Martes, 11 de Agosto de 2020

Otras localidades

LA OPINIÓN DE PEPA BUENO

Campo minado

La preocupación por Italia la compensa esta mañana el alivio austriaco. Alexander Van der Bellen, progresista, independiente y ecologista, será presidente del país

El referéndum constitucional de Italia se ha llevado por delante, de momento, a Matteo Renzi, tras perder la consulta por un espectacular 59-40.

Hoy presentará su dimisión y está por ver qué decisión toma el Presidente de la Republica, Sergio Matarella, sobre el futuro inmediato del país. Si opta por una solución provisional hasta las nuevas elecciones, el país tendría su cuarto primer ministro no elegido cabeza de cartel en las urnas tras Mario Monti, Enrico Letta y el propio Renzi. Italia vuelve a la senda de la inestabilidad política. Y los nervios se han dejado sentir esta noche ya en los mercados asiáticos. El euro ha llegado a cotizar a un dólar.

Cuatro referéndums, cuatro, bien diferentes, lo han perdido en un año quienes lo habían convocado: El brexit en el Reino Unido, el acuerdo de paz en Colombia, el de Hungría sobre los refugiados y ahora Italia. Si alguna vez fue cierto aquello de que los gobiernos convocan referéndums para ganarlos, eso ha cambiado radicalmente.

Es pronto para saber las repercusiones que tendrá sobre la precaria estabilidad Europea este nuevo aldabonazo contra un gobernante y una economía, la tercera de la zona euro, afectada por eternos males estructurales y por la misma medicina austericida que todas en los últimos años.

La preocupación por Italia solo la compensa esta mañana el alivio austriaco. Alexander Van der Bellen, progresista, independiente y ecologista, será presidente del país. El voto de las mujeres y el voto urbano han frenado a la extrema derecha. Aunque Norbert Hofer, el candidato xenófobo y euroescéptico, ha conseguido un nada despreciable 46 por ciento de los votos.

Y un detalle, a Hofer le ha hecho frente un candidato atípico, alguien ajeno a los partidos tradicionales. Es difícil saber si su triunfo sirve de cordón sanitario para la extrema derecha en otros países, como Alemania o como Francia, que tienen elecciones el año que viene.

Europa camina sobre un campo minado, pero tanto Italia como Austria dejan un mensaje añadido, la altísima participación para los estándares europeos en las dos citas con las urnas de ayer. Es la mejor noticia, desde luego, que los ciudadanos recuperen la fe en que su voto sirve para algo.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?