Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 20 de Agosto de 2019

Otras localidades

Vacaciones

Este año no me pillará el toro, así lo he hablado con Pedro, y hemos comenzado con muchísima antelación a planificar nuestras vacaciones

Este año no me pillará el toro, así lo he hablado con Pedro, y hemos comenzado con muchísima antelación a planificar nuestras vacaciones. Los primeros días nos sentimos muy responsables, muy adultos, como si por fin comenzáramos a organizar nuestros días y nuestras volátiles cabezas, pero pasaba el tiempo y solo hablábamos de qué haríamos. Ni siquiera nos poníamos de acuerdo respecto al destino.

Llegaron luego las peleas por los días, los conflictos por el hotel, el desacuerdo por si el coche era relevante o no. El entusiasmo bajó varios puntos, y esta semana la situación se encuentra prácticamente congelada. Estos conflictos menores nos agotan.

Lo que a mí me angustia es, sobre todo, el imaginarme en tres meses en un lugar concreto, con un plan cerrado. ¿Querré subir a esa montaña? ¿Me valdrá esa ropa? ¿Seguiré con Pedro? ¿Qué ocurrirá si este verano nuestra relación, larga, profunda, bonita, pero siempre al rojo vivo, estalla por una chispa ajena, o se apaga, hartos de discutir por la media pensión? Mi único poder sobre el mañana es decidirlo en su momento. ¿Cómo puedo saber quién seré en tres meses?

A él también le inquieta, pero creo que sus causas son menos profundas que las mías, y que se reducen a la pereza organizativa, y sobre todo a que él preferiría cambiar el coche en lugar de gastar el dinero en las vacaciones. Sería más sencillo, en lo concreto siempre estamos de acuerdo. Modelo, color, coche, zum. Pero vivir así, con todo cerrado, con esa presión... con esas espeluzantes vacaciones al acecho...

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?