Miércoles, 14 de Abril de 2021

Otras localidades

CONGRESO CONGRESO Sigue el Pleno en el Congreso tras la comparecencia de Pedro Sánchez

Terapia mata células cancerígenas de la próstata

Una nueva terapia genética es capaz de modificar las células que provocan el cáncer de próstata, permitiendo que el propio cuerpo las mate

células ampliadas en proceso de examen

células ampliadas en proceso de examen / REsearch Houston Center (Houston Medical Center)

La técnica descubierta provoca que las células tumorales en el cuerpo se autodestruyan de ahí el nombre del descubrimiento “terapia genética suicida”. En su investigación han descubierto un 20% de incremento en la supervivencia de pacientes con cáncer de próstata cinco años después de haber recibido el tratamiento. Un experto en la materia dice que aún son necesarias más investigaciones para ratificar al 100% su efectividad.

El cáncer de próstata es el cáncer más común en hombres y en España se diagnostican cada año 25.000 casos, un 21% de los tumores entre los hombres y una incidencia similar al resto de los países desarrollados. La mayoría se diagnostica entre los 60 y los 80 años, especialmente entre los 70 y los 75, por lo que se considera un tumor asociado a edades avanzadas.

El estudio que aporta estos datos ha sido realizado por investigadores del Houston Methodist Hospital en Texas   y establece que la terapia de genes suicidas cuando se combina con radioterapia puede suponer un tratamiento esperanzador contra el cáncer de próstata para el futuro.

La técnica usada involucra a las células cancerígenas genéticamente modificadas para que envíen una señal de ataque al sistema inmunológico del paciente. Habitualmente, el cuerpo no reconoce a las células cancerígenas como el enemigo porque se han envuelto alrededor de células normales saludables. Contrariamente a las infecciones, contra las que el pueblo reacciona y se defiende, el sistema inmunológico no reacciona y mata a las células cancerígenas dañinas. Usando un virus para llevar a cabo la terapia genética en las células tumorales, da como resultado que las células enfermas se autodestruyen, se suicidan, alertando al sistema inmune del paciente que ha llegado el momento de lanzar un nuevo ataque masivo.

En los dos grupos de 62 pacientes en los que se ha realizado el estudio, uno de ellos recibió la terapia genética dos veces y el otro grupo –todos tenían un cáncer de próstata más agresivo- recibieron el tratamiento tres veces. Ambos grupos fueron tratados con radioterapia. El ratio de supervivientes después de 5 años fue del 97% y el 94% respectivamente. Aunque no hubo control grupal en este estudio, los investigadores dicen que los resultados muestran un 20% de mejora que los estudios previos de tratamiento del cáncer de próstata.

Análisis de biopsias del cáncer realizados dos años después del tratamiento se mostraron negativos en un 83% y un 79%.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?