar, instruir y esperanzar (...)”. Al menos así es para Javier Gómez Elvira, investigador del CSIC especializado en Astrobiología. “La película da una imagen verosímil de lo que puede ocurrir dentro de 20 o 30 años, de cómo puede ser la exploración de Marte en ese tiempo. Si bien es cierto que se toma algunas licencias, en términos generales todo es creíble en un horizonte cercano”, comenta.

Los 142 minutos de ‘The Martian’ son ciencia ficción, Scott no engaña a nadie, pero tiene cierto toque de veracidad, de verosimilitud. No se podría decir que “todo es falso, salvo alguna cosa”, sino más bien todo lo contrario. La película contiene “licencias”, pero “todo es creíble”, según este investigador del CSIC.

Licencias

1. La tormenta que atrapa a Watney. Prácticamente al comienzo del film, la expedición de la NASA en Marte se ve envuelta en una gran tormenta que hace que Mark Watney (Matt Damon) se quede atrás y la tripulación lo abandone a su suerte en Marte. “Esta es una de las licencias más grandes del autor (…) La densidad de Marte es mucho menor que la de la Tierra y para que se produjese una tormenta así los vientos deberían tener miles de kilómetros. No se conocen en Marte vientos de esas velocidades”, explica este investigador del CSIC.

2. ¿Plantar patatas en Marte? Al ser dado por muerto por la tripulación, el plan de Watney para sobrevivir hasta la llegada de la siguiente misión programada al planeta rojo es plantar patatas en Marte. ¿Posible? “Me da la impresión de que la tierra de Marte no tiene la cantidad de nutrientes que tiene una tierra de cultivo aquí en la tierra, pero hay que mantener a Whatney vivo allí muchos meses”, comenta este investigador, que apunta a otro método de subsistencia en futuras misiones.

Real en… ¿2035?

1. La fecha. Esa es una de las primeras cuestiones que te plantean. ¿En Marte en 2035? Pues no es una locura. “Quizá no tan asentados como se ve en la película, donde ya hay una base, pero es posible que un humano haya llegado a Marte si no cambia el mundo”, comentan desde el CSIC.

2. La Hermes, el Ferrari de las naves. Una nave con zonas de gravedad artificial y con gimnasio incluido no es una locura. No en 2035. De hecho, estas zonas son necesarias si queremos llegar a Marte. “Ya hay algún diseño, no tan lujoso, de una nave donde se generan zonas de gravedad artificial. Estas misiones van a durar mucho tiempo, los astronautas van a estar en periodos de ingravidez muy largos y ya sabemos que eso no es bueno. Tener una nave en la que haya una zona de gravidez artificial, con una zona donde se desarrolle la vida diaria es verosímil. Es verosímil, pero la Hermes es comparar un coche pequeño con un Ferrari”, comenta Gómez Elvira.

3. Se puede generar agua con una reacción química. Lo primero que piensas al ver como Watney riega su plantación de patatas es si es posible generar una atmósfera parecida a la de la tierra mediante una reacción química. La respuesta es sí, se puede, aunque no parece que cuando el ser humano llegue a Marte consiga agua de esa manera. “Es más factible sacar agua del subsuelo o ir, poco a poco, cogiéndola de la atmósfera. No creo que este sea el procedimiento que se use en el futuro. Pero es una reacción química que puede acabar dando agua”, aclara Javier.

4. La gravedad de Marte permite un desplazamiento normal. Durante ‘The Martian’ vemos como Watney transporta materiales pesados y se desplaza con aparente facilidad por todo el planeta rojo. Gómez Elvira nos aclara que la gravedad de Marte permite, al ser menor que la de la Tierra, mover materiales con mayor facilidad, a la vez que es suficientemente elevada para permitirnos andar. “La gravedad en Marte es la tercera parte de la que hay en la Tierra. Todo el manejo de cargas es mucho más fácil de hacer allí, ya que todo pesa mucho menos”. Esa es la respuesta científica.

5. La sonda PathFinder aun funciona. Es el recurso desesperado que utiliza el astronauta para comunicarse con la NASA y dar señales de vida. Y aunque la sonda está enterrada, es muy probable que a día de hoy funcione. “Dejó de funcionar porque se cubrió de polvo y sus paneles solares no podían generar energía. Al estar cubierta de polvo, quedó protegida de la radiación y podría ponerse en macha de nuevo”. Funciona, pero está sin batería.

6. Se puede salir de Marte en una ‘nave descapotable’. Nos lo explica Javier Gómez Elvira. “Cuando Watney despega de Marte, por razones de peso, desmonta parte de la nave y cubre el descubierto con una especie de lona. En la propia película se nos dice que la atmosfera de Marte, al ser débil, apenas opone resistencia y permite un despegue correcto”. Aquí si usa la verdadera atmósfera del planeta, algo que no hace con la tormenta. “De alguna forma tiene que empezar la película, ¿no?”, bromea Javier Gómez Elvira.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?