Sábado, 17 de Abril de 2021

Otras localidades

La llamada de la historia

Jacques Lacan

Autor de las teorías revisionistas de Freud

Me quisieron y me odiaron. Pero la vida es así. Partí de unas vivencias intensas, con unas relaciones sociales atractivas, que salen siempre a la luz en mis biografías.

La actividad de la época en el París que vivíamos intensamente daba lugar a reuniones con André Breton, y españoles tan suyos como Buñuel, Dalí o Picasso, de quien fui médico. Hacíamos de todo, como estar presentes en la primera lectura del Ulises de James Joyce.

Fue en el año 36 cuando presenté por primera vez un ensayo analítico delante de bastantes personas. Ya tenía definido mi camino: mi exposición fue boicoteada y me olvidé los originales, así que nunca volvieron a aparecer.

Años después, tras incursiones en el ejército y en Inglaterra, haciendo cursos…Entonces llegó en momento de los seminarios, que resultaron muy influyentes en la vida del París de la época, del entorno donde nos movíamos. La teoría y la práctica clínica del psicoanálisis empezaron a revolverse.

Fui expulsado de las sociedades que albergaban el psicoanálisis, tanto de la sociedad de París como de la Internacional. Entonces, monté una sociedad propia, mi propia escuela. Esto provocó el progresivo distanciamiento con mis colegas franceses, mientras conseguía a la vez aceptación incluso fuera de Francia. Eran las décadas de los sesenta y los setenta.

Los ochenta fueron más complejos ya que me acusaron directamente de charlatán y cerré mi escuela. También he de decir que pronto fundé una nueva asociación. Mis seguidores me acusaron de autoritario. Cada uno ve lo que quiere ver. Más o menos.

Comprendo que mi pensamiento fue complejo y que no todo el mundo alcanzaba a razonarlo, y las interpretaciones que se hicieron fueron tan distintas y complicadas como personas se acercaron a mis teorías.

Basé todo desde el comienzo en un retorno a Freud, básicamente para situar y para devolver a este hombre todas sus teorías bien colocadas, sin tanta inferencia como tuvieron tras su muerte.

Cuando expresé mi idea de que no se puede dar respuesta a la carencia del otro, el mundo del psicoanálisis se me echó encima. Afirmé también que no es el subconsciente el que determina el lenguaje, sino justamente al revés. Y polémicas de nuevo. Y miren que esto era relativamente fácil: una imagen onírica es una metáfora de un deseo reprimido. ¿A qué lo ha entendido?

Nos regimos por pulsiones, vamos mucho más allá del estímulo-respuesta que caracteriza a otros animales. Esto no es nuevo, es también Freud. La percepción que cada ser humano tiene de sí se relaciona con su ego…Hablamos entonces del estadio del espejo. Uno de mis teoremas. Una de mis ideas clave. Una de las frases que trascendieron.

Dejé de llamar pacientes a los analizantes. Para mí eran esto, analizantes. El paciente es el protagonista de la terapia y debe adoptar un rol activo, debe ser el analizante de su propio pensamiento. También parece una obviedad, ahora que me escucho en alto.

En cuanto a las terapias, los cambios con respecto a lo establecido eran de este tipo: si durante una sesión, el analizante dice una palabra que puede resultar clave, paramos y él debe reflexionar sobre lo que ha dicho. De esta manera, participa de forma activa en la manera de ser tratado. Él consigo.

Podríamos hablar aquí de padres, de relaciones entre ellos y sus hijos, del bebé que se observa frente a un espejo, de la madre como condicionante…Pero no podemos abordar en minutos teorías que tienen años de análisis y desarrollo. Por esto, solo doy pinceladas.

Disfruté de mis teorías, de mis exposiciones, de mis momentos en la universidad, incluso de las controversias surgidas en torno a mi nombre.

«Si yo desapareciera pensad que ello tendrá por objeto ser otro, por fin»

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?