Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 17 de Octubre de 2019

Otras localidades

Los españoles del campo de exterminio nazi de Mauthausen

En la víspera del Día Internacional de Conmemoración anual en honor a las víctimas del Holocausto, recordamos con el historiador Benito Bermejo a los españoles recluidos en el campo austríaco de Mauthausen

El 27 de enero es el Día Internacional de Conmemoración anual en honor a las víctimas del Holocausto porque es el aniversario de la liberación del campo de exterminio de Auschwitz. En otro campo de concentración, Mauthausen (Austria), murieron casi 5.000 españoles. Algunos de los que sobrevivieron compusieron y cantaron canciones: las escribía Ricardo Garriga, preso número 5972; las cantaba Juan Vilató, que tenía el número 3829. Nos ha hablado del campo y de ellos el historiador Benito Bermejo autor del libro 'Francisco Boix, el fotógrafo de Mauthausen'.

En total, cerca de 9.000 españoles estuvieron recluidos en campos de concentración. El 6 de agosto de 1940 llegaron a Mauthausen, procedentes de un campo de prisioneros de guerra, unos 300 españoles. Fueron los primeros en poner el pie en el campo, y también los primeros en perder la ventajosa condición de 'prisioneros de guerra': estaban destinados a "desaparecer al cabo de pocos meses". En Mauthausen, explica Bermejo, de algo más de 7.000 españoles que llegaron, sobrevivieron apenas 2.000: "Se dice tan claro como que dos tercios de los españoles que llegaron a Mauthausen fallecieron en el plazo de unos dos meses después de su llegada".

Estos españoles fueron en cierta medida testigos directos del comienzo del Holocausto. En el momento en que llegaron, todavía predominaban en el campo los presos por delitos comunes, polacos, o de otras nacionalidades. Aún no había aún un número importante de judíos: éstos llegaron más tarde provenientes de Holanda. Y aunque la situación era dura en Mauthausen para estos españoles, el historiador afirma que "van a ver que aquellos judíos que llegaban desde Ámsterdam estaban destinados a perecer al cabo de pocas horas".

Ignorados por el Régimen

Los presos españoles de Mauthausen estaban desprotegidos y eran prácticamente apátridas, ya que el Gobierno español había ignorado las diversas notificaciones de la embajada alemana. Sostiene Bermejo que "ya en el mes de agosto de 1940 el Ministerio de Asuntos Exteriores de Madrid había recibido notificación de la Embajada alemana de que se les iba a enviar a Alemania salvo que las autoridades españolas tuvieran algo que decir, y ante tres consultas por parte de las autoridades alemanas, hubo un silencio total por parte del Ministerio". Entre esas personas había incluso menores: el español más joven de Mauthausen tenía 14 años.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?