Hora 14 Fin de SemanaHora 14 Fin de Semana
Actualidad
Precariedad laboral

Las consecuencias psicológicas de la precariedad laboral

La incertidumbre y la falta de identidad laboral provocan en los trabajadores sin empleo estable o precario mayores efectos psicológicos que los que padecen los parados

Parados haciendo cola para entrar en una oficina de empleo (EFE)

El viernes se hicieron públicos los datos del paro registrado en el mes de enero. La cifra no es buena, el número de desempleados aumenta hasta casi los 3 millones y medio de personas. Pero además, entre los contratos registrados, el 90% son temporales, de ellos casi un tercio a tiempo parcial. Una precariedad laboral que preocupa a los sindicatos, que ya han pedido un plan integral para luchar contra ella, pero que además tiene consecuencias psicológicas para los trabajadores.

Reportaje | Las consecuencias psicológicas de la precariedad

01:22

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/001RD010000004899656/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Las personas con trabajos temporales, los trabajadores precarios, pueden llegar a mostrar un peor nivel de salud mental que las personas en paro. Es uno de los resultados de un estudio desarrollado en 2010 por el profesor emérito de psicología de la Universidad Autónoma de Barcelona Josep María Blanch. La incertidumbre y la falta de identidad laboral explican lo que para el propio Blanch fue una conclusión sorprendente. “La situación de desempleo es una situación en la que la persona ha tocado fondo y es una situación de certidumbre. Peor imposible. Solo cabe esperar. Mientras que la situación de los contratados temporales precarios es la de que estoy mal y todavía puedo estar peor” explica Blanch.

Más información

Esa falta de certidumbre provoca en los trabajadores sin empleo estable o precario diversos efectos psicológicos, relata el profesor emérito, “de inseguridad, de ansiedad, de depresión, de pesimismo ante el futuro, de autoestima por los suelos...”. Y les obliga a pensar solo en el presente, sin poder planificar su futuro: “si te casas, si montas una familia, si te compras un coche, si contratas una hipoteca… Digamos esta especie base mínima para poder planificar la vida que es una función psicológica superior y decisiva para que las personas se sientan bien” recuerda.

Una situación, según Blanc, creciente, que cada día abarca a más gente, incluso con empleo indefinido. Porque la precariedad, explica el profesor, tiene algo de fatalidad psicológica que puede ir más allá que el propio desempleo.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00