, 12 de de 2020

Otras localidades

In Pod We Cast

Lo que Trump no quiere ver alrededor del muro

Desde que anunció su candidatura a la presidencia de los Estados Unidos, Donald Trump no ha dejado de hablar del muro en la frontera con México. Se ha convertido en una obsesión para la que le está costando conseguir apoyo en el Congreso. Más allá de su discurso, la sombra del muro condiciona el día a día de los que viven a uno y otro lado de la frontera.

Botella de agua colocada en el desierto por la organización Ángeles de la Frontera

Botella de agua colocada en el desierto por la organización Ángeles de la Frontera / Marta del Vado

Decenas de jornaleros esperan a diario en la esquina del aparcamiento de una gran superficie comercial a que les salga trabajo. Se concentran ahí, al sur de San Diego, California, a la espera de que alguien les ofrezca alguna tarea: una mudanza, pintar la casa, cortar el césped, arreglar el tendido eléctrico.

Jorge llegó hace 32 años a Estados Unidos y lleva 18 yendo al aparcamiento cruzando los dedos porque le salga trabajo y pueda volver a casa con el salario del día. La mayoría de jornaleros no tiene papeles y temen que en cualquier momento llegue “la migra”, como llaman a los agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas y les detengan. A Jorge le pasó hace siete meses, a tres cuadras de su casa. Le pararon, según él, “por mexicano” y le deportaron. Era la cuarta vez que lo hacían. Y la quinta que cruzaba el muro para volver a Estados Unidos.

Aspecto del muro con México en la zona de San Diego / Marta del Vado

San Diego es la ciudad con más detenciones de inmigrantes sin antecedentes penales de todo el país. Las redadas se han disparado en los últimos meses y los agentes de migración consideran criminales a los indocumentados. Víctor Torres, candidato a juez federal y portavoz de la Asociación Abogados La Raza, asegura que los inmigrantes sin papeles que son arrestados después de haber sido deportados con anterioridad se enfrentan a décadas de cárcel.

Para evitar que la gente siga cruzando ilegalmente Donald Trump pretende construir un muro de unos 10 metros de alto, que se suma al que ya existe en prácticamente la mitad de los 3,500 kilómetros de frontera. Los expertos aseguran que ni siquiera eso va evitar que la gente siga cruzando, el muro lleva en pie desde los 90 y hasta ahora no lo ha evitado. Los migrantes cruzan por túneles, por la bahía de San Diego en días de niebla o por el desierto.

Aspecto del muro desde el lado de Tijuana / Marta del Vado

La organización Ángeles de la Frontera lleva décadas caminando durante horas por las montañas desérticas de la frontera dejando garrafas de agua a los migrantes. En este programa, les acompañamos también y les contamos cómo vive, y cómo teme, el indocumentado en la frontera.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?