Miércoles, 05 de Agosto de 2020

Otras localidades

ENTREVISTA

Casillas: “El fútbol no puede echarme”

El portero del Oporto y de la Selección defiende que se ha ganado el derecho a retirarse cuando lo decida. "Seguramente llegará un momento en que tenga que tomar una decisión, pero ni me van a echar cuatro periodistas ni cuatro opiniones", asegura en su conversación con José Ramón de la Morena

P. ¿Estás preocupado por la Selección?

La verdad es que no. Yo entiendo que la gente pueda pensar y opinar cualquier cosa, pero el equipo tiene una jerarquía y una historia para que se tenga un poco de respeto.

P. ¿Cuándo regresas a Oporto?

Mañana a mediodía.

P. Hoy has dedicado el día a tus amigos, a relajarte y luego has ido a cenar y dar clases de mus, ¿no?

Hemos estado comiendo con unos amigos que hace tiempo que no veía, que ya son tres meses largos que no piso Madrid. Anécdotas para acá, anécdotas para allá y después un poquito de cartas, que nos gustan mucho a todos.

P. ¿Cómo te ha ido al mus?

No me puedo quejar. Creo que a pesar de estar tres meses en Portugal sigo manteniendo un buen nivel.

P. ¿Te has relajado después de esta Semana Santa con la Selección?

Sí, estoy relajado. Cuando voy a la Selección desconecto, voy de otra manera, no como hace diez meses. Me toca vivir una etapa diferente. Pertenezco a otro equipo y, por tanto, mi cabeza ha ido cambiando. No ha sido fácil después de 25 años en el mismo club y 16 en el primer equipo del Madrid. Cuando vengo de fuera se me hace raro. Muchas veces se me va la cabeza cuando veo que hay compañeros del Madrid… Por suerte he ido poco a poco asimilando mi situación.

P. En el fondo te sigues sintiendo jugador del Madrid…

La gente me conoce de muchísimo tiempo. Siempre me han vinculado al Real Madrid y estoy encantado, por supuesto.

P. ¿En la Selección te sigues sentando en la mesa del Madrid?

Yo me siento con la gente que conozco. Con Sergio [Ramos], con Nacho, con Isco, con Morata… Somos los que hemos estado juntos y compartido vestuario. Al fin y al cabo, tenemos un vínculo, unas raíces.

P. Te veo forzado en el Periscope de Pique. ¿Fue un atraco como este o parecido?

Parecido. O mayor, yo creo. Porque te pilla a traición.

P. ¿No sabías nada?

No, me había venido a buscar en la hora de la siesta y me negué un poco. Al final le dije, déjame en paz, no me atosigues que no tengo ganas. Y en la merienda, una de dos, o me escondía y salía corriendo... pero como sigue tanta gente a este hombre dije, me quedo sentado y le atiendo. Si le dices que no se pone más pesado y al final te quiere sacar en cualquier momento.

P. Siempre has tenido buenos amigos en el Barça.

Sí, hemos sido compañeros y rivales. He tenido relación buena con casi todos. No tengo problema en decirlo. Luego cada uno mira por lo suyo, está claro.

P. ¿Hace mucho que no hablas con Xavi?

Un par de meses. Creo que la última vez fue cuando fue padre y le felicité. Poco más. Está muy a gusto en una etapa nueva en su vida.

P. ¿En el Oporto cómo te va?

Muy bien. Me gustaría que fuese mejor. Estamos peleando por el segundo puesto y, por qué no, por el primero. Evidentemente, dependemos de los demás. Quedan siete jornadas y tenemos que seguir en la lucha. Nos hemos metido en la final de Copa, que para nosotros es importante porque siendo un equipo fuerte en Portugal hace dos años que no logramos un título y si lo conseguimos sería importante.

P. ¿Sientes que te examinas cada partido?

Sí, constantemente

P. ¿Es duro?

No, lo entiendo. Es ley de vida. Cada partido es un examen. En tu club y en la Selección, más de lo mismo.

P. Antes se hablaba de los paradones, de la mano. Ahora, de los fallos… ¿Cómo se llega a metabolizar todo eso?

Cuando tienes 20 años las cosas se ven de una cosa muy diferente. Una vez que vas madurando y consiguiendo gestas va creciendo tu moral y tu autoestima. Y a los 35 años no es que te resbale, pero sí puedo permitirme el lujo de mirar atrás y decir ‘aquí está mi carta de presentación’. Me he ganado el derecho a disfrutar del fútbol, a hacer lo que me gusta, a disfrutar de este deporte todo lo que pueda y más porque me ha dado mucho y porque creo que estoy capacitado para seguir haciendo cosas.

P. ¿De verdad crees que estás disfrutando? Porque te ponen en duda y cuando eso pasa todo el mundo te discute

Nos pasa a todos. Es ley de vida. Son muchos años en la primera página de los periódicos. Yo no tengo ningún problema. Mi hoja de ruta la tengo clara hace ya tiempo.

P. ¿Dónde acaba esa hoja de ruta?

Acaba cuando yo decida que me voy del fútbol. Me he ganado el derecho a esto y, por lo tanto, lo haré así. El fútbol no puede echarme a mí. Seguramente llegará un momento en que tenga que tomar una decisión, pero ni me van a echar cuatro periodistas ni cuatro opiniones ni el que sea. Me voy a ir yo con la conciencia muy tranquila de haber hecho lo que creo mejor que he podido hacer, ser portero.

P. La amistad entre porteros es difícil porque solo hay un puesto. ¿Con De Gea como te llevas?

Muy bien. Es un chaval fantástico y un portero genial. Es el presente y el futuro del fútbol español. Estamos todos tranquilos porque vamos a dejar en buenas manos un lugar importante dentro de la Selección. El consejo que siempre le doy es que hay que apretar, que nadie te va a regalar el puesto y que todo el mundo quiere ser portero de la Selección.

P. ¿Le ves en mejor forma que tú?

A él le queda un mundo por delante y a mí me queda menos. Él tiene unas facetas que yo no tengo y yo otras que él no tiene. Ojalá todas las selecciones tengan porteros jóvenes que pueden luchar por la Selección. Aquí hay competencia. Y no solo con David, sino Sergio Rico, Adrián… Con eso estaremos tranquilos.

P. Me dijiste que para ser portero de la Selección y el Madrid tienes que ser especial, saber aguantar la presión… ¿Tienes que tener un callo especial?

Yo creo que sí. En un club como el Real Madrid es difícil soportar cada semana. Lo que te piden es ganar títulos y tanto el portero como los jugadores tienen la responsabilidad de celebrar un título con la afición. Si no lo haces en seguida se analiza la labor de cualquier jugador y también del portero. Y en la Selección, más de lo mismo, sobre todo después de lo que ha conseguido España. Es difícil que la gente baje el listón. Hace diez años empatar con Italia era algo que celebrábamos, que yo lo he jugado. Ahora resulta que es un desastre. Es curioso cómo ha cambiado el fútbol. La gente tiene que darse cuenta de que lo que hemos vivido no es lo real, es lo que se sueña.

P. Sí es real porque lo hemos vivido así

Claro, pero es muy difícil que se pueda vivir otra vez. Me juego las dos manos a que va a ser muy complicado que una Selección gane lo que ha ganado España. Vamos a tardar muchísimo tiempo en ver eso.

P. ¿Entonces la Eurocopa ni verla?

Eso no. Hemos perdido un Mundial hace dos años en la primera ronda. Ya no partes igual. Las selecciones están preparadas y tienen años de recorrido. Francia madurando, Bélgica es una selección fuerte... Las cosas no son como podemos pensar. En un Mundial o una Eurocopa también hay que tener suerte.

P. ¿Estarías dispuesto a ir de segundo portero?

No lo sé. No te puedo decir. Estoy dispuesto a ir a la Eurocopa. Ojalá me llame Vicente.

P. ¿Él te ha insinuado algo?

No me ha dicho nada. Pero si estoy en la lista de 23 y el míster se decanta por otro jugador tendré que asimilar mi rol. Si voy es a entrenar y pelear. Quiero disfrutar de este deporte porque me gusta.

P. En ‘El Hormiguero’ le quise entender que querías ir aunque no jugaras

Lo dije de coña. Si me lleva estaría encantado. Sería mi quinta Eurocopa y estaría muy orgulloso.

P. Los balones que despejaste de puños sin blocarlos... ¿Es un acto reflejo, de seguridad, de temer un fallo que ya nadie te perdona? ¿Prefieres arriesgar menos?

Date cuenta que me preguntas que si despejo un balón para no tener un error. Hasta dónde hemos llegado. Ya no analizan si dejas la portería a cero o haces una parada buena… Me estás analizando con lupa.

P. Tú sabes que no. Ayer escuche comentarios y prefiero preguntártelo.

Los toros desde la barrera se ven bien. Yo despejo de puños, no quiero problemas y ya está. Otra cosa es que se hubiera quedado el balón muerto y hubiera sido gol. Me la quiero quitar de en medio y ya está.

P. Son 166 partidos con la Selección, que es el récord de un futbolista en Europa. ¿Le das importancia?

Le voy dando valor porque soy consciente de que en la selección no me quedan ni diez años, ni cinco, ni tres, ni dos… y no sé si uno. Jugar con 40 años es imposible.

P. Buffon va camino

Sí, pero no veo una competencia todavía en la selección italiana. Aquí en España es diferente. Todo se analiza con lupa y se ve de una manera muy estricta y hay que ser honesto con uno mismo. Yo llevo 16 años en la Selección, he conseguido lo máximo. A lo mejor ha llegado el momento de pensar qué es lo mejor para mí. No sé si este año o el siguiente. Tengo que sentarme un día a pensar y analizar qué es lo mejor.

P. ¿Con quien verás en Madrid – Barcelona el sábado?

Supongo que estaré en casa y lo veré tranquilamente o a lo mejor con algún compañero del equipo.

P. ¿Por quién apostarías los cien euros que has ganado al mus?

Si tengo que ser jugador, teniendo la ventaja del Barcelona a lo mejor el empate le vale. Que gane el Barça es sentenciar la Liga y se puede ocupar de la Champions y la Copa. Si gana el Madrid se recorta la distancia y aunque está complicado, el Madrid está acostumbrado a grandes gestas. También depende de cómo gane. Si gana 0-5 tiene ‘goal average’. Es difícil. El Madrid tiene que ir a por todo y pelear por llegar a la segunda posición.

P. ¿Te cambiarías por Keylor Navas?

No, mi etapa ya ha pasado en el Madrid. Me gustaría que el Madrid ganase y que estuviera siempre primero y ganase títulos. Ahora lo miro como aficionado y puedo sufrir en la derrota y alegrarme en la victoria, pero no miro más allá. Ahora hay un portero que lo está haciendo bien. Que lo disfrute y lo saboree. Mi etapa se cerró hace diez meses y ya no tengo ningún tipo de vínculo más que el afectivo.

P. ¿Desde la distancia cómo se ve al Madrid?

Se ve, se ve… Está claro que hay etapas difíciles, duras. Encima tu rival está en la final de Copa, en el primer puesto de la Liga, en la Champions. Nosotros estamos donde estamos pero tenemos la posibilidad de la Champions. Vamos a ver qué ocurre y esperemos que podamos estar en semifinales y seguir peleando. Si pasan los que tienen más nombre serán unas semifinales apasionantes.

P. ¿Te imaginaste a Zidane de entrenador?

Sí me lo imaginaba. También lo he tenido de segundo con Ancelotti. El club o el presidente o quien sea ha optado por Zizou y tiene crédito. Ojalá le vaya bien.

P. ¿Te imaginaste que Benítez duraría cuatro meses?

Es un club difícil. Para los madridistas siempre que se tiene que ir un entrenador con ta poco tiempo no es bueno, pero se toman decisiones para la mejora del equipo. Por Rafa me da pena. Hablé con él cuando estaba en el Madrid.

P. ¿En esta conversación te dijo o insinuó que no ibas a jugar?

No. Ya sabía que yo estaba hablando con el club para rescindir. Él se preocupó por mí, me llamó varias veces y ante eso no tengo ninguna queja. Es una pena que se haya tenido que ir del Madrid.

P. ¿No has vuelto a hablar con él?

Sí, le di recuerdos, un abrazo fuerte y nada más. Fue antes de fichar por el Newcastle

P. ¿Y con Florentino?

No. Desde que salí no he vuelto a hablar con él.

P. ¿Habrá homenaje este verano en el Bernabéu?

No lo sé. No depende de mí. Depende de cómo vaya la temporada. Si quedamos campeones iremos directamente a la Champions. También depende del Madrid. Es complejo buscar una fecha para todos.

P. Que te vaya bien

Igualmente. Me agrada que te acuerdes de los exiliados en Portugal.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?