Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 24 de Enero de 2020

Otras localidades

El traductor por el que Iturralde y Rafa Guerrero volvieron 'sin ropa' de Tbilisi

La divertida anécdota con la que 'Itu' y Guerrero evitaron un conflicto entre Georgia y el estamento arbitral

Eduardo Iturralde ha vuelto a pasar por El Larguero, en este caso acompañado de Rafa Guerrero, su asistente durante muchos años. Iturralde y Guerrero han contado una anécdota acontecida en un viaje para arbitrar un Georgia - Italia de clasificación para un Mundial, en Tbilisi.

“Nuestra llegada a Tbilisi ya fue terrible. Cuando nos recibe un señor con un traje de hace muchos años, unos zapatos que se le veía casi un dedo… y hablaba 10 idiomas”, asegura Rafa Guerrero.

“Nos enteramos que habían secuestrado a dos españoles en los días previos, a dos de Valladolid. Ya salimos, nos enseñan la ciudad y vamos al mitin. Primeros problemas, porque la selección italiana se había quejado de que no había cables para las videoconsolas, porque allí los enchufes son diferentes. Les hicieron ir a Rusia a por 25 cargadores (…) Además, había un jugador en el Milan que se llamaba Kaladze, habían secuestrado al hermano también. Es más, amenazaban con no jugar el partido si no le liberaban”, continúa Iturralde.

“El día anterior a nuestro partido se había jugado un encuentro sub 21 y había arbitrado un colegiado portugués. Vamos a la cena oficial y nos juntamos los dos tríos. En esto que empieza a hablar el portugués y lo primero que dice es ‘espero que la próxima vez que vuelva a Georgia estéis mejor porque la comida que nos habéis dado es una comida pobre’. Estaba allí el alcalde y todas las autoridades. Yo decía ‘madre mía de aquí no salimos’. El speech del portugués fue glorioso”, asegura Iturralde entre risas.

“Rafa escribe poesía y muy bien. Le meto a la habitación al día siguiente y le digo ‘para la próxima cena tienes que arreglar esto, escribe esto y que te lo traduzca este’ (el traductor que hablaba 10 idiomas). Le ves al alcalde llorando, le tocó la fibra, la publicaron en el periódico del día siguiente. El pobre hombre (el traductor) vino a vernos con la chaqueta hecha polvo, sin corbata, con los zapatos de aquella manera. Le digo espera un momento, vente a mi habitación. Tuvimos que dejarle una camisa, una corbata, el traje de la federación... Volvimos sin nada, no trajimos a España nada nuestro”, concluyen.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?