Hora 14 Fin de SemanaHora 14 Fin de Semana
Actualidad
Espacio exterior

El “suicidio” de una nave espacial

Cassini, una sonda de la NASA y la ESA que ha viajado hasta Saturno, termina una misión de 13 años lanzándose en picado sobre este planeta y quemándose al atravesar su atmósfera. Pero antes ha realizado descubrimientos muy importantes.

La nave espacial no tripulada Cassini se aproxima a la atmósfera de Saturno tras estudiar sus famosos anillos. / NASA (REUTERS)

Madrid

Tras casi 13 años orbitando Saturno, la sonda internacional Cassini-Huygens está a punto de realizar su última maniobra: el próximo 15 de Septiembre la nave ejecutará un espectacular descenso en picado hacia la atmósfera del planeta y éste será su “gran” final, porque se desintegrará.

Pero durante los últimos meses, Cassini ha ido atravesando los anillos y la alta atmósfera de Saturno y ha recopilado datos sin precedentes para responder a cuestiones fundamentales sobre el origen de este planeta y su famoso anillo.

Titán

En 1997, la nave Cassini-Huygens comenzó un viaje de siete años a través del Sistema Solar, llegando a Saturno en julio del 2004. Algunos meses después, el orbitador Cassini liberó la sonda Huygens de la ESA, que aterrizó en Titán el 14 de enero de 2005: era la primera vez que se aterrizaba en el Sistema Solar exterior.

Al combinar los datos recogidos por Huygens sobre el terreno y las observaciones realizadas por Cassini durante sus sobrevuelos de Titán, la misión reveló la morfología de su superficie y su estructura interna, que podría incluir un océano de agua líquida.

Encélado

Otro de los hitos de Cassini fue la detección de una columna de vapor de agua y materia orgánica que expulsaban al espacio una serie de fracturas calientes cerca del polo sur de la luna helada de Saturno, Encélado. Estos chorros salinos indican la presencia de un mar subterráneo de agua líquida pocos kilómetros bajo la superficie helada de esta luna, como confirmaron las mediciones de gravedad y rotación.

"Nos dimos cuenta con la misión de Cassini que Encélado está cubierto de hielo. En el polo sur hay grietas en el hielo, de esas grietas surgen géiseres que expulsan chorros de material. Cassini voló a través de esas emanaciones en 2008 y detectó agua salada, amoníaco, silicatos e hidrocarburos, lo que haría factible la posibilidad de vida", explica Sheila Kanani, una de las investigadoras que trabaja en esta histórica misión.

Después de más de una década de revolucionarios descubrimientos, Cassini ahora se acerca a su final. El próximo viernes, esta nave no tripulada se desintegrará, cumpliendo así los requisitos de protección planetaria para evitar la posible contaminación de las lunas saturnianas, porque éstas podrían albergar condiciones aptas para la vida.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad