Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 07 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Un ángel de cuatro patas que puede salvarte la vida

Hablamos de los perros de alerta médica. Entrenados para detectar las subidas y bajadas de azúcar, ayudan especialmente a familias con niños pequeños. Conocemos la historia de Erik y 'Sweet'

'Sweet' duerme cada noche con Erik /

"¡Tengo un perro!". Fue la frase de Erik cuando sus padres entraron por la puerta con Sweet. Y, ¿quién es Sweet? Ella es una perra Jack Russel que reside en Zaragoza y lleva viviendo con Erik dos años. Está entrenada para detectar las subidas y bajadas de azúcar que el pequeño tiene con frecuencia. Erik, con seis años, tiene diabetes tipo 1. Su pequeño ángel de la guarda tiene cuatro patas y ladra cuando algo no va bien; cuando Erik está a punto de tener una hipo o hiperglucemia. La ventaja para la familia, que lo hace con 20 minutos de antelación, antes de que se produzca.

Erik, un niño con diabetes

A los cuatro años le diagnosticaron diabetes tipo 1. "Pasó el periodo llamado 'luna de miel'. En esta etapa la insulina funciona muy bien y apenas se producen subidas o bajadas de azúcar", nos cuenta Olga, la madre de Erik. "Un día le dio una bajada muy fuerte. Le detectamos el nivel en 30, que es bastante peligroso porque empiezan a dormirse. Al salir del hospital vimos un reportaje sobre los perros de alerta médica y decidimos que era la mejor solución para nuestro hijo". Sweet llegó a su casa hace dos años desde Asturias. El objetivo es que logre detectar las hipo e hiperglucemias de Erik con 20 minutos de antelación, permitiendo a sus padres tomar las medidas oportunas para que la bajada o subida de azúcar no llegue a producrise.

"Sweet nos ha cambiado la vida. Ayuda a mi hijo a nivel anímico y evita que le pase algo malo", dice Olga emocionada. Erik es bastante madrugador. LLeva una vida totalmente normal, como la de cualquier niño de seis años. "Él explica que tiene una perra que le marca las subidas y bajadas, lo que no explica es que marca subidas y bajadas de azúcar", nos cuenta Olga entre risas. Es un niño, y a su manera cuenta a sus amigos lo que significa Sweet para él. La perra duerme con él, más bien encima del él. "Ella nos avisa ladrando cuando con el olfato ha detectado que se puede producir una hiper o hipoglucemia", afirma Olga. Sweet todavía no acompaña a Erik al colegio, "imagina una clase llena de niños y un perro, sería un caos".

La labor de estos perros es fundamental, vital, podríamos decir. Y es que Sweet permite que Erik sea niño en todas las situaciones. Cuando juega, cuando duerme o cuando está realizando una actividad propia de su edad. En estas situaciones es muy complicado que Erik se dé cuenta de que algo no va bien, pero para eso está su fiel guardina. Un ángel de cuatro patas cuya trabajo es cuidarle y velar por su salud.

ACERCA DE LA DIABETES

¿Qué es? La diabetes es una enfermedad crónica que se origina porque el páncreas no sintetiza la cantidad de insulina que el cuerpo humano necesita.

La insulina es una hormona producida por el páncreas. Su principal función es el mantenimiento de los valores adecuados de glucosa en sangre. Permite que la glucosa entre en el organismo y sea transportada al interior de las células, en donde se transforma en energía para que funcionen los músculos y los tejidos.

Síntomas: frecuencia en orinar, sensación de hambre inusual, sed excesiva, debilidad y cansancio, pérdida de peso, irritabilidad y cambios del estado de ánimo, sensación de malestar en el estómago y vómitos, vista nublada, cortaduras y rasguños que no se curan, o se curan lentamente, picazón o entumecimiento en las manos o los pies, infecciones recurrentes en la piel, la encía o la vejiga o elevados niveles de glucosa en la sangre y en la orina.

Una 'Jack Russel' ya entrenada para ser un perro de alerta médica / Canem

TIPOS DE DIABETES

Diabetes tipo 1: las edades más frecuentes en las que aparece son la infancia, la adolescencia y los primeros años de la vida adulta. Las causas de la diabetes tipo 1 son principalmente la destrucción progresiva de las células del páncreas, que producen insulina. Ésta tiene que administrarse artificialmente desde el principio de la enfermedad. Sus síntomas particulares son el aumento de la necesidad de beber y aumento de la cantidad de orina, la sensación de cansancio y la pérdida de peso a pesar del incremento de las ganas de comer.

Diabetes tipo 2: surge generalmenteen edades más avanzadas y es unas diez veces más frecuente que la anterior. Por regla general, la diabetes tipo 2 también está diagnosticada o la han padecido otras personas de la familia. Se origina debido a una producción de insulina escasa, junto con el aprovechamiento insuficiente de dicha sustancia por parte de las células. Según qué defecto de los dos predomine, al paciente se le habrá de tratar con pastillas antidiabéticas o con insulina (o con una combinación de ambas). En estos casos el paciente no suele presentar ningún tipo de molestia, ni síntoma específico, por lo que puede pasar desapercibida para la persona afectada durante mucho tiempo.

Diabetes gestacional: se considera una diabetes ocasional que se puede controlar igual que los otros tipos de diabetes. Durante el embarazo la insulina aumenta para incrementar las reservas de energía. A veces, este aumento no se produce y puede originar una diabetes durante embarazo. Tampoco tiene síntomas y la detección se realiza casi siempre tras el análisis rutinario a que se someten todas las embarazadas a partir de las 24 semanas de gestación. Lo que siaumenta en gran medida el riesgo de desarrollar diabetes al cabo de algunos años.

Sweet, entrenado para ayudar

"Es una satisfacción muy grande cuando las familias te llaman y te cuentan que el perro que hemos entrenado les ha avisado y les está ayudando", dice Paco, el director de Canem, el centro donde los perros son entrenados y adiestrados. Lleva 23 años trabajando con estos animales, desde hace tres entrena a los perros de alerta de médica. "En el centro contamos con una sala de olor donde los perros aprenderán con muestras particulares de cada uno de los usuarios a detectar el olor de estos niños o, incluso, de los adultos", explica Paco. "Trabajamos con Juck Russel (perros como Pancho, el de la lotería) y sólo hembras".

El centro cuenta con una habitación que simula el espacio que compartirá con el usuario, "ahí es donde el animal aprenderá a marcar subidas y bajadas de azúcar. El perro lo entregamos cuatro meses después de recibir este entrenamiento. Cuando ya sabe marcar de manera real y con 20 minutos de antelación", afirma Paco. El centro cuenta con adiestradores que preparan a los perros para sociabilizarlos. También, forma parte del equipo un terapeuta que ayuda a fortalecer el vínculo entre el animal y el usuario. En este caso entre Sweet y Erik. "Cuanto más fuerte es ese vínculo más eficaz es el trabajo del perro", afirma Paco. Además, cuentan con una especialista en diabetes. Se llama Lidia y ella también la padece. Sabe perfectamente lo que es sentir agotamiento al final del día "por eso entiendo que un niño con diabetes no tenga ganas de estudiar cuando son las ocho de la tarde". Ella también tiene un perro de alerta médica "lo que consiguen es que no se produzcan los síntomas. Permiten que te encuentres bien y puedas tomar medidas preventivas", explica. Las familias llegan del hospital con toda la información necesaria acerca de la diabetes, "lo que necesitamos es que comprendan que el perro les avisará antes. Tienen que olvidarse bajar cifras altas de glucemias. Tienen que tomar medidas preventivas que ayuden a que estas cifras estén siempre dentro de rango".

ACERCA DE CANEM

Canem es una entidad aragonesa, formada por un equipo multidisciplinar compuesto por profesionales del mundo de la salud, la educación y el adiestramiento canino, que tiene como objetivo principal, mejorar la calidad de vida de los usuarios que eligen disfrutar de la convivencia con un perro de asistencia. Canem tiene su central en la ciudad de Zaragoza y varias delegaciones en otras ciudades de España. 50 familias en toda España disfrutan de un perro de alerta médica. Canem ha entrenado a dos Jack Russel que viven fuera de nuestro país, en Colombia y en Alemania.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?