Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 26 de Agosto de 2019

Otras localidades

ENTREVISTA | Oliver Stone: "Aceptar las mentiras es una forma de corrupción"

El director presenta 'Snowden', una historia del héroe clásico aplicado al filtrador y ex trabajador de la NSA, Edward Snowden, exiliado en Rusia

Oliver Stone en San Sebastián donde presentó 'Snowden' /

Estamos con Oliver Stone que ha venido a España a presentar Snowden, y empezamos dándole las gracias por haber hecho esta película tan necesaria.

Oliver Stone: Gracias a ustedes por entrevistarme.

Le queremos preguntar por el héroe que usted plantea en esta película, un héroe muy complejo en una sociedad compleja como la actual, pero muy alejado del héroe simple de Hollywood.

OS: Snowden es un tema complejo desde el momento en que saca a la luz información que es una información muy compleja. Pero él mismo como persona no es nada complicado. De hecho, siempre ha intentado quedarse fuera de la foto, y repite sin cesar: “este asunto no es sobre mí, sino sobre la información que estoy proporcionando”. Hizo un tremendo esfuerzo en encontrar a los periodistas adecuados y les dejó claro que ellos eran los que tenían que ser los responsables de hacer llegar esa información de forma correcta a la gente. Esa fue su esperanza.

Snowden nunca quiso ser el centro de atención, pero lamentablemente los medios de comunicación han puesto todos los focos sobre él. Además, no es precisamente un personaje atractivo o emocionante, es todo lo contrario, es un tipo soso. Un experto informático al que he visto nueve veces a lo largo de dos años, así que puedo decir que le conozco bastante bien y puedo asegurar que está siendo muy duro para él.

Cuando hizo la filtración fue muy criticado y ahora, con la película, nos critican porque dicen que hemos creado un héroe sin mácula. La realidad es que no yo veo defectos en su personalidad. Suprimió su emotividad y al final de la película se ve cómo se derrumba, porque tuvo que hacer el tremendo esfuerzo de no poder contar nada a su novia para protegerla. En la película mostramos su epilepsia que bien podría ser debida a una crisis emocional. Pero el espectador tiene que decidir por sí mismo. La realidad es que Snowden ha sido el mayor filtrador de la historia, es cierto que la información que liberó casi nadie la puede entender y ahí reside su complejidad. Pero él mismo no es un espectáculo, es un hombre que vive detrás de su ordenador, no socializa, no persigue a las mujeres, tiene a su novia y ya. Podrías echar de menos una cierta locura, pero no está ahí. Esa es la verdad.

La película propone un patriotismo distinto del de Hollywood o del propio estado americano. ¿Es una constante en su cine o se limita a esta película?

Ese patriotismo se ha convertido en el tema en sí mismo, y no porque yo lo haya rebuscado, sino porque está ahí. Desde joven yo he detestado a los matones, y siempre he admirado a aquellas personas que defendían sus principios ellos solos. De eso iba mi película Nacido el Cuatro de Julio en 1989. Era la historia de un hombre joven – interpretado por Tom Cruise- que se sentía avergonzado por lo que había visto en Vietnam… he hecho muchas películas dramatizando a personajes reales, incluso algunos que no me gustan nada como George Bush. Mi propósito final es meterme en la piel de otras personas y sentir su historia y eso es lo que he hecho con Snowden.

En su país ¿le consideran un patriota?

Creo que hay mucha gente confundida y que dice estupideces. Estuve en Vietnam y amo a mi país, de la misma manera que quieres a tu madre y a veces te peleas con ella. Hay que tener en cuenta que ahora mismo Estados Unidos ha construido un estado secreto de espaldas y sin control por parte de los ciudadanos. Han violado la ley aquí y allá, sin que haya pasado nada. Esto es lo que plantea Snowden. Hay que criticar al gobierno de tu país cuando se está equivocando. Es lo que muchos héroes reales de mis películas han hecho. Si no tenemos el derecho a disentir con energía dejaríamos de ser una república, que es lo que yo creo que es mi país. Por cierto que mi película ha sido mucho más criticada en Estados Unidos por la prensa y yo creo que es porque tiene un enfoque muy claro y ellos querían ver salidas.

Pero ha ido bien en taquilla en USA y además conecta con una generación joven, ¿no?

Es un tema muy duro, hemos intentado hacerlo lo mejor que hemos podido. La película ha recibido críticas feroces en USA, pero todavía esperamos que mejore en taquilla. Ha ido mucho mejor en Europa, en Alemania he tenido las mejores críticas de mi carrera con Snowden. Los alemanes son más abiertos con este tema y espero lo mismo de España, que hay más amplitud de miras.

En España el 15M, equivalente a Occupy Wall Street, entró en las instituciones, pero no se ha cambiado el sistema, tampoco lo ha logrado Snowden, por tanto, la pregunta es ¿se pueden cambiar las cosas? ¿Hay esperanza?

OS: Lo que puedo decir es que la película me da esperanza a mí, porque significa que hay buena gente cuidando de otra gente. Hay humanidad. Es verdad que la represión del estado es muy fuerte, pero las posibilidades de la tecnolgía es increíble, podemos protestar, podemos votar, pero es verdad que es difícil saber la verdad pero tenemos que intentarlo. Si no lo hacemos, si aceptamos las condiciones, es una forma de corrupción también.

Usted que lleva toda la vida luchando a través del cine, ¿de dónde saca esa energía, película tras película?

OS: La energía es un don de mi madre y mi padre. Supongo que como odio las mentiras. Por ejemplo, mis padres se divorciaron y un montón de verdades salieron a la luz en ese momento. Yo pensaba que su matrimonio iba bien y no. Entonces era pequeño y fue un shock para mí. Y eso me ha segudio pasando conforme he ido creciendo y haciéndome mayor. Por eso me gusta la gente que dice la verdad, la gente que es honesta. Pero hay un montón de mentirosos y el gobierno es uno de ellos, más bien, los gobiernos, porque todas las administraciones han mentido. Así que no me considero un cínico, soy escéptico con las afirmaciones del gobierno.

Supongo que Snowden será sincero con usted, ¿qué le ha parecido la película? ¿Se lo ha dicho? ¿Ha sido sincero?

OS: Snowden sigue siendo el mismo que hace unos años. Su personaje no ha cambiado. Nos ha ayudado mucho y nos ha corregido algunos puntos técnicos porque estamos hablando de material secreto, muy delicado. Ha sido muy complicado. Y él me ha mostrado su satisfacción con la película. Para él es la película lo más cercana a la realidad que podría ser.

 La película muestra como la tecnología puede ser buena o mala depende de quién la use, ¿cómo es su relación con la tecnología?

OS: No soy experto en ello, pero Internet es una buena idea para la gente en el mundo, ha permitido comunicarse; pero también puede ser un núcleo de corrupción, puesto que tiene un origen militar. Esos usos militares no solo pueden ser espiar a la gente, sino que me refiero a la guerra. Meter virus en otros países para hundiros. Eso es un nivel muy peligroso. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?