Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 18 de Julio de 2019

Otras localidades

Cárcel por reconstruir un pueblo abandonado

Una decena de okupas está intentando revitalizar un pueblo abandonado durante 40 años con la oposición frontal de la Junta de Castilla-La Mancha

Los jóvenes del Colectivo Fraguas en plena reconstrucción de una de las casas. /

El que llegue a los terrenos que un día fueron la localidad de Fraguas, deberá imaginar un pueblo próspero de la sierra de Guadalajara en un terreno que hoy ocupan zarzas, olmos silvestres y piedras derruidas. Sin embargo, un grupo de jóvenes de entre 19 y 30 años llevan cuatro años intentando levantar esos recuerdos para convertir Fraguas en su proyecto social comunitario. Se han echado al monte detrás del sueño de que se puede prosperar al margen de la sociedad de consumo, pero eso tiene  unas consecuencias inesperadas para ellos.

El Colectivo Fraguas comenzó la repoblación del municipio hace unos cuatro años. Por el momento han reconstruido un par de casas, han canalizado el arroyo para el abastecimiento de agua, tienen cultivos y una instalación de placas solares para el suministro eléctrico. Sus vías de financiación son simples: la venta de productos manufacturados que ellos elaboran y su propia mano de obra en labores agrarias.

La factura de lo que de facto es la ocupación de un territorio que está declarado como parque natural se traduce en la petición, por parte de la Junta de Castilla-La Mancha, de cuatro años de cárcel para seis de los jóvenes: dos por delitos contra la ordenación del territorio, dos y cuatro meses por daños y una multa de 600 euros a cada uno por usurpación de monte público.

El antes y el después de una de las casas de Fraguas. / Colectivo Fraguas

"Es paradigmático que nos denuncien por daños al medio ambiente cuando lo que intentamos hacer es un proyecto de convivencia sostenible con al naturaleza", argumenta Issac Alcázar, licenciado en Ciencias Químicas y uno de los repobladores del Colectivo Fraguas. Muchos de estos chicos tienen carreras universitarias, otros están en proceso de terminarlas, pero creen que la vuelta al mundo rural les hará más felices que la entrada en el ciclo laboral de las ciudades. "Nuestra intención no es la de la confrontación con la Junta, es que entiendan esto como un proyecto de repoblación positivo y colaborar, ofrecer alternativas y ayudarnos mutuamente", dice Jaime Merino, estudiante de Sociología y otro de los pobladores de Fraguas.

El éxodo de Fraguas

Militares del Grupo de Operaciones Especiales durante las maniobras en Fraguas. / Colectivo Fraguas

Y, ¿por qué se quedó Fraguas vacío? Hace 40 años, lo que entonces era Patrimonio Forestal (ICONA), empezó una campaña para desposeer a los habitantes de Fraguas de las tierras en las que desempeñaban sus tareas agrícolas y ganaderas. Aquello, unido al éxodo rural de franquismo tardío, dio lugar a que el pueblo desapareciera. Después de eso los miembros del Grupo de Operaciones Especiales del Ejército desarrolló allí sus prácticas de combate antes de la guerra de Bosnia y esas maniobras terminaron por derruir lo que quedaba en pie de la antigua Fraguas. Un pueblo que tuvo niños, escuela, iglesia y tierras fértiles en las que cultivar.

Carta de Isidro Moreno, uno de los antiguos pobladores de Fraguas, a los nuevos habitantes. / Colectivo Fraguas

"Nos dieron tres millones de pesetas por todo el pueblo, hoy daría cien veces más porque volviera a ser lo que fue", dice Rafael Heras uno de las personas que allí vivieron hasta el año 68, cuando Fraguas quedó despoblado. Rafael, junto al resto de antiguos pobladores de este municipio de Guadalajara, se han convertido en un inesperado punto de apoyo de los nuevos habitantes de Fraguas. "Me da mucha pena que se les criminalice así, ni que hubieran cometido un asesinato", sentencia Rafael, que asegura que tanto él como el resto de ex habitantes del pueblo cuando volvieron y se encontraron a estos jóvenes se alegraron mucho de que alguien quisiera volver a darle vida al lugar. No son los únicos, se ha abierto una plataforma de firmas para apoyarles y los habitantes de los pueblos cercanos se acercan a ofrecerles ayuda y utensilios útiles.

Bru Rovira ha estado en Fraguas con los nuevos y los viejos habitantes del lugar hablando con ellos de lo que fue Fraguas, lo que es, y lo que puede pasar en el futuro.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?