Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 17 de Julio de 2019

Otras localidades

Así nació Harry Potter

"Animales fantásticos y como encontrarlos" es un spin-off de la saga Harry Potter. Rowling, la autora, escribió el libro en el que se basa la película en 2001. Por eso nos ha parecido un buen motivo dedicarle el capítulo de nuestra enciclopedia de esta semana a esta señora: J.K. Rowling, la escritora de los libros de Harry Potter.

Cuando J. K Rowling escribió las primeras frases de “Harry Potter y la piedra filosofal” no sabía siquiera si lo llegaría a publicar algún día y mucho menos que Harry Potter se convertiría en todo un fenómeno de ventas.

Actualmente, J.K. Rowling vende libros en todo el mundo, su obra se ha traducido a 63 idiomas y dicen que cada 30 segundos alguien en el mundo empieza a leer alguno de los libros de Harry Potter. Su vida ha cambiado por completo. Actualmente es una de las escritoras más famosas del mundo y es multimillonaria. Según la revista Forbes, una de las diez mujeres más ricas de Gran Bretaña y la primera persona de la historia que ha ganado más de mil millones de dólares escribiendo.

J. K Rowling nació hace 51 años cerca de Bristol, al sur de Inglaterra. Su nombre completo es Joanne Rowling pero todos la llaman Jo. La K la añadió porque su editorial pensó que necesitaba una segunda inicial para tener un nombre más atractivo y ella eligió el nombre de su abuela que se llamaba Kathleen.

Estudió filología francesa y clásica en la universidad y se fue a vivir a Londres, donde trabajó como investigadora y secretaria de Amnistía Internacional. Jo solía ir a visitar a sus padres en tren y en uno esos viajes nació Harry Potter.

Por entonces Jo consiguió trabajo como profesora de inglés en Oporto. Allí conoció a su primer marido, un periodista portugués con el que no acabó muy bien. Tuvieron una hija, pero se divorciaron en poco más de un año.

Rowling finalmente se fue a vivir a Edimburgo, al lado de su hermana. Fue una mala época. Por aquel entonces no conseguía encontrar trabajo y además tenía un bebe que mantener.

Vivía con una pensión de 70 libras que sólo le daba para un apartamento de una única habitación. J. K. Rowling dedicaba todo su tiempo a su hija y a su novela. La niña sólo se dormía en el carrito, así que su madre la llevaba de paseo y en cuanto se dormía se metía en un café y seguía escribiendo sobre ese aprendiz de mago en el que ella había puesto tantas esperanzas. Consiguió un agente literario y empezó a enviar su manuscrito a todas las editoriales de Inglaterra pero tardó mucho en lograr que se lo compraran. Al final una editorial pequeña le dio 2.500 libras. Acababa de publicar “Harry Potter y la piedra filosofal”. En la primera edición solo se imprimieron 1000 ejemplares y 500 de ellos fueron regalados a bibliotecas. Obviamente Rowling todavía no podía mantenerse de las ventas de su libro y volvió a trabajar como profesora.

En esos días en los que daba clase escribió el segundo libro de la saga, “Harry Potter y la cámara secreta” y poco después una editorial americana se interesó por los dos libros. Y entonces sí, entonces firmó un buen contrato y a partir de ese momento pudo dedicarse solo a ser escritora.

Los cursos en Hogwarts se sucedían. En 1999, publicó “Harry Potter y el prisionero de Azkaban” y fue la primera vez que tres libros de un mismo autor se mantenían en los tres primeros puestos de la lista de best sellers del New York Times.

J.K. Rowling se hizo famosa en todo el mundo. Vendió los derechos de sus libros para que Harry Potter llegara a los cines y se convirtió en una de las escritoras más populares y más ricas del planeta. En 2001 se estrenó la película Harry Potter y la piedra filosofal, dirigida por Chris Columbus. Era solo la primera de la serie porque la Warner, que había comprado los derechos, estaba decidida a convertirla en una saga rompetaquillas.

Harry Potter cambió por completo la vida de J. K. Rowling que desde entonces se ha vuelto a casar y ha tenido otros dos hijos. Ahora es dueña de varias casas, entre ellas una mansión en Londres y otra en Escocia. Hace unos meses se editó “Harry Potter y el legado maldito” que puede ser considerada la octava entrega de la saga. Sí, el mago de la cicatriz en la frente aparece, aunque ya no es el protagonista principal sino que este papel recae en uno de sus hijos. Tampoco es una novela sino el texto de una obra de teatro estrenada en Inglaterra en julio de este año. Además, Rowling ha escrito otros seis libros secundarios que también giran en torno al mundo de Harry Potter, todos ellos con carácter benéfico, ya que ha donado los beneficios a distintas entidades

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?